El delegado no presentó pruebas que lo eximan de toda responsabilidad: Toledo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

El delegado no presentó pruebas que lo eximan de toda responsabilidad: Toledo

El diputado perredista Mauricio Toledo informó que el presidente de la Comisión de Gobierno, Leonel Luna, formalizó el proceso para iniciar con la remoción del jefe delegacional en Tláhuac, Rigoberto Salgado, luego del “deplorable desempeño que mostró durante su comparecencia”.

Refirió que el caso Tláhuac es un tema de interés público y la ALDF cuenta con las facultades para intervenir.

“El diputado Leonel Luna envió el 3 de agosto un oficio al presidente de la Comisión Jurisdiccional, Jesús Armando López Velarde Campa, para solicitar de manera formal se proceda a iniciar con las sesiones en la Comisión, toda vez que Rigoberto Salgado no presentó pruebas o argumentos sólidos que lo eximan de toda responsabilidad”, comentó el exdelegado de Coyoacán.

El perredista citó el artículo 108 del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal, el cual señala que una de las causas de remoción de un jefe delegacional es por violaciones sistemáticas a la Constitución, al Estatuto o a las leyes federales y del Distrito Federal o en su caso por realizar cualquier acto o incurrir en omisiones que afecten gravemente el funcionamiento de la administración pública.

“La destitución puede llevarse a cabo por acción, si se acredita el vínculo entre el Jefe Delegacional y Felipe de Jesús Pérez Luna El Ojos, o bien por omisión, si se comprueba que personas con vínculos cercanos a este sujeto se encontraban trabajando en la Jefatura Delegacional, y el titular de la demarcación no realizó acción en contra de ellos”, detalló Toledo.

Explicó que en el caso de las pruebas que demuestran que el jefe delegacional tenía a familiares y amigos cercanos a El ojos en la nómina, el presidente de la Mesa Directiva recordó que de conformidad con el artículo 39 de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal, es facultad de los jefes delegacionales “designar y remover libremente” a los funcionarios de confianza, mandos medios y superiores.

“Salgado firmó sus nombramientos, lo que demuestra que tenía pleno conocimiento de las personas de confianza que conformaban su gabinete, al igual que podía removerlos libremente si se presentaba una situación que lo ameritara”, apuntó.

Imprimir