En medio del caos... algunas buenas noticias - Marielena Hoyo Bastien | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 19 de Julio, 2017
En medio del caos... algunas buenas noticias | La Crónica de Hoy

En medio del caos... algunas buenas noticias

Marielena Hoyo Bastien

Sucede que cada vez que pierdo un perro se lleva

 un pedazo de mi corazón con él, y cada perro

que entra en mi vida me regala un trozo del suyo.

 Si logro vivir lo suficiente, todas las partes de mi

corazón serán de perro y quizás llegue a ser tan

generoso y bueno como lo son ellos.

 

De autor desconocido, en memoria de

MIRANDA 

 

Aunque ofrecí dar continuación a los señalamientos sobre las más recientes y calamitosas reformas a la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal, me quedo con el pendiente puesto que la semana transcurrida dio lugar a situaciones más positivas de que ocuparme este miércoles.

Entre esos eventos, la nota más destacada fue para la capital mexicana con la inauguración del Centro de Transferencia Canino, que con todo y su disparatada denominación (similar a los correspondientes para la basura), era acción que como menos ya se había tardado en implementar Jorge Gaviño, Director del Servicio de Transporte Colectivo METRO y animalero de corazón, que… ¡por fin!... desarrolló una parte básica para la estrategia que su área debe desplegar, no solamente para resolver el hecho sucedido sino para EVITAR a toda costa -por la seguridad de los amados bichos y la de los usuarios- la entrada de animales a las estaciones del servicio, atractivas para ellos (más mininos que guaguás) por cuanto las entienden como un refugio calientito, con oscuros túneles y un sinfín de lugares para esconderse de la miseria humana y de la agitación en que irremediablemente los mete la vida cotidiana, tras haber sido abandonados o por provenir de poblaciones ferales.

Por imagen las instalaciones lucen muy bien, y trascendió que demandarán cierto cupo a fin de no rebasarlas. Supuestamente servirán como un paso entre el rescate del ejemplar en desgracia y su reintegración a la vida en familia por medio de una adopción segura (la parte más compleja de todo el procedimiento), por lo que una vez libradas de la muerte, las criaturas pasarán ahí mismo por una valoración médico-veterinaria y en su caso recibirán tratamientos, vacunaciones y desparasitaciones o inclusive, imagino, atención especializada en el Hospital Veterinario Público de la CDMX, lo que me complace mayormente, puesto que “los perros del METRO” fueron tema del que me preocupé y ocupé durante muchos años (al lado de la extrañada Ita Osorno-Refugio Franciscano), hasta que otras organizaciones protectoras entraron al quite.

Aprovecho entonces para recomendar que además del obligado trato digno y respetuoso a los animales rescatados, también se contemple proporcionarles alimentación de calidad y de una misma marca a fin de hacerles estomaguito sano, pues depender de donaciones no es lo adecuado. Es por ello que sugiero a Jorge, partiendo además de que es cultura ancestral en México desconocer lo que bien hizo toda pasada administración, que asegure este logro incluyéndolo en la respectiva ley orgánica, a objeto de que se le reconozca y otorgue presupuesto. De lo contrario podría sufrir el lamentable destino del albergue de la Brigada de Vigilancia Animal, o peor tantito, ser eliminado como sucedió con las instalaciones que para los perros de búsqueda y rescate activó el entonces titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, mi estimado amigo Rodolfo Félix, y que pese a la inversión fueron desaparecidas sin mayor explicación, incluyendo el extravío de algunos de sus valiosos y costosos canes.

Por supuesto que la inauguración del CTC, allá en la colonia El Rosario, estuvo a cargo del Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, dándole con ello fuerte empujón; PERO, alguien del Gobierno debe comenzar a supervisar las actuaciones animalistas de su patrón, porque así como esta vez tiró hit, hace unos días hasta infraccionó la Ley que protege a los animales en la Ciudad que gobierna, al entregar o permitir en su presencia, la entrega de pollitos vivos a menores de edad durante una acto de camp… perdón… durante una jornada de esas que llaman “TU CIUDAD TE REQUIERE”.

Otras dos notas para festejar son el nacimiento de un elefantito africano en el zoológico de Valsequillo, Puebla, y el caso de los perros de San Mateo Otzacatipan, EdoMex, temas de los que me ocuparé posteriormente a falta de espacio.

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios