Ya somos muchos en el planeta: algunos datos sobre el “Día mundial de la población” - Ma. del Rocío Pineda Gochi | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 19 de Julio, 2017
Ya somos muchos en el planeta: algunos datos sobre el “Día mundial de la población” | La Crónica de Hoy

Ya somos muchos en el planeta: algunos datos sobre el “Día mundial de la población”

Ma. del Rocío Pineda Gochi

Sin mayor sobresalto, sin bombo ni platillos, la semana pasada se conmemoró el “Día mundial de la población”. Se ha instituido celebrar y conmemorar tantas fechas, que se ha vuelto trillado y se ha desdibujado, el objeto de hacer conciencia sobre el sinnúmero de problemas que nos aquejan y que ponen en riesgo la misma subsistencia de la especie humana.

El día mundial del agua, contra el cáncer, del hábitat, de las montañas, de los derechos humanos, de la alimentación, de la democracia, la juventud, los trópicos, de los asteroides, de la salud, del medio ambiente son algunas de las 144 fechas internacionales que las Naciones Unidas han establecido mediante resoluciones.

Aunque pareciera una fecha más, por tratarse de cada mujer, cada niño, cada hombre, los ancianos y todas las familias que habitamos en la tierra, el Día Mundial de la Población es una fecha por demás relevante.

Cuando el 11 de julio de 1987 se celebró el “Día de los 5 mil millones” se generó a nivel internacional un gran interés sobre la urgencia y la necesidad de analizar las cuestiones relativas a la población. Posteriormente, en 1989, el Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) propuso esta fecha, la cual se celebró oficialmente por primera ocasión el 11 de julio de 1990 en más de 90 países.

Fue necesario que transcurrieran miles de años para que la población en el mundo llegara a los 2 mil millones en 1927. Ahora, en menos de cien años pasamos a más de 7 mil 400 millones de seres humanos sobre la Tierra, de acuerdo al informe “Estado de la Población Mundial 2016”. Se calcula que la población crece a un ritmo de 83 millones de personas al año. Si se siguen estas tendencias, se estima que la población alcance los 8 mil 600 millones en 2030; 9 mil 800 millones, en 2050; y 11 mil 200 millones, en el 2100.

Hace un siglo estas cifras eran inimaginables y todas las predicciones vaticinaban que los recursos naturales se agotarían y que los sistemas políticos sufrirían un colapso, mucho antes de que llegáramos a los 6 mil millones. Lo cierto es que ha aumentado la esperanza de vida y se ha disminuido la mortandad infantil, aunado a cambios en las tasas de fecundidad.

Sin embargo, los impactos de la población tienen amplias repercusiones al medio ambiente, a la economía y a la sociedad en general, que contradicen los principios de sostenibilidad, autosuficiencia y soberanía alimentaria, igualdad y democracia –por mencionar algunos–.

En el informe “Estado Mundial de la Población del 2005” se reveló que más de la mitad de la población mundial –más de 3 mil millones– tenían menos de 25 años, la mayor generación de adolescentes registrada en la historia humana y un bono demográfico que se desperdició.

En América Latina y el Caribe, hay aproximadamente 200 millones de menores de 18 años. Alrededor de 118 millones de niños, niñas y adolescentes viven por debajo de los estándares económicos de vida y carecen de servicios básicos como agua y saneamiento.

Un estudio realizado en Estados Unidos por el Centro de Investigación Pew sobre Tendencias sociales y demográficas, reveló que hoy en día, hay más personas solteras que nunca antes en la historia. Y pudiéramos seguir dando datos; mil millones de niños viven en pobreza en el mundo; 750 millones no tienen acceso al agua; 24 personas por minuto abandonan su país; 1 de cada 113 personas en el mundo es refugiado; el 20 por ciento más pobre del mundo consume solamente el 1.3 por ciento de los recursos del planeta; 2 mil 300 personas mueren al día por tomar agua no potable. Todos estos datos son reveladores y alarmantes, y sorprende que este día haya pasado desapercibido y que todavía se subestimen las políticas demográficas y control poblacional. Habría que preguntarse ¿Qué no ya somos muchos?

Senadora de la República

Michoacán de Ocampo

@RocíoPinedaG

Imprimir

Comentarios