Inmueble de Simón Álvarez, centro de operaciones de El Ojos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Inmueble de Simón Álvarez, centro de operaciones de El Ojos

El lugar fue resguardado casi 12 horas después del enfrentamiento entre elementos de la Secretaría de Marina y narcomenudistas de Tláhuac. Durante un recorrido hecho por Crónica, se observaron libretas con cuentas, básculas y materiales para empacar

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

La casa en donde fue abatido Felipe de Jesús, alias El Ojos, estuvo sin resguardo tras el enfrentamiento y durante las primeras horas de ayer.

En la puerta principal de color negro no había sellos de clausura o cintas que restringieran el paso.

Lo que sí se lograba apreciar eran seis impactos de bala y la puerta emparejada y sujeta por una agujeta blanca con diversos nudos fáciles de desatar.

Dentro de la casa aún se encontraba la sangre derramada, su olor peculiar penetraba hasta lo más profundo; sólo pocos se atrevían a echar un vistazo al lugar donde ocurrió el tiroteo el 20 de julio.

Algunos mirones sólo se asomaban; los vecinos apenas sacaban la cabeza en sus puertas, pues no se atrevían a salir de sus casas; se observaba cierto temor en sus caras.

Al empujar la puerta se podía observar el pequeño jardín del predio, donde estaba una camioneta Windstar color azul.

Al entrar al domicilio de la calle Simón Álvarez, lo primero que se observa es una alfombra de sangre, le sigue el penetrante olor a carnicería.

Al fondo sólo se ven charcos de sangre, algunos de ellos ya secos y con aspecto oscuro. La escena confirma la confrontación de horas atrás.

En las paredes de tabique rojo se veían nueve balazos y abajo en el piso más sangre mezclada con agua, vasos, servilletas, platos partidos a la mitad y cartones de huevo…

El inmueble parecía una pequeña casa de campo; había hieleras de tiendas departamentales, una pequeña parrilla con un tanque de gas para cocinar y un horno de microondas.

También al fondo, precisamente detrás de una mesa blanca también manchada con sangre, se observaban tarimas de madera vieja y podrida, como si debajo de ellas escondieran algo.

La casa tiene dos habitaciones y en ellas no había muestras del enfrentamiento. La primera fue adecuada como oficina de operaciones, una libreta con números, cifras y cuentas es lo que resalta; había también diversas llaves, basura, plástico, papel, navajas y un delfín decoraba los muebles movidos.

El atractivo visual estaba en la pared amarilla, en la cual fue dibujada una justicia, una imagen femenina con los ojos vendados y cargando una balanza con la leyenda “IUS, LEX”.

En la segunda habitación destacaba una motosierra envuelta en tela, una máquina de coser y diversos artículos para emplaye. En ninguna parte se observaron camas ni televisiones. Aquello parecía un centro de operaciones.

ASEGURAN HOGAR DE EL OJOS. Pasaron poco más de 12 horas para que alguna autoridad resguardara la escena.

Alrededor de las 13:30 horas de ayer, elementos de la Procuraduría General de la República regresaron al domicilio ubicado en la calle Simón Álvarez y Magdaleno Ita, colonia La Conchita para sellar el inmueble.

Primero retiraron la camioneta Winstar en la que fue abatido el hijo de El Ojos, después cerraron los portones y colocaron una gruesa cadena con el fin de impedir el paso de cualquier persona.

Finalmente, pegaron dos estampas con la palabra ASEGURADO y el número de la carpeta de investigación: FED/SEIDF/UEIDCMCF-CDMX/001717/2017.

Al menos siete elementos de la Marina resguardaron el lugar con el fin de mantener la seguridad.

Imprimir