Leonora no tuvo tiempo de ser la musa de nadie: Gabriel Weisz | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 09 de Julio, 2017

Leonora no tuvo tiempo de ser la musa de nadie: Gabriel Weisz

Leonora no tuvo tiempo de ser la musa de nadie: Gabriel Weisz  | La Crónica de Hoy

Leonora Carrington no fue musa de nada porque se dedicó a revelarse contra su familia y la sociedad, aseguró su hijo Gabriel Weisz Carrington, al clausurar las actividades de la exposición “Leonora Carrington. 100 años de una artista”, en la Biblioteca de México de la Plaza de La Ciudadela, en esta Ciudad.

En el marco de la presentación de su ponencia “Leonora, la que no era musa”, el también escritor adelantó que para abril del 2018, el Museo de Arte Moderno (MAM) abrirá una exposición inédita con más 150 obras de la artista inglesa, que continuará los festejos por el centenario del natalicio de su madre.

Organizada por los museos del Palacio de Bellas Artes y de Arte Moderno, "será una magna exposición, con una gran cantidad de obra de Leonora y será una ocasión importante para celebrarla", dijo Weisz.

Mientras que su esposa Patricia Argomedo adelantó que son más de 150 obras que vendrán de diversas partes del mundo y que nunca han sido vistas en México.

Gabriel Weisz dejó claro que la Fundación a su cargo no posee obra de su madre y que únicamente se dedican a organizar exposiciones y otros eventos.

Por otra parte, rechazó que existan diferencias con su hermano Pablo por la organización de diferentes eventos en torno a la figura de su madre.

“Hay muchos eventos que están rodeando la figura de mi madre, no sólo es Pablo o yo, que organizan cosas y entonces cada quien tiene derecho a organizarse como quiera y busque”, señaló.

El también promotor e impulsor de la Fundación Leonora Carrington A.C. ofreció una charla donde habló de la figura de su madre y de cómo ésta nunca fue ni tuvo tiempo de ser la musa de ningún poeta, pintor o escultor.

“Leonora sabía bien que quería construirse como artista, es decir, la musa de sí misma”, dijo el también escritor.

Recordó que la historia de una musa pude contarse como si fuera una ciudad que está ahora para ser colonizada por el gran artista masculino, "esta propuesta de una mujer ideal le sirve al pintor, escultor, poeta y otros para confiar sus posibilidades creativas en esa mujer inventada".

Una musa es como un símbolo con poderes mágicos que puedan invocar la inspiración, la musa también se asocia a lo que una mentalidad masculina considera que debe ser el pasivo de una mujer en muchos otros contextos.

“Leonora descubre todo un terreno de experimentación en la rebeldía surrealista y encuentra eco en estas ideas, Leonora se torna en experimentadora de su propia experiencia, no le pide prestado a nadie.

“En ella ocurre una rebelión radical contra toda una cultura que exigía una conducta particular en las mujeres, asimismo, ella entiende repentinamente que todo lo aprendido en el arte y lo que debía ser según las convenciones de la época, ya no tenía validez”, dijo.

Indicó que, tanto en su pintura como en su literatura, Leonora abre la compuerta de un diluvio visionario que define al mundo por sus valores poéticos y no pragmáticos.

“Si la historia de todo un sistema político, económico y cultural se basa en las maniobras que usa para definir la realidad, el surrealismo atenta directamente contra todo ese sistema que todos padecemos en la actualidad”, consideró.

lrc

Imprimir