El Cholo, posible sucesor de Pérez Luna | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

El Cholo, posible sucesor de Pérez Luna

José Eduardo Zamora Jaime, mejor conocido como El Cholo, podría ser el nuevo líder  del Cártel de Tláhuac-Chalco, según habitantes y vecinos de la casa de operaciones del capo.

Este exconvicto es ubicado en la delegación como el principal operador y brazo derecho de Pérez Luna.

“Si alguien se va a quedar al frente de la organización es El Cholo, si don Felipe no estaba, Zamora era el encargado de dar las instrucciones de lo que iba a suceder”, señaló uno de sus trabajadores.

Por ello, tras la muerte de El Ojos, se espera que sea Zamora quien tome el control de la célula delictiva encargada de la venta y distribución de droga al oriente de la Ciudad de México.

El hombre se unió al cártel en el 2011, cuando se ganó la confianza de su patrón; ahora, seis años más tarde podría ser El Cholo el nuevo capo del cártel de la Ciudad de México.

Zamora, cuentan, se ganó su lugar en el cártel cuando puso un grupo de gatilleros a las órdenes de El Ojos para que éste redoblara su poder en Tláhuac.

Luego de este acto, Felipe lo nombró como el segundo a bordo de la organización; poco a poco El Cholo ayudo Pérez Luna a apoderarse de cada una de las colonias de la delegación liderada por Rigoberto Salgado, así como de zonas de Milpa Alta, Xochimilco y de Chalco.

El Cholo está calificado como un delincuente de alta peligrosidad, esto debido a que ejecutó y ordenó centenares de ejecuciones y extorsiones.

Además de ‘ajustes de cuenta’ que comandó antes de ser detenido, y que continúo luego de dejar el Reclusorio Oriente.

De acuerdo con uno de sus colaboradores, José Eduardo Zamora tenía bajo su yugo a decenas de policías de la delegación, ya que los había amenazado con hacerle daño a su familia si no dejaban operar al cártel.

Temen más narcobloqueos y balaceras

A tres días de que Felipe de Jesús Pérez, El Ojos, fuera abatido por la Marina, la policía capitalina mantiene un operativo de seguridad en la delegación Tláhuac para impedir que se registren nuevas balaceras o narcobloqueos.

Ayer caravanas de agentes recorrían las zonas de la delegación, cada una integrada por tres o cuatro patrullas con más de 8 agentes en cada una.

La corporación policiaca desplegó a más de mil elementos en la delegación Tláhuac, a cargo de Rigoberto Salgado, a fin de mantener la seguridad de los habitantes y evitar otro enfrentamiento como el suscitado el pasado jueves en la colonia La Conchita.

La Secretaría de Seguridad Pública capitalina informó que aunque el orden ya se restableció en la demarcación, los dispositivos de seguridad permanecerán a fin de garantizar la seguridad de los habitantes de Tláhuac.

Sin embargo, la gente parece estar molesta por la seguridad que hay en las calles de la zona, desde  la estación del Metro Los Olivos y hasta la terminal Tláhuac.

Además se hicieron retenes, en los que los oficiales, unos 10, paraban a automovilistas y motociclistas sospechosos para revisarlos.

Los puntos de revisión estaban cada 500 metros sobre avenida Tláhuac; los uniformados marcaban el alto a los conductores y les solicitaban su documentación.

También les hacían una serie de preguntas para corroborar si vivían ahí o para saber el motivo por el cual se encontraban en el lugar en ese momento.

No obstante, la vigilancia sólo era a las orillas de la demarcación ya que, en las calles, cerca de donde ocurrió la balacera y en el lugar en el que se estaba velando el cuerpo de El Ojos, fue nula la vigilancia que había.

Vecinos ya extrañan los narcocorridos del líder abatido

En la Feria de las Luces y la Música, donde solía escuchar todos los años su corrido Felipe de Jesús Pérez, El Ojos, hay temor de que pueda registrarse una balacera.

Ya que en Zapotitlán mucha gente conocía al capo y está molesta por su muerte. 

Pobladores de esa región —ubicada al oriente de la Ciudad— aseguran que El Ojos solía acudir a los festejos, pues su familia vivía en la zona.

Incluso contaron que el líder del Cártel de Tláhuac era quien daba la mayoría de los recursos que se utilizaban para la feria del pueblo y que era quien decidía los grupos que tocarían durante la semana de la festividad.

 “Siempre le tocaban sus corridos en la fiesta de Zapo”, dijo Simón, uno de los comerciantes que año con año acude a ofertar pan a la feria.

Según los vecinos, ya fueron avisados por los empleados de El Ojos, que el cierre de la feria de este año será en honor al capo.

Incluso, comentaron que llevarán a Zapotitlán a los cantantes y bandas favoritas del narcotraficante, a fin de que la gente sepa que esta fue la última fiesta patrocinada por el patrón. 

Crónica informó desde hace un año que el capo se había convertido en el dolor de cabeza de los habitantes de esa demarcación, y que incluso contaba con un corrido que fue compuesto por Javier Reyes y que era interpretado desde hace dos años en los festejos de esta feria, la cual se celebra en esta semana.

“Soy un hombre respetado con mucha gente a mi mando, de respaldo están mis hijos… si tenemos problemas, armas hay para atacarlos, comandando bien las calles porque el territorio es nuestro. Comandando en cártel siempre voy al frente, mi nombre es noticia, El Ojos, el mal, soy Felipe Pérez…”.

Retumbo en la explanada donde Reyes subió a cantarle su canción a El Ojos, quien en esa ocasión acudió custodiado de al menos un centenar de personas a la feria para poder escuchar su canción. 

En tanto que en abril de este año se dio a conocer otro narcocorrido en honor a Felipe de Jesús Pérez Luna, fue compuesto e interpretado por Jasiel Ayón, y que de acuerdo con los vecinos de la delegación fue pagado por su hijo Miguel para que se cantará este año en la festividad de Zapotitlán.

Imprimir