Martínez Vite nos credencializó; pagamos cuotas desde el 2000: líderes de mototaxis | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Martínez Vite nos credencializó; pagamos cuotas desde el 2000: líderes de mototaxis

Era el jefe de Unidad Departamental de Transporte y Vialidad de la delegación Tláhuac y les recomendó usar toldo de diferentes colores para poder identificarse

El legislador de Morena, Raymundo Martínez Vite, fue director de Transporte y Vialidad de la delegación en el 2000.

Ana Pérez, dirigente de Mujeres Trabajando y de UBIC —organizaciones de Mototaxis—, aseguró que el ahora diputado de Morena, Raymundo Martínez Vite, fue quien los credencializó y los incluyó en un padrón en la delegación Tláhuac.

La mujer dijo que desde el año 2000, cuando Martínez Vite era el jefe de Unidad Departamental de Transporte y Vialidad de la delegación Tláhuac, comenzó el programa de regularización.

“Desde que él estaba (Raymundo Martínez Vite) en la delegación Tláhuac comenzó con el proceso de supuesta regularización, pero no vimos avance. Lo único que hizo fue darnos unas credenciales para que supieran cuántos éramos, porque evidentemente ahora somos más”, explicó Ana Pérez.

Asimismo, comentó que fue Martínez Vite el que les sugirió que cada gremio de mototaxis usara un color en el toldo y parte trasera de la calandria para ser identificados. La mujer señaló que dentro del padrón hay cinco mil mototaxis “irregulares”.

Sin embargo, el diputado del distrito 35 de Tláhuac ha negado estar a favor de los mototaxis como medio de transporte en la delegación.

Incluso publicó un video en el que dijo que el sólo estaba de acuerdo en que se regularicen los bicitaxis; no obstante, en reiteradas ocasiones se ha acercado a Francis Pirín, presidenta de la Comisión de Movilidad en la Asamblea Legislativa, para reformar la Ley de Movilidad y con ello aprobar que las motos y carritos de golf adaptados ofrezcan servicio en las demarcaciones.

Además de que el legislador pretende que sean los jefes delegacionales los que tengan la facultad de regularizar y empadronar a las organizaciones.

Otros líderes, quienes pidieron no mencionar su nombre por miedo a represalias, coincidieron con su compañera Ana Pérez; no obstante, ellos se dijeron molestos por los operativos que realiza el gobierno de la ciudad, debido a que desde 2000 cada organización paga a la delegación a cargo de Rigoberto Salgado de mil a 5 mil pesos mensuales, dependiendo el número de agremiados, por dejarlos trabajar.

“Yo tenía que pagar al mes  tres mil pesos porque tengo a 250 personas a mi cargo. Venía un wey que le dicen El pimpón y a él le teníamos que dar el dinero. Pero hay más personas que cobran, no sólo él, yo creo que los mandan por zona”, comentó el hombre que trabaja en la colonia La Conchita.

Imprimir