Indefensos, los tarjetahabientes ante el robo de identidad - Ma. del Rocío Pineda Gochi | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 09 de Agosto, 2017
Indefensos, los tarjetahabientes ante el robo de identidad | La Crónica de Hoy

Indefensos, los tarjetahabientes ante el robo de identidad

Ma. del Rocío Pineda Gochi

A lo largo de la carrera científica, sus constantes —y cada vez más complejas— innovaciones tecnológicas han alterado los canales tradicionales que regían las relaciones humanas en todos sus ámbitos. Expertos afirman que la convergencia tecnológica propiciada por la “Revolución Digital” ha dado origen a un conjunto de tecnologías cuyas aplicaciones abren un amplio abanico de posibilidades a la comunicación humana, pero principalmente establecen nuevos modelos económicos y productivos.

Prueba de ello es que, a través de una computadora o teléfono móvil con conexión a internet, se pueden acceder a un sinnúmero de servicios que rebasan la simple comunicación, para adentrarse al mundo de las aplicaciones que permiten realizar compras, pagos, trasferencias, inversiones, ventas y cualquier otra transacción —­monetaria o no—, que se ofrece en los mercados digitales. Datos de la Asociación Mexicana de Internet refieren que los 65 millones de internautas que viven en el país realizan un comercio electrónico que vale 257 mil millones, y que entre 2009 y 2015 creció más de 900%.

Sin embargo, dada la velocidad con que han crecido los mercados digitales, las leyes y regulaciones quedaron desfasadas, y en muchas ocasiones, los gobiernos están limitados para regular este tipo de comercio, que rebasa fronteras, deja en condiciones de vulnerabilidad a los consumidores, evade el pago de impuestos e incurre en diferentes fraudes, como el robo de identidad o defraudación digital.

Al respecto del robo de identidad, desde hace mucho tiempo la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ha publicado continuamente la evolución de este fenómeno que tiene importantes pérdidas económicas, dejando a los usuarios de servicios financieros en estado de indefensión, poniendo en riesgo su seguridad y patrimonio económico. En el primer trimestre de este año, esta institución anunció que las reclamaciones por posible fraude a usuarios de la banca sumaron un millón 506 mil quejas —10 por ciento más de lo registrado en el mismo periodo de 2016­—. Aunque de los 3 mil 244 millones de pesos reclamados por los tarjetahabientes, el 53 por ciento fue abonado en favor de los clientes, los delincuentes obtuvieron ganancias por mil 820 millones de pesos.

Es alarmante que de los 19 mil casos de suplantación de identidad y retiro no reconocido, tres instituciones bancarias concentren la mayor parte de casos (5 mil BBVA Bancomer, 3 mil 338 Citibanamex y 2 mil 911 Santander).

A pesar de las recomendaciones de la propia Condusef y de bancos, cada día surgen nuevas modalidades de fraude como el método utilizado conocido como phishing, que consiste en que un tercero (en este caso, el que comete el robo de identidad) se hace pasar por una institución confiable para robar datos de clientes, a través de correos electrónicos donde solicitan datos a los usuarios.

Este hecho no ha sido omiso para los legisladores. Existen una veintena de iniciativas que buscan sancionar e inhibir este delito, pero lamentablemente no han transitado con la celeridad que necesitan ser regulados y protegidos los derechos de usuarios y de proveedores de servicios en estas plataformas y mercados digitales.

Personalmente, a finales del año pasado, se presentó una iniciativa que pretende tipificar el delito e inhibir este tipo de conductas. Además de que faculta a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que exija a los bancos mayores mecanismos de identificación y verificación de la documentación de las instituciones financieras al acreditar la identificación de sus clientes. Con ello buscamos que la apertura de cuentas, firma de contratos y cualquier operación estén plenamente por los bancos. La legislación mexicana no puede estar a la zaga de los cambios tecnológicos, y es necesario que tanto bancos, instituciones reguladoras y defensoras de los derechos de los usuarios del gobierno como los legisladores trabajemos para garantizar un sano funcionamiento de los mercados digitales, que tienen gran impacto en el desarrollo económico y social.

Senadora de la República

Michoacán de Ocampo

@RocioPinedaG

Imprimir

Comentarios