Mexicanos, a Olimpiada Mundial de Robótica | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Mexicanos, a Olimpiada Mundial de Robótica

Alumnos de la Universidad Panamericana y del Tec de Monterrey viajarán a Washington para enfrentarse a equipos de más de 160 países en la competencia FIRST. Simularán limpieza de río

El equipo está conformado por estudiantes de la preparatoria de la UP CDMX y ITESM SLP.

Estudiantes de preparatoria de la Universidad Panamericana (UP) y el Tec de Monterrey (campus SLP) representarán a México en la Primera Olimpiada Mundial de Robótica FIRST Global Challenge, donde participarán equipos de 163 países. El equipo viajará a Washington, donde se llevará a cabo la competencia, una de las más importantes en EU para la promoción y desarrollo de la robótica educativa a nivel medio superior, y que busca interesar a más jóvenes en las ciencias y tecnología de forma lúdica.

La olimpiada consistirá en la manipulación y construcción de un robot que simule la limpieza de cuerpos de agua contaminados. Para ello, participarán con un novedoso robot especial para la competencia, cuyo kit fue enviado por la misma organización First (For Inspiration and Recognition of Science and Technology) a los 163 equipos participantes. El desafío que enfrentarán se llama H20 Flow, en el cual los estudiantes manipularán el robot con forma de cubo sin paredes, en cuyo interior tiene los elementos mecánicos y electrónica que serán las “entrañas” de su funcionamiento.

El robot se compone además de ruedas y ganchos para suspenderse en el aire si es necesario… para comprender la competencia es necesario imaginar la arena: una simulación de dos terrenos, divididos por un río —en cada lado se posará un equipo distinto— y en cuya parte superior se encuentra un puente que conecta ambos territorios por encima del cuerpo de agua. La tarea de los robots consistirá en incursionar en el río y recabar dos tipos de pelotas, del tamaño de una de tenis, de distinto color: azul y naranja. Las primeras representarán partículas de agua y las segundas contaminantes.

Los robots se dividirán en dos bandos, tres de cada lado, conformados por tres equipos distintos, que aleatoriamente podrían jugar en contra en otra partida. Las máquinas no sólo deberán identificar las pelotas, sino recogerlas y llevarlas a diferentes zonas de gol para sumar puntos.

Entre las pruebas, los equipos sumarán otros puntos cuando entre ambos bandos tengan la misión de recoger todas las pelotas contaminantes o cuando deban salvar a sus robots de una inundación simulada, donde tendrán que utilizar sus ganchos para colgarse de unos tubos laterales o subir con rapidez al puente.

Los ganadores serán aquellos que obtengan más puntos, aunque también habrá premiaciones cualitativas, donde destaquen otros atributos de los equipos.

“Las ventajas del equipo mexicano están en su creatividad para solucionar problemas, porque han buscado soluciones para diferenciarse de los otros países”, señala Jorge Ochoa, couch del equipo. “Además, es un equipo muy completo, multidisciplinario y con experiencia en sus áreas”.

Para inscribirse en la competencia, que se llevará a cabo del 14 al 18 de julio, y viajar a Washington, el equipo mexicano recibió patrocinio de Fundación Azteca de Grupo Salinas, que ha patrocinado eventos de FIRST en México, así como de otras competencias. En esta primera edición del FIRST Global Challenge, la fundación buscó a los estudiantes más destacados, constituyendo así al equipo de la UP y el Tec San Luis Potosí.

ARMAR ROBOTS E IDEAS. Los siete jóvenes concursantes debaten ideas sobre cuál sería el mejor funcionamiento de sus robots, prueban motores y apuntalan sus tuercas y robopartes. Comparten experiencias que han tenido en sus respectivos centros de operación y practican. En una de las aulas de la Preparatoria de la UP han construido su propia arena para practicar, en tanto reciben instrucciones de sus couches.

La competencia inició prácticamente desde que recibieron sus robots. Un punto vital de la victoria está en el armado e ingeniería que han elaborado con sus kits. Todos los equipos han recibido el mismo paquete, refiere Jorge Ochoa —quien hace varios años formó parte de la primera generación de estudiantes de robótica de la prepa de la UP y ahora está a cargo de su programa de robótica—, para competir en igualdad de recursos. La programación no viene incluida.

Pero el kit no es un rompecabezas por armar, puesto que tiene diversas formas de colocar los motores, sensores y tiene un número limitado de tuercas, tornillos… los estudiantes debieron pensar cómo hacer un robot ágil y resistente, que despliegue sus ganchos para evitar una inundación o seleccionar de la mejor forma las pelotas. Cada equipo llegará a una solución distinta, la clave será quién lo habrá hecho mejor.

Juan Manuel González está a cargo de parte del diseño y mecánica del robot, junta ideas de los demás y trata de materializarlo en piezas, espacios, armados y que todo esté a la medida. Él sabrá si para un tipo de montaje las piezas son suficientes o si la imaginación de los demás debe ser aterrizada.

“Entre los problemas que hemos encontrado es que los robots no tienen paredes ni piso o piezas planas, láminas u otras que los cubran”, explica. “Por ello empleamos todas las piezas restantes, lo que nos sobró, hasta llantas, para cerrar el robot”.

Han empleado otras soluciones que podrían ser poco ortodoxas, aunque eso, además de su eficacia, sólo lo comprobarán hasta que compitan con los otros más de 160 equipos del mundo. Los estudiantes esperan volver con premios, pero la experiencia que han iniciado, y continuará los próximos días en la capital estadunidense, ya es uno de ellos. “Tendremos la idea de ir allá y ponernos al tú por tú con países como Alemania, Japón y EU, queremos demostrar el talento de los jóvenes mexicanos, el cual no siempre se apoya”.

Imprimir