Gobiernos de coalición, modelo ideal para garantizar gobernabilidad - Víctor Romo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 16 de Julio, 2017
Gobiernos de coalición, modelo ideal para garantizar gobernabilidad | La Crónica de Hoy

Gobiernos de coalición, modelo ideal para garantizar gobernabilidad

Víctor Romo

Los resultados de las últimas elecciones presidenciales confirman que en México hay cada vez gobiernos más débiles y mayorías minoritarias en el Congreso que dificultan y atrofian la gobernabilidad en perjuicio de los ciudadanos.

Antes de 1988 se ganaba la elección presidencial con 90% de votos, pero seis años después se redujo hasta 40 por ciento y, para 2018, el pronóstico es alcanzar la presidencia con sólo el 30 por ciento de los votos.

El mexicano es un régimen presidencial, obligado a generar mayorías absolutas en la elección del Ejecutivo federal, pero fundamentalmente en el Congreso, para que no prevalezca la parálisis parlamentaria, como ocurrió entre 1997 y 2012. 

La opción para lo primero sería consolidar la segunda vuelta electoral, pero es tarde, permearon intereses de grupo sobre los de la nación, a pesar de que 16 países en Latinoamérica ya tienen segunda vuelta y sólo cuatro, incluido México, aún no.

Obtener mayoría en el Congreso es imposible sin que las fuerzas políticas alcancen acuerdos, es una condición sine qua non para asumir la gobernabilidad.

Ante este escenario político, para 2018 lo más viable es considerar la figura de “gobierno de coalición”, para concentrar apoyo político e imprimirle fuerza a la gobernabilidad del futuro presidente.

La Constitución, con las reformas de febrero pasado, ya establece la figura de “gobiernos de coalición” para alcanzar un Congreso con mayoría, devolver el poder a la sociedad e impulsar la transición a la democratización del poder.

Las ventajas del gobierno de coalición son muchas. Obliga a un pacto abierto de distintas fuerzas, de cara al ciudadano, con base en un proyecto común, plural, democrático y progresista de nación. 

También perfila y podría consolidar un ganador claro, obliga a un reparto equitativo y responsable del poder, al desterrar la costumbre de imponer compadres, familiares, amigos, incondicionales y recomendados sin capacidad y experiencia en la administración pública.

Frena las decisiones unipersonales, socava la figura omnímoda de “el salvador”, ataja las inclinaciones a beneficiarse del erario y evita un ejercicio autoritario del poder.

Una coalición horizontal que contemple una alianza con partidos, organizaciones sociales, movimientos ciudadanos, sectores económicos, con cabida para todas las clases y expresiones sociales sería la mejor opción en 2018 para México.

Veremos si los partidos se ponen a la altura de los electores para formar esa coalición capaz de cambiar el régimen y el actual modelo de gobierno por uno más incluyente y equitativo.

 

Presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la ALDF.

 

Imprimir

Comentarios