Un anhelado marco jurídico para las Fuerzas Armadas - Cecilia Téllez Cortés | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 27 de Julio, 2017
Un anhelado marco jurídico para las Fuerzas Armadas | La Crónica de Hoy

Un anhelado marco jurídico para las Fuerzas Armadas

Cecilia Téllez Cortés

En un nuevo llamado a aprobar la Ley de Seguridad Interior, el presidente Enrique Peña Nieto retomó argumentos ya esgrimidos para que al tema se le dé celeridad en el Congreso.

La aprobación de la Ley de Seguridad Interior debería ser una prioridad en la agenda de todas las fuerzas políticas en la legislatura federal.

Al reunirse, ayer, en el Campo Militar número 1 con personal naval y militar —al que condecoró por haber participado en las operaciones para reducir la violencia y preservar el estado de derecho en todo el país—, el Jefe del Ejecutivo expuso:

“En las zonas donde los elementos de nuestras Fuerzas Armadas están presentes, las familias mexicanas se sienten más seguras y más tranquilas. Este es un hecho verificable y medible”.

Hace tiempo ya nos había dicho que esta intervención de las Fuerzas Armadas en territorios que habían sido controlados por delincuentes, era “subsidiaria y temporal”. Esa temporalidad ya dura muchos años, lo mismo que los llamados de los militares a tener un nuevo marco jurídico.

Hace unos días, según una encuesta del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados (Cesop), 75.6 por ciento de la población cree que recurrir a las Fuerzas Armadas fortalece a las instituciones en el combate a la delincuencia y narcotráfico.

El reporte del Cesop arguye que contar con la presencia de las Fuerzas Armadas se ha convertido en una necesidad, debido a la poca confianza que las policías generan hacia la ciudadanía.

Ante los recientes hechos ocurridos en la Ciudad de México, específicamente en la delegación Tláhuac donde personal de Marina abatió al líder del cártel que operaba en esa demarcación, parece urgente dar celeridad a los legisladores para que doten a personal de las Fuerzas Armadas de un marco jurídico que regule su actuación.

El Jefe del Ejecutivo fue claro al respecto: las fuerzas federales son más grandes que sus enemigos, pero el Estado mexicano debe dotarlos de leyes que respalden su labor.

Aludió también a los derechos humanos y sorprendió su declaración en el sentido de llamar a que los militares no sigan órdenes —es decir, desobedezcan—, de mandos superiores cuando algún operativo o instrucción implique la comisión de un delito, una violación a derechos humanos o una infracción a la disciplina militar.

En la misma ceremonia, tal como lo hiciera el titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos, durante el aniversario del Ejército, ahora fue el almirante Vidal Soberón, secretario de Marina quien urgió a crear la Ley de Seguridad Interior.

Apuntó que para evitar equivocaciones, dicha Ley no sería para que las Fuerzas Armadas actúen como policías, sino para responsabilizar a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a fin de que las llamen como último recurso.

De entrada, suena bien. De hecho —como el mismo Presidente lo anotó—, lo deseable es avanzar en la conformación de cuerpos civiles de seguridad, en su profesionalización, que sean confiables y eficaces, cuyo desempeño haga innecesario desplegar a los cuerpos castrenses para atender tareas de seguridad interior.

Y no se empieza de cero. Porque ningún cuerpo policiaco ha permanecido cruzado de brazos. Quizá ya se le debe dar la confianza a las instituciones de policía, de reconocerles su labor, toda vez que ya no solo se enfrentan al crimen organizado que hace años se ubicaba en el mundo de las drogas, ahora combaten a la delincuencia que ha incursionado en otros ámbitos criminales como el de la extorsión, las violaciones a mujeres y niños, el cobro de piso, el robo de combustible, el asalto al transporte y el más deleznable: el secuestro.

Lo deseable es que haya un mayor número de policías, más preparados y mejor equipados.

 

ENTRESIJO.- La próxima semana será de asueto casi total para el presidente Enrique Peña Nieto, quien tomará un breve periodo vacacional para retomar actividades el próximo lunes 7 de agosto... Preocupantes los datos del Inegi difundidos ayer: en 2016 se registraron más de 23 mil homicidios en México, es decir, una proporción de 20 homicidios por cada 100 mil habitantes a nivel nacional.

 

Tw: @cecitellez

cetece@gmail.com

Imprimir

Comentarios