“En una década se podría hallar al gemelo definitivo de la Tierra”: Yilen Gómez | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 15 de Julio, 2017

“En una década se podría hallar al gemelo definitivo de la Tierra”: Yilen Gómez

Nuestros Científicos. Yilen Gómez Maqueo es investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM y es una de las científicas que hace estudios sobre exoplanetas en el país. La Universidad ha puesto en marcha el telescopio DDOTI en San Pedro Mártir, en el cual participará la astrónoma, puesto que además de observar fenómenos cósmicos de altas energías, también permitirá detectar exoplanetas

“En una década se podría hallar al gemelo definitivo de la Tierra”: Yilen Gómez | La Crónica de Hoy

Hace 22 años, los astrónomos Didier Queloz y Michel Mayor anunciaron el hallazgo de 51 Pegasi b, a 50 años luz de la Tierra, el cual ha pasado a la historia como el primer planeta fuera del sistema solar detectado por el hombre. Desde entonces, la palabra “exoplaneta” se incorporó al vocabulario e imaginario de la humanidad. 

Veinte años después, diferentes telescopios en Tierra y en el espacio han detectado muchos más exoplanetas, 5 mil 287 específicamente, si a los planetas confirmados se suman los candidatos por confirmar del telescopio espacial Kepler de la NASA, el máximo cazador de estos lejanos mundos. La mayoría de éstos son del tipo de Júpiter, gigantes gaseosos, les dicen. 

Hace algunos días, Kepler publicó un catálogo de “planetas candidatos”, el cual introduce 219 nuevos planetas a la lista, 10 de los cuales tienen un tamaño similar al de la Tierra y orbitan su estrella en una zona habitable: un rango de distancia donde puede existir agua líquida y una superficie rocosa.

En febrero pasado, los telescopios terrestres TRAPPIST, VLT y el espacial Spitzer confirmaron la detección de un sistema de siete planetas del tamaño de la Tierra, tres de los cuales se encuentran en la “zona habitable” respecto a su estrella, los cuales se piensa albergarían océanos de agua en la superficie.

Cada vez es más “común” el hallazgo de exoplanetas en zonas habitables, similares a la Tierra, aunque es improbable confirmar eso aún, debido a la tecnología existente. Ahora, conforme se descubren más y más exoplanetas, el asombro de los terrícolas parece disminuir diametralmente. No obstante, para la investigación tiene otro significado. 

Yilen Gómez Maqueo es investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM y es una de las científicas que hace estudios sobre exoplanetas en el país. La Universidad Nacional ha puesto en marcha el telescopio DDOTI en el Observatorio Astronómico Nacional de San Pedro Mártir, en el cual participará la astrónoma, puesto que además de observar fenómenos cósmicos de altas energías, también permitirá detectar exoplanetas. 

¿Pero cuál es el sentido de la búsqueda de exoplanetas remotos que no se pueden estudiar a detalle y saber si tienen agua y posible vida como la Tierra? La astrónoma explica en entrevista que la ciencia desconoce aún muchas cosas sobre cómo se forman los sistemas planetarios, por ejemplo. 

“Tenemos una idea, pero en astronomía no podemos hacer experimentos, como echar hidrógeno en un sistema y dejarlo correr 100 millones de años a ver si se forma una estrella y un sistema planetario alrededor… Lo que sí podemos hacer es observar qué sucede en el Universo, lo que hacemos con diferentes técnicas”. 

La astrónoma añade que descubrir más exoplanetas en el Universo permite a los científicos obtener más mediciones de los planetas que se formaron y entender mejor las condiciones que requieren para generarse, cuánto tiempo tardan en hacerlo alrededor de la estrella y cómo evoluciona. 

Gómez Maqueo refiere también que existen muchos proyectos astronómicos en proceso de desarrollo con el objetivo de descubrir más exoplanetas, por lo que la tasa de descubrimientos aumentará conforme comiencen a operar y se desarrollen las técnicas de análisis de los datos. “Hay muchísimos más en el Universo, los que detectamos sólo son unos cuantos”.

TRÁNSITOS PLANETARIOS. Sobre el más reciente descubrimiento de Kepler, ¿qué tan distinto es de otros hallazgos? La astrónoma señala que se trata de un catálogo homogéneo de las observaciones hechas en la misión durante su etapa primaria y similar a otras que ya se han realizado. Los descubrimientos no fueron revolucionarios, añade, porque si bien se identificaron 10 planetas dentro de la zona habitable de sus estrellas, no es un hallazgo extraordinario. “Ahora agregamos estos 10 a las mediciones de los que ya teníamos para explorar mejor los ambientes en los que existen los sistemas planetarios”. 

En sus investigaciones, la científica estudia planetas transitantes, como los que buscará DDOTI (Deca-Degree Optical Transient Imager). La técnica que emplea para ello consiste en el estudio de una estrella, donde los astrónomos esperan a que un planeta, respecto a nosotros, pase frente a ella. “Así, vemos cómo eclipsan su estrella, entonces baja la cantidad de luz que observamos de ésta. Yo trabajo con esos sistemas, así medimos el tamaño del planeta relativo a la estrella y su masa con observaciones adicionales”. 

Es una técnica distinta a la empleada para detectar a 51 Pegasi b, llamada técnica de velocidades radiales, explica. Este método se basa en el efecto Doppler: el planeta, al orbitar la estrella central, ejerce también una fuerza gravitacional sobre ésta, de manera que la estrella gira sobre el centro de masa común del sistema. Las oscilaciones de la estrella pueden detectarse mediante leves cambios en las líneas espectrales según ésta se acerca a nosotros o se aleja. Este método ha sido el más exitoso en la búsqueda de nuevos planetas, pero sólo es eficaz en los exoplanetas gigantes gaseosos más cercanos a la estrella principal, por lo que detecta una fracción de los existentes. “Es la técnica más exitosa que se puede emplear desde la Tierra, pero desde el espacio es la del tránsito”.

Empleando las diferentes técnicas y tipos de telescopios con el propósito de hallar nuevos exoplanetas, ¿qué tan lejanos estamos de hallar un planeta rocoso como la Tierra, más allá de las inferencias que se emplean ahora para plantear su similitud?

Yilen Gómez piensa que la respuesta podría hallarse en una misión de la Agencia Espacial Europea, llamada PLATO (PLAnetary Transits and Oscillations of stars), un telescopio espacial que sería lanzado en 2026. Su objetivo es estudiar sistemas planetarios extrasolares con énfasis en los que tengan propiedades terrestres. “Esta misión ha sido desarrollada por años y está destinada para el descubrimiento de Tierras rocosas que tarden un año en dar la vuelta a su sol. Quizá la respuesta para encontrar un gemelo definitivo de la Tierra la encontremos en los próximos diez años”.

Imprimir