ABC del gobierno de coalición - Sergio González | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 09 de Agosto, 2017
ABC del gobierno de coalición | La Crónica de Hoy

ABC del gobierno de coalición

Sergio González

La iniciativa del Diputado Döring para expedir una ley reglamentaria del Gobierno de Coalición (GC), presentada el 14 de junio pasado, crea y organiza instituciones innovadoras propias de los sistemas políticos parlamentarios, que hay que ir reconociendo e incorporando a nuestras categorías de análisis político y jurídico, así como a nuestro lenguaje cotidiano.

Por ejemplo, el Gobierno sería ahora el órgano integrado por los secretarios de Estado que, bajo la conducción del presidente de la República, prepara y aplica el programa de gobierno. Se dispone también que los secretarios actuarían individualmente y en gabinete, bajo el principio de responsabilidad política.

El propio GC sería la unión del partido en el gobierno con uno o más partidos políticos con representación en las Cámaras del Congreso de la Unión, convocados de manera expresa por el Presidente de la República, para elaborar un programa de gobierno compartido que se sometería a la aprobación del Senado. El programa sería ejecutado y evaluado por el gabinete que acuerden los partidos políticos coaligados.

La Secretaría del Gabinete sería la oficina técnica auxiliar de la Presidencia de la República encargada de coadyuvar en la elaboración de la agenda del gabinete; en la organización y coordinación de las reuniones preparatorias; y en la presentación de la documentación necesaria para sus sesiones.

A continuación refiero las innovaciones más importantes. Se crearía la Conferencia Permanente del GC, que sería el órgano político de vinculación permanente entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo, conformado por el Secretario de Gobernación y los coordinadores de los grupos parlamentarios de los partidos políticos coaligados en las Cámaras del Congreso de la Unión. Se crearía también el Consejo Político del GC, como órgano político consultivo conformado por el presidente de la República, el secretario de Gobernación, los coordinadores de los grupos parlamentarios de los partidos políticos coaligados en las Cámaras del Congreso de la Unión, y sus dirigentes nacionales.

Finalmente (por hoy), hay que destacar otras tres instituciones típicamente parlamentarias, de las que no hay precedente en el derecho mexicano, pero que encarnan avances democráticos fundamentales. El voto de desaprobación sería un procedimiento de control de desempeño de un secretario integrante del gabinete del gobierno de coalición por parte del Senado, mediante el cual se reprobaría su gestión y se comunicaría al presidente para los efectos que estimara procedentes.

Habría nuevos tipos de sesiones del congreso y/o de las cámaras. La Sesión de Interpelación del Senado, que tendría por objeto cuestionar las acciones o las omisiones del gabinete del gobierno de coalición. La Sesión de control del gobierno sería una sesión mensualmente alternada entre ambas Cámaras con objeto tanto de recibir el informe de los trabajos del gobierno que cada mes presentaría el Secretario de Gobernación en una de las Cámaras del Congreso de la Unión, como la respuesta a las preguntas orales que sobre el mismo objeto le serían formuladas.

No estamos ante cambios menores; son, al contrario, saltos cuánticos que hay que estudiar con esmero, ejecutar con cuidado y concretar con responsabilidad. El régimen democrático lo merece.

gsergioj@gmail.com

@El_Consultor_

Imprimir

Comentarios