“Desinformados y con mala leche, atacan a programas sociales”: Eviel Pérez Magaña | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 10 de Julio, 2017

“Desinformados y con mala leche, atacan a programas sociales”: Eviel Pérez Magaña

“Desinformados y con mala leche, atacan a programas sociales”: Eviel Pérez Magaña | La Crónica de Hoy

Ante los señalamientos de falta de transparencia, uso electoral y deficiencia en la aplicación de los recursos, el subsecretario de Desarrollo Social y Humano, Eviel Pérez Magaña, reprocha: “Criticar o lastimar los programas sociales sin conocimiento de causa es un grave riesgo para muchas familias que están siendo beneficiadas y que hoy ven esto como su única oportunidad”.

En entrevista con Crónica, el funcionario de la Secretaría de Desarrollo Social consideró que en las observaciones que ha emitido la auditoría Superior de la Federación a programas como el de Seguro de Vida para Jefas de Familia, el de apoyo a migrantes o el de adultos mayores ha habido desconocimiento de lo realizado.

Y cuando se han detectado irregularidades, enfatizo Pérez Magaña, se han presentado las denuncia correspondientes.

“Sin duda tendremos todavía mucho por hacer, pero también hay una falta de conocimiento e información, desconocimiento que es producto de la desinformación, que muchas veces seguramente nosotros tenemos culpa, pero hay cosas muy interesantes, muchos avances importantísimos en los diferentes programas”, aseguró.

En la actual administración, refirió el funcionario, se han establecido mecanismos que dan eficiencia, transparencia y cercanía con la población, lo que ha permitido que, por ejemplo, el programa de adultos mayores (65 y Más), pasara de un padrón de beneficiarios de dos millones 800 mil al inicio del sexenio, a cinco millones 200 mil.

“Luego vamos en una desinformación y con mala leche, de repente con una saña que no se merecen los programas, porque están ayudando a mucha gente”, consideró el senador con licencia.

Además, los programas con proyectos productivos tienen la certificación por parte de instituciones como la UNAM, el Politécnico o Chapingo, o asociaciones como la Fundación Slim, que generan un plan de negocios integral.

REMEDIO. A poco más de dos años de que la Auditoría Superior detectó el desvío de recursos por 518 millones de pesos del programa para adultos mayores, quedando sin apoyo 82 mil ancianos, Pérez Magaña (quien en abril pasado cumplió un año en el cargo) refirió que se han reforzado los mecanismos de seguridad.

Se depuró el padrón, se presentaron en octubre pasado siete denuncias penales que involucran a 493 promotores y está en marcha la utilización de tabletas para tomar foto y huella digital, como parte de la prueba de vida, hecha en el domicilio del beneficiario, quien tendrá que presentar su CURP o credencial de elector.

“Vamos a ir a fondo en el tema de transparentar un tema tan sensible como es el de adultos mayores. Vamos por la segunda etapa, la etapa que nos permita hacerles menos movilización, sobre todo a los que tienen más de 75 años, con ellos estamos con esta estrategia, yendo a sus casas para que la prueba de vida ya no sea con esas filas que veíamos y que nos molestaban a todos”.

La nueva estrategia será supervisada, por lo menos cuatro veces al año, además de que el Registro Civil, el ISSSTE y el IMSS deben reportar el fallecimiento de adultos mayores.

“Los mecanismos los tenemos muy claros y quien hoy ha tenido la osadía de darle un mal manejo... hay gente que ya está en la cárcel. Hoy puedo decir que se presentraron màs de 500 denuncias penales y hay en proceso otras tantas, están a punto de ponerse otras 400, serán más de mil denuncias”, refirió Pérez Miranda.

CABEZAS DE FAMILIA. Aunque el programa Seguro de Vida para Jefas de Familia acusa deficiencias, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, ya que no se tiene la certeza de que se entregue a las mujeres en pobreza y vulnerabilidad, Pérez Magaña refirió que se ampliará a las mujeres de “clase media baja” que trabajen y sean responsables de llevar el sustento a casa.

En este caso “hemos tenido un criterio, porque qué difícil decirle a la familia de una jefa de familia que fallece, en la que ella era la que dotaba en lo económico, y decir a la familia fíjate que no te puedo ayudar porque tendrías que estar bien, bien, bien pobre para poderte ayudar’”, señaló el funcionario, “estamos buscando de la clase media baja, llamémosle así, la mujer que trabaja. Porque cómo le vas a negar ese derecho que se generó para las mujeres jefas de familia y que hoy, gracias a él, estamos atendiendo a cerca de 80 mil jóvenes en el país que quedaron huérfanos”.

Los beneficiarios menores de edad, dijo, reciben recursos para continuar sus estudios. La meta, abundó, es llegar a cien mil jóvenes, “si este programa lo hubieran empezado hace 20 años, hoy estarían bien muchos jóvenes que están dentro de la delincuencia, que no han tenido oportunidades de trabajo, que han caído en la drogadicción por falta de oportunidad y de generarse una forma digna de ingreso”.

Actualmente, añadió, se tienen acuerdos con registros civiles y el DIF para localizar a mujeres que hayan fallecido y dejado niños en la orfandad.”Tenemos que cumplir con muchas mujeres que también por falta de información muchas veces no tienen el acceso a este beneficio que es ya un derecho”, expresó Pérez Magaña.

Cada año se verificará que los huérfanos beneficiarios, de hasta 23 años, siguen en la escuela, y al comprobar que no es así, se les cancelará el programa.

“Esto lo hacemos de manera directa a la persona responsable que dejó la jefa de familia. Si la señora fallece, ella dejó una beneficiaria (albacea) que es la responsable de sus hijos y de recibir el dinero para sus hijos, nos tiene que enseñar certificados, boletas, y nosotros tendremos la información de que están efectivamente estudiando: No podemos seguir con dudas y dudas... No podemos seguir con esto de que no te voy a dar porque tengo la duda de si estudias o no estudias. Tenemos que dar la confianza. Estos niños son huérfanos, necesitan tener apoyo”. La eficiencia del Programa, enfatizó el subsecretario, es una responsabilidad compartida; del Gobierno federal para cumplir con la entrega de recursos y supervisar la distribución y aplicación; y la del beneficiario “tomar conciencia de que su madre murió y que su deseo de inscribirse en este programa era que él siguiera estudiando”.

CANDADOS. Cuestionado sobre si se requiere establecer más candados para evitar el uso electoral de los programas sociales, Pérez Magaña dijo que la gente de Sedesol tiene mucha conciencia de cuáles son sus obligaciones.

“Hay gente que está en la cárcel que se ha prestado a eso; afortunadamente no tuvimos una sola observación (en el pasado proceso electoral del 4 de junio).

“En todo el mundo donde hay programas sociales; elecciones van, elecciones vienen y los programas sociales siguen caminando, solamente aquí buscamos pretextos; buscamos pretextos cuando se gana y buscamos pretextos cuando se pierde, y los que pagan son los beneficiarios del programa, porque qué injusto que se paren los programas sociales tres meses, mientras son las elecciones, debido a la desconfianza o al sospechosismo”, expresó.

MIGRANTES. Ante la deportación de connacionales desde EU, el subsecretario dijo que están en marcha programas de apoyo.

Sedesol ha realizado dos mil 167 acciones a través del programa 3x1, además han ingresado a otros programas sociales, como Prospera y Opciones Productivas, con acceso a crédito para que aprovechen las habilidades que tienen.

“Vienen con muchas habilidades, la gran mayoría en trabajo técnico, muchas veces mano de obra calificada, y se está generando bolsa de trabajo. Es todo un trabajo y una estrategia que no es tan fácil. En el tema de 3x1 con migrantes cada vez se necesita más dinero, cada vez surgen personajes como este de acá arriba (Donald Trump) que vienen con ocurrencias y posiciones que no tienen nada de sentido humano, que no tienen nada de sentido de derecho humano y que pone en jaque a administraciones, hay que decirlo también, es verdaderamente un problema para un gobierno”.

Depuración a apoyos. Pérez Magaña señala que tal vez haya en algunos la percepción de que no se avanza en el combate a la pobreza, pero la realidad es que va a la baja.

“Nosotros no podemos hablar de percepciones, tenemos que hablar de la realidad, y la realidad numérica habla de que México está fortaleciendo su economía, y los organismos como el Coneval, el Inegi, hablan de que hay un crecimiento para bien de quienes menos tienen. “Hoy tenemos más gente con mayor nivel de educación, más gente con acceso a la salud, con acceso a vivienda; tenemos Diconsa, Liconsa, que no es una solución, pero sí ayudan a muchas familias a tener la canasta básica accesible; tenemos a más de un millón de familias en comedores comunitarios que están siendo atendidos con alimentos y nueve mil estancias infantiles con más de 330 mil niños, lo que permite a las mujeres ir a trabajar”, dijo.

Tras hacer un breve recuento de los programas de Sedesol, Pérez Magaña destacó que “están equivocados aquellos que creen que los mexicanos no valoran sus programas sociales; es un esfuerzo de muchos gobiernos, de muchas visiones que se han ido perfeccionando”.

“Hablamos de 7.5 millones de familias en Prospera, que es hablar de casi 21 millones de mexicanos; es hablar de más de 20 millones de beneficiados que ha tenido esta administración en Seguro Popular, Adultos Mayores, leche Liconsa o tiendas Diconsa u otros programas”.

Mencionó que de la próxima evaluación de la pobreza, por parte del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), se buscará depurar los programas.

“Yo creo que hay que hacerlo, no me quisiera adelantar, pero creo que no sólo depuración sino funciones; a veces hay programas que están empezando a cubrir objetivos iguales”, señaló.

“Seguramente vamos a adecuarnos a ver dónde tenemos deficiencias y dónde fortalezas. El asistencialismo sí, en parte, con quien menos tiene, con quien no ha podido generarse una oportunidad, pero también la ruta de la productividad, y para eso es necesario estar educado, estar sano y tener un proyecto productivo”, señaló.

Dato | desvío de recursos

Hay más de 500 denuncias penales en firme y hay en proceso, a punto de ponerse, otras 400.  Antes de fin de año serán más de mil.

Frase | depuración de programas

A partir de la próxima evaluación
de la pobreza del Coneval, se buscaría depurar los programas: “Creo que hay que hacerlo,
no me quisiera adelantar, pero creo que no sólo depuración sino funciones; hay programas que están empezando a cubrir objetivos iguales”, dijo Pérez Magaña.

 

Imprimir