EPN y Trump frente a frente - Cecilia Téllez Cortés | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 05 de Julio, 2017
EPN y Trump frente a frente | La Crónica de Hoy

EPN y Trump frente a frente

Cecilia Téllez Cortés

Casi medio año después de mantener una relación bilateral vía telefónica, y en alguna ocasión vía Twitter, el presidente Enrique Peña Nieto se encontrará frente a frente con su homólogo estadunidense Donald Trump en territorio alemán.

Han pasado casi once meses desde que lo recibiera en Los Pinos cuando el estadunidense aún andaba en campaña en pos de la presidencia de Estados Unidos.

En ese agosto del 2016, la llegada de Trump a nuestro país acarreó una ola de críticas al Jefe del Ejecutivo y señaladamente al entonces secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, quien concertó dicho encuentro, y quien al poco tiempo fue relevado de su cargo para regresar poco después como canciller.

Sobre la decisión de invitar a Trump a nuestro país, el presidente Peña Nieto admitió que si bien fue una decisión apresurada fue la correcta en el ánimo de mantener una relación cordial con el vecino del norte toda vez que México es socio comercial del mismo y existe una amplia agenda bilateral.

De cara a la Cumbre de líderes del G-20, en Hamburgo, ambos mandatarios concretarán por fin ese anunciado encuentro que tendría lugar el pasado mes de enero, pero el cual fue cancelado por el propio presidente Peña Nieto –vía Twitter-, ante las declaraciones de Trump sobre el muro fronterizo y la insistencia en que México debe pagar por su edificación.

En el gobierno federal creen que es oportuno este encuentro. De hecho creen que es casi necesario que ocurra como sucede en otras Cumbres en que los líderes se toman tiempo para reunirse con sus similares de otros países a fin de dar una revisada rápida a las agendas que comparten.

Si bien la cancillería ha dicho que la agenda se trabaja, se prevén como temas ineludibles el comercio, sobre todo en vísperas de que en agosto entren en vigor las pláticas entre funcionarios de México, Estados Unidos y Canadá para modernizar y actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte que las tres naciones suscribieron hace más de 20 años.

De igual forma, en la agenda se podrá incluir el tema del muro fronterizo, la migración y el narcotráfico.

En el tema migratorio, es sabido que la política del presidente Trump contra indocumentados ha repercutido en la comunidad mexicana ya que, hasta ahora, más del 60 por ciento de los detenidos son connacionales. Y aunque la administración Trump afirma que solamente captura a puros delincuentes, hay decenas de casos de personas que no han cometido delitos, pero son deportados o están en vías de hacerlo.

Previo a su viaje a Alemania, el mandatario recibió en Los Pinos a John Kelly, secretario de seguridad nacional de Estados Unidos, uno de los funcionarios más rudos respecto al tema migratorio y quien hace un par de semanas al participar en una Conferencia sobre Seguridad y Prosperidad en Centroamérica exhortó a los migrantes a que ya no viajen a Estados Unidos, porque “ya se acabaron los tiempos de las fronteras no vigiladas y de la aplicación laxa de la ley en materia fronteriza”.

De modo tal que solo nos queda esperar que durante el encuentro con el presidente Peña Nieto prevalezca un poco de cordura de parte del rijoso mandatario estadunidense o esperar a que como es sabido ventile los asuntos tratados con el mandatario mexicano y con otros con quienes se va a reunir vía Twitter.

Es deseable que ninguno de los Jefes de Estado tenga que llevar una máscara de luchador para defenderse de los exabruptos que pueda propinarles el empresario-presidente o que aquello no se vuelva una máscara contra cabellera. Veremos.

En la Cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno a celebrarse los días 7 y 8 de julio en Hamburgo se tratarán temas como el estado de la economía mundial, la reforma de la arquitectura financiera internacional, los avances y retos en materia de cambio climático, energía y los desafíos en materia de salud, así como desarrollo sostenible, cooperación con África, empoderamiento de las mujeres, y empleo y digitalización.

ENTRESIJOS. De cara a la próxima elección de quién ocupará el lugar del senador Pablo Escudero (PVEM) como presidente de la mesa directiva del Senado en el último año de la LXIII Legislatura -que arrancará el 1 de septiembre próximo-, los que toman la decisión en la Junta de Coordinación Política de esa instancia legislativa deberían recordar que hace 18 años no ha habido una mujer al frente de esa responsabilidad. Si bien los priistas deben analizar el tema directamente con su coordinador de grupo parlamentario, Emilio Gamboa Patrón, hay quienes ven como una fuerte aspirante y ya le levantan la mano a la senadora Ana Lilia Anzaldo quien regresó hace casi un mes al Senado luego de haber fungido como secretaria de Educación en el gobierno del Estado de México. Sería ideal elegir a una mujer porque ello iría acorde con hacer efectivo el principio de equidad de género.

 

@cecitellez

cetece@gmail.com

Imprimir

Comentarios