Nuevo régimen de responsabilidades administrativas para la CDMX - Leonel Luna | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 24 de Julio, 2017
Nuevo régimen de responsabilidades administrativas  para la CDMX | La Crónica de Hoy

Nuevo régimen de responsabilidades administrativas para la CDMX

Leonel Luna

La nueva ley local de responsabilidades administrativas, aprobada la semana pasada por la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, persigue como finalidad sancionar las faltas administrativas en que incurran los servidores públicos del orden local.

A través de esta importante norma, toda persona que desempeñe un empleo, cargo o función de cualquier naturaleza; así como las personas que ejerzan actos de autoridad, utilicen recursos públicos o contraten con entes públicos la ejecución de obra o servicios, estarán sujetas a un estricto régimen de responsabilidades administrativas. 

Entre las obligaciones que establece esta nueva norma, destaca la obligación, por parte de los servidores públicos, de presentar y comprobar de manera oportuna y veraz las declaraciones sobre su situación patrimonial, el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y sus posibles conflictos de interés, que serán publicitadas bajo los principios de transparencia, máxima publicidad y protección de datos personales.

Asimismo, se establece que los particulares que incurran en faltas administrativas graves serán sancionados con inhabilitación para participar en adquisiciones, arrendamientos, prestación de servicios, contratación de obra pública y para desempeñar empleos públicos además de obligar a los infractores al resarcimiento de los daños y perjuicios ocasionados, con independencia de cualquier otra responsabilidad en la que incurran.

En congruencia con lo anterior, también las personas morales serán sancionadas cuando las faltas administrativas sean cometidas por aquellos que actúen en nombre o representación de la persona moral y en beneficio de ella.

Por ende, cuando se acredite que dichos actos causaron un perjuicio a la hacienda pública o a los entes públicos de la ciudad, también podrá ordenarse la suspensión de actividades, o bien la disolución o intervención de la sociedad respectiva, siempre y cuando la persona moral haya obtenido un beneficio económico y se acredite su participación, incluso en aquellos casos en que se advierta que la persona moral es utilizada de manera sistemática para vincularse con faltas administrativas graves.

En síntesis, con esta nueva ley, el sistema anticorrupción local se constituirá como un medio confiable en la prevención, detección y sanción de responsabilidades administrativas, para erradicar las conductas relacionadas con el desvío o abuso de recursos públicos con fines privados, cometidos por servidores públicos y particulares.

Imprimir

Comentarios