El virus “coxsackie” es tratable y no pone en riesgo la vida | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 17 de Julio, 2017

El virus “coxsackie” es tratable y no pone en riesgo la vida

Las acciones preventivas están a cargo de la Dirección de Epidemiología y Medicina Preventiva de la SEDESA, y se realizan en estancias infantiles, guarderías y escuelas con maestros y padres de familias.

El virus “coxsackie” es tratable y no pone en riesgo la vida | La Crónica de Hoy
Muy molesto pero no mortal

La Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México, a través de la dirección de Vigilancia Epidemiológica de la SEDESA, precisó que el virus Coxsackie, también conocido como Enfermedad de Manos, Pies y Boca (EMPB), no pone en riesgo la vida de quienes la padecen y es controlable.

La forma de contagio es por contacto directo, a través de secreciones de la boca y nariz o materia fecal. Es una enfermedad que se auto limita, con una duración de entre 5 y 10 días, incidiendo en el grupo de edad de menores de cinco años.

La también conocida como enfermedad mano-pie-boca es un síndrome causado por el virus Coxsackie que cursa con ampollas rojas y dolorosas en la garganta, la lengua, las encías, el paladar duro y la cara interna de las mejillas, así como en las palmas de las manos y las plantas de los pies.

En lo que va del año 2017 se han notificado por parte de las unidades médicas de todo el Sector Salud de la Ciudad de México, (Secretaría de Salud de la CDMX, Servicios de Salud Pública, IMSS, ISSSTE, instituciones de salud privadas, entre otras), 394 casos de pacientes con el virus Coxsackie, correspondientes a 45 brotes.

La SEDESA de la CDMX, implementa diversas acciones que refuerzan la Vigilancia Epidemiológica del virus Coxsackie en la ciudad, con el propósito de minimizar los riesgos de contagio.

Las acciones están a cargo de la Dirección de Epidemiología y Medicina Preventiva, en coordinación con las 16 Jurisdicciones Sanitarias a través de sus 220 Centros de Salud, las cuales se realizan en estancias infantiles, guarderías y escuelas, además de que se brinda información y recomendaciones a los maestros y padres de familias.

La manera de prevenir la enfermedad de manera efectiva, es con una higiene personal adecuada, lavado de manos, desinfección correcta de las superficies en los centros de cuidado infantil y en casa, así como la correcta eliminación de heces fecales.

Los síntomas más comunes que se presentan en pacientes con el virus Coxsackie son: fiebre, malestar general, dolor de garganta, pequeñas ampollas y úlceras que se presentan en las manos, pies y en la boca. Aparecen entre tres a siete días de haberse adquirido el contagio.

En caso de identificar los síntomas se recomienda que inmediatamente se acuda al Centro de Salud más cercano para que el menor reciba un adecuado tratamiento y evitar la automedicación.

Para orientación médica, la población puede llama al centro de atención telefónica de Medicina a Distancia 5132 0909.

Imprimir