Que la gente nos vea como personas, no como enfermos: INDIPEDI | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Que la gente nos vea como personas, no como enfermos: INDIPEDI

Fidel Pérez de León, titular del Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad, afirma que su condición no es contagiosa, pero la discriminación sí lo es. En la Ciudad México hay 500 mil personas con dicapacidad

Fidel Pérez de León se ha enfrentado a los obstáculos familiares, personales, materiales, físicos, mentales y emocionales.

[ Primera parte ]

Es un funcionario inusual, con una sonrisa lista en todo momento para obsequiar, y una fortaleza más allá de su físico; pulcramente ordenado y cada cosa en su lugar dentro de su oficina, lo mismo la bandera nacional que su aparato ortopédico para mantenerse en pie y ejercitar espalda y abdomen.

Y desde esa singularidad y humildad, Fidel Pérez de León, el hombre que hace 25 años perdió el caminar para ganar el rodar —como él mismo dice— justo cuando la vida le planteaba éxito, que superó la actitud de un Padre que al mismo tiempo lo preparó para este tiempo y su responsabilidad al frente del Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad de la Ciudad de México (INDEPEDI), acepta hablar con Crónica de este íntimo tema y de cómo ha encabezado la construcción de una ciudad inclusiva, que es referente nacional.

De inicio, suelta su mensaje que al mismo tiempo es su pasión: “Que la gente nos vea como personas, con una condición de vida como tantas que hay, con los mismos derechos, obligaciones y aspiraciones, y que no nos vean como enfermos”; eso, dice, es lo que quiere lograr conductualmente en gobiernos y sociedad.

La discapacidad no es contagiosa, dice, pero la discriminación sí lo es, y es el enemigo a vencer, desde la que se da en el seno íntimo familiar hasta en los ámbitos sociales y gubernamentales; buscamos, dijo, que la de México sea una ciudad inclusiva en la cual las políticas públicas sean para todos, sin discriminación; y para ello, para que se logre, necesitamos la voluntad de todos, dijo el funcionario.

Fidel Pérez de León también se ha enfrentado a los obstáculos familiares, personales, materiales, físicos, mentales y emocionales que supone e impone una sociedad, empresas y gobiernos que aún deben aprender mucho cómo ser inclusivos en los hechos, en el día a día, y no solo en diciembre o para las fotos y discursos, o como membrete de responsabilidad social.

Tajante, dice que lamentablemente la sociedad no es incluyente, ni desde el gobierno ni desde otros sectores, aunque reconoce que en la administración del Jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, se ha realizado política pública en favor de las Personas con Discapacidad (PcD) como nunca antes se habían hecho en el país.

Ahora, dice, hay políticas públicas inclusivas como nunca antes, y también hay un diseño para que ésta y la administración pública sean viables.

Pérez de León explica que con Mancera llega una planeación con rumbo definido para la inclusión en todos sus ámbitos, a través del Programa de Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad, que le da rumbo inclusivo a la administración pública.

Cuando el Gobierno hace un programa social, debe diseñarlo para todos, el 10 por ciento de la población tiene una discapacidad y si en los programas no se contempla a las PcD, se fomenta la exclusión total. Un ejemplo de esto, dice, son las rampas mal hechas en las banquetas, o la ausencia de guía táctil para los invidentes en las esquinas en las calles y puedan orientarse.

Y esto también se replica en muchas empresas y restaurantes, que carecen de rampas de acceso, y de personas que sepan el lenguaje básico de señas mexicanas.

Mientras conversamos, afuera de su oficina, en la amplia explanada del inmueble de 3 mil metros cuadrados, un grupo de personad de todas edades y género entrena en sus sillas de ruedas, cómo superar obstáculos como banquetas, escaleras, tubos, desniveles; parecería un sistema de entrenamiento físico moderno, solo que para estos seres humanos el habilitamiento es para la vida y logren salir adelante sin depender de alguien más, como lo explica Pérez de León.

El funcionario dice que en la CDMX hay 500 mil PcD y casi la mitad tiene una discapacidad física. Un 25 por ciento (120 mil) tienen problemas visuales; un 20 por ciento es sordo; y esto genera un problema de comunicación.

Por otro lado están los sordos, las personas con discapacidad auditiva, y ellos necesitan que sepamos y utilicemos el lenguaje de señas mexicanas. Es la única manera que tienen estas 70 mil personas que viven en la CDMX para comunicarse.

Para Pérez de León en este contexto se debe pensar en todos y en todas, no cuesta nada pensar así desde el gobierno; y también, dice, lo debemos hacer todos: en restaurantes, empresas, negocios, espacios públicos, lugares en donde falta mucho por hacer y enseñar a que aprendan inclusión.

Aspiramos, dijo, estudiar, trabajar, divertirnos, tener una Familia, ir al zócalo o a cualquier concierto, igual que cualquier otra persona, y para ello necesitamos que nos vean iguales.

Por eso el Gobierno de la CDMX impulsa un gobierno con programas inclusivos, y el más exitoso de estos, “Médico En Tu Casa”, está diseñado para atender a las PcD, y así lo hace con 50 mil de ellas en su hogar.

Ingeniero Agrónomo de profesión, Fidel Pérez de León dice que el INDEPEDI busca que la política pública inclusiva de la CDMX sea replicada en otras entidades, porque es increíble que en México los programas sociales no contemplan a las PcD; o los programas para el campo, donde el 35 por ciento de las personas en este contexto viven en esas regiones y sin programas sociales para ellas.

Igualdad de Derechos. El funcionario que una de las funciones del Instituto es diseñar e impulsar políticas públicas inclusivas, y en materia de derechos trabajan en la igualdad de estos para todos, que sea igual para una PcD y una sin discapacidad, con derechos a la salud, a la cultura, a la educación, al deporte, todos los derechos humanos, así como la protección social.

Hay PcD que necesitan un Estado asistencial, porque viven son una discapacidad muy severa; o requieren de un estímulo que ayude a la economía familiar que está muy deteriorada. En este rubro, revela que se da un apoyo de 800 pesos a 81 mil personas con discapacidad en la CDMX y eso nadie lo hace en el país.

Hay PcD cuya economía está muy deteriorada, y en la CDMX cuentan con apoyos como cero pago en transporte público, parquímetros.

Otro apoyo que tienen las PcD en la ciudad es que no pagan los transportes: el metro, metrobús, eléctrico, lo que antes era RTP y ahora M1.

Aparte de la seguridad social, otro tema fundamental que impulsa es la accesibilidad, y no solamente la física, sino también desde la comunicación, información y de transporte, para que pueda hablarse de accesibilidad en su conjunto que es un tema fundamental.

Imprimir