El crecimiento de Morena - Wilfrido Perea Curiel | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 25 de Julio, 2017
El crecimiento de Morena | La Crónica de Hoy

El crecimiento de Morena

Wilfrido Perea Curiel

Causó revuelo la reciente encuesta del rotativo Reforma sobre el posicionamiento de los distintos contendientes por la Presidencia de la República. A un año de los comicios federales, los datos son por demás interesantes. No es motivo de sorpresa que AMLO, como candidato, encabece el pelotón de los presidenciables, así viene ocurriendo de tiempo atrás. En cambio, llama poderosamente la atención que su partido Morena aparezca en el primer lugar en la intención del voto. En el histórico, la brecha era amplia cuando se hacían los cruces comparativos entre el tabasqueño y el instituto que preside; sin embargo, se perfilaba una consistente tendencia al alza de Morena. El aludido estudio muestra que ambas trayectorias prácticamente han empatado y ello constituye una excelente noticia para la causa del exjefe de Gobierno de la CDMX.

Lo anterior denota que el crecimiento de Morena es evidente y sostenido, basta con observar el trazo de la curva, particularmente a partir de 2015, cuando sorprendieron los números que obtuvo en aquellas federales intermedias, marcadamente en la CDMX. Con frecuencia, al centrar el análisis en AMLO, se soslaya que Morena no ha dejado de crecer. En Veracruz y Estado de México, ciertamente, perdió por escaso margen ambas gubernaturas, pero aumentó considerablemente su presencia territorial y el número de votos obtenido.

En su debut, en 2015, Morena se convirtió en la primera fuerza política en el otrora Distrito Federal, entidad con el segundo padrón de electores más grande del país (8.8%). En 2016 avanzó en Veracruz y en este año hizo lo propio en tierras mexiquenses, estados con el tercer (6.6%) y primer (13.1%) lugar respectivamente, por lo que hace al tamaño del padrón electoral. Es decir, el 28% de intención de voto que le adjudica la encuesta de Reforma a este partido tiene mucho que ver con las entidades donde ha logrado posicionarse. Como puede observarse, los principales damnificados por la tormenta tropical Andrés, han sido el PRI y el PRD.

Ante la publicación del citado estudio demoscópico hubo amplias reacciones en redes sociales, los detractores de AMLO señalaron que Morena no era propiamente un partido, sino un instrumento de uso personal del tabasqueño y que sin su líder se desmoronaría inmediatamente. Por su parte, sus simpatizantes destacaron que a tan sólo tres años de haber nacido su crecimiento es exponencial y que su destino es Los Pinos.

El primer interesado en que Morena cobre institucionalidad debería ser el propio AMLO; el favorecer que su movimiento, ahora trastocado en partido, cobre vida propia, lo situaría frente al electorado como una opción más sólida; denotaría que su intento va más allá de su persona y su carisma. Quizá ello brindaría certeza a amplios sectores de la población que no confían en su proyecto.

El mismo estudio de Reforma es muy claro en apuntar el carácter polarizante de AMLO, 33% de los encuestados tienen una buena opinión de su proyecto; empero, para el 38% les merece una mala impresión, ningún otro aspirante tiene tantos negativos como él. Si López Obrador avasalla a su partido, como muchos presumen, se estará dando un balazo en el pie.

Indudablemente que se trata de una buena nota para el proyecto de López Obrador. Tanto así que marcó la agenda y ayer lunes con vehemencia Rafael Moreno Valle, Alejandra Barrales y Beatriz Mojica urgieron a concretar el llamado FAD. Al PRD no le queda de otra, ya que en la encuesta en mención se vio desplazado hasta la sexta columna.

Por ahora, AMLO aventaja considerablemente a sus adversarios, le saca 10 puntos a Margarita Zavala, su más cercana competidora. Lo anterior no necesariamente quiere decir que el tabasqueño haya asegurado su triunfo en julio en 2018. En marzo de 2005 Mitofsky les daba 37% a López Obrador; 24% a Roberto Madrazo y 22% a Creel, este último ni siquiera pasó la aduana de su partido. Aún falta mucho por ver, entre otras cosas, si el líder de Morena puede, ahora sí, administrar esa ventaja.

pereawilfrido@me.com

 

Imprimir

Comentarios