TLCAN: ¿Cooperación o competencia? - Arturo De las Fuentes Hernández | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 03 de Agosto, 2017
TLCAN: ¿Cooperación o competencia? | La Crónica de Hoy

TLCAN: ¿Cooperación o competencia?

Arturo De las Fuentes Hernández

El 16 de agosto inician las renegociaciones entre Canadá, Estados Unidos y México sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y si hay algo que acompañe esta labor es, sin duda alguna, la incertidumbre sobre lo que se va a tratar, el tiempo que va a llevar y la estrategia que se va a instrumentar.

El avance de las consultas, al igual que la relación bilateral, se ha caracterizado por un mosaico de contrastes. En Estados Unidos el nivel de participación de las consultas abarca desde el gobierno,cámaras empresariales, grandes corporaciones, organizaciones no lucrativas, grupos de presión, académicos, y en general la sociedad civil, y en México los avances incluyen el anuncio de 10 objetivos generales por parte del gobierno, consultas de 90 días con las cámaras empresariales, y en junio pasado la Secretaría de Economía creó una página web para recibir comentarios durante el plazo de un mes.

Las posturas y los temas de interés para ambos países son también contrastantes: Estados Unidos está considerando como base el Acuerdo Transpacífico de Asociación para la Cooperación Económica (TPP) abarcando diversos sectores y apartados del tratado, que van desde el sector agrícola que busca la ampliación del mercado hacia México, disminuir el nivel de restricciones sanitarias y fitosanitarias, así como elfomento al intercambio de transgénicos; el comercio, en donde destaca la protección a la propiedad intelectual así como regular el comercio electrónico; las telecomunicaciones, en donde se pretende lograr libre flujo en el intercambio de datos y la prohibición de la localización nacional de servidores.

Pero sin duda, los temas de mayor impacto y relevancia son el energético, en donde las grandes corporaciones pretenden lograr la apertura total del mercado de hidrocarburos sobre la base de la Reforma Energética en México, así como la solución de controversias del TLCAN, contenido en el capítulo 19 del tratado, para que se anule la posibilidad de acudir a tribunales internacionales en caso de existir éstas.

En cambio en México, el enfoque que persiste es el de la migración y se vive un ambiente de preocupación en los sectores que se han visto más afectados por el tratado, como son el agrícola, en donde se han venido gestando cuantiosas pérdidas, el laboral, en donde las condiciones salariales son desequilibradas, así como el medio ambiente, en donde se tienen visiones diferentes.

En lo que se refiere al comercio, se consideran las telecomunicaciones, la energía y el comercio electrónico, pero poco se sabe de los avances resultados de estas consultas, pues en general, se espera conocer la postura estadunidense para determinar qué, cómo y cuánto puede negociar México del tratado.

Finalmente y como hemos venido diciendo desde meses atrás, la única forma de lograr una negociación equilibrada es que México establezca una postura y una estrategia con una visión integral que permita el crecimiento del comercio entre los tres países para ser competitivos con respecto a otros mercados.

cpi@prodigy.net.mx

 

Imprimir

Comentarios