Presencia de la Universidad Autónoma Metropolitana - Voces de la UAM | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube
Presencia de la Universidad Autónoma Metropolitana | La Crónica de Hoy

Presencia de la Universidad Autónoma Metropolitana

Voces de la UAM

* Eduardo Peñalosa Castro

 

Como Rector General de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) reconozco la enorme calidad de esta institución. Sin embargo, como ya he mencionado en otros foros, en los 43 años de vida de la UAM existe un deterioro en su presencia, vista como el impacto de su participación en las funciones de docencia, investigación y preservación de la cultura. Entiendo que este efecto, si bien es multicausado, puede tener un origen en la ausencia de motivación entre los especialistas de esta comunidad.

La UAM enrola a profesores-investigadores que acumulan una enorme experiencia y capacidad de análisis y crítica de la realidad y sus problemas. Esta figura es una fortaleza, y los estudiantes se benefician de expertos en una materia y que además están en contacto empírico o conceptual con objetos de conocimiento que son pertinentes. En la UAM abundan expertos en áreas tan diversas como las ciencias básicas, la antropología, la sustentabilidad, la biotecnología, por nombrar algunas. Fue creada en 1974 con la solución de los problemas nacionales como una de las consignas.

La creación de la UAM en 1974 obedeció en principio a la necesidad de cobertura educativa, pero también planteó un esquema institucional innovador. A partir de una visión renovada de este modelo fundacional, y pensando en la recuperación de la presencia es que proponemos trabajar.

La primera tarea será fortalecer la presencia de la UAM en la vida nacional, mediante el ejercicio pleno y democrático de sus funciones sustantivas y la difusión exhaustiva de su investigación. He propuesto crear un consorcio de universidades para crear un espacio que favorezca el análisis crítico de los problemas del país y la puesta en marcha de soluciones a los mismos, a partir de que las instituciones de educación superior participantes compartan su visión, experiencia y buenas prácticas. En primera instancia, propondremos esta idea a instituciones con compromiso como la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Iberoamericana, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey y el Centro de Investigación y Docencias Económicas, entre otros.

También realizaremos un Foro Interunidades con el objetivo de identificar las fortalezas y debilidades de cada sede académica, y en él participarán de manera integrada los tres sectores que conforman la Universidad: alumnos, personal académico y trabajadores administrativos. Los resultados de este foro serán insumos de evidencia y guía del trabajo para la Universidad.

En lo que se refiere al presupuesto, procuraremos un acercamiento permanente con instancias como las secretarías de Hacienda y de Educación Pública, con el propósito de diseñar estrategias que posibiliten la obtención de fondos multianuales. Somos conscientes de que el Estado debe proveer recursos a la Universidad, pero también sabemmos que es conveniente que existan ingresos derivados de los servicios que puede prestar, ya que existe un marco legal que avala esta posibilidad, tanto en la Ley Orgánica de la Universidad como en la Ley de Ciencia y Tecnología.

En México existen más de 27,000 investigadores en el SNI y no hay indicadores comparables en innovación, a juzgar por patentes o empresas universitarias creadas, lo cual hace pensar que los investigadores podrían crear más productos derivados del conocimiento y con esto mejorar la diversificación de ingresos, dado que se cuenta con los especialistas y las instituciones que requieren la transferencia de este conocimiento.

En consonancia con lo anterior, en esta gestión se impulsará la creación y aprobación de un Reglamento de transparencia y rendición de cuentas para el acceso a la información, respecto del uso de los recursos de la Universidad.

Además es ineludible iniciar el proceso de actualización de los reglamentos que rigen el trabajo académico, tanto de evaluación, como de ingreso y permanencia, esto implica la reformulación del Tabulador, al tiempo que se diseñen rutas para la carrera académica. Asimismo, será necesario contar con un programa de retiro digno para nuestros profesores.

La apuesta es trabajar en una Universidad integrada, con autonomía en los aspectos que articulan cada una de sus unidades, transparente en sus acciones, con la activa participación de los sectores que la integran, de los órganos personales y colegiados y de expertos externos; que logre mejorar la cobertura, actualizar la oferta docente y la investigación, así comoimpulsar la preservación, difusión de la cultura y la vinculación, permitirá emprender una gestión óptima que fortalecerá la presencia de la Universidad en el país y en el extranjero. Es necesario considerar la educación como una función sustancial para la sociedad; y la integración, el diálogo y la búsqueda de consensos con sus sectores, como la manera idónea para encauzar a un grupo integrado por más de 50, 000 miembros hacia la conformación de una comunidad que contribuya a la recomposición del tejido social de nuestra nación.

La Rectoría que asumo estará orientada a la comunidad, centrada en la resolución de problemas y en la construcción de su presencia a partir de logros en el trabajo colegiado con actores internos y externos, en la gestión y en la creación de reformas reglamentarias para identificar y aplicar mecanismos novedosos que favorezcan la formación integral de los alumnos, la generación de conocimiento interdisciplinario, pertinente y orientado hacia la consolidación de la UAM como un polo de desarrollo científico, tecnológico, humanístico y cultural.

En esta gestión realizaréun esfuerzo particular por generar un ambiente incluyente y transparente, que privilegie la calidad en la realización de las tareas sustantivas de la Universidad. El liderazgo será ejercido con un enfoque de comunicación de abajo hacia arriba, a partir de una clara, precisa y cotidiana rendición de cuentas ycon el diálogo como fundamento del trabajo.

La experiencia y calidad acumulada a lo largo de 43 años por el capital humanoque conforma a la UAM, será la base que asegurará el éxito de las iniciativas que emprenderemos y en las que confío contaré con la entusiasta participación,capacidad ycompromiso de los miembros de esta comunidad. Todo lo anterior en un entorno de trabajo colaborativo, y donde prive el diálogo, que son valores de esta importante universidad.

Imprimir

Comentarios