Ambulantes muestran músculo y exigen espacios | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 09 de Agosto, 2017

Ambulantes muestran músculo y exigen espacios

Encabezados por Diana Sánchez Barrios, lideresa de comercio informal, 4 mil vendedores se movilizaron del Ángel de la Independencia y Tlatelolco hacia el Zócalo capitalino

Ambulantes muestran músculo y exigen espacios | La Crónica de Hoy

Vendedores ambulantes liderados por Diana Sánchez Barrios colapsaron la movilidad en el Centro de la Ciudad de México, luego de manifestarse contra el retiro de puestos metálicos.

La familia Barrios reclutó a diversas organizaciones de ambulantes de al menos cinco delegaciones, para cerrar vialidades y generar caos vial sobre Paseo de la Reforma, Insurgentes y Tlatelolco.

“Esta movilización se originó tras el retiro de puestos en la calle Apartado, porque es una represión y nos quitan nuestra fuente de trabajo”, comentó Diana Barrios.

Desde las 9:00 hasta las 14:00 horas, los automovilistas provenientes del norte, poniente y sur de la capital no lograron pasar al centro de la capital, pues la movilización de aproximadamente cuatro mil vendedores ambulantes obligó al cierre de avenidas principales.

La marcha, que inició desde tres puntos diferentes, se llevó a cabo de forma pacífica y sin ningún tipo de conflicto, pues la lideresa aseguró que su motivo era exigir trabajo de forma pacífica; incluso pidió a los más de cuatro mil asistentes vestir de color blanco para “no dar una mala imagen”.

Sin embargo, hubo confusión cuando al llegar a la altura de El Caballito un grupo de hombres en motoneta se acercó a Diana Sánchez Barrios para informarle que en Bellas Artes había un cerco de granaderos que les impediría pasar al cuadrante del Zócalo capitalino.

“Está muy bien que haya granaderos, porque no nos detendrán y haremos lo que sea para llegar al edificio de gobierno”, dijo Barrios a sus seguidores.

La manifestación tuvo protección; los primeros en cuidar el movimiento en contra del gobierno capitalino y a Diana Barrios fueron hombres que viajaban en 15 motonetas.

Ellos se encargaban de dar vueltas por las diferentes filas de ambulantes que gritaban para exigir sus derechos.

Conforme avanzaba el contingente sobre Paseo de la Reforma y avenida Insurgentes, el caos vehicular se agravaba en calles colindantes, pues cientos de manifestantes se tomaban su tiempo para caminar y cruzar las calles, “somos comerciantes, no somos malechores”, decían mientras elementos de Tránsito detenían a los automovilistas para permitir el paso de la marcha.

Por otra parte, Diana Barrios, vestida de blanco y con joyería de oro, ondeaba una bandera de México rodeada de un grupo de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero, Intersexual (LGBTTTI), quienes también pedían el respeto a sus derechos humanos.

Tras hacer un mitin de 30 minutos en la Esquina de la Información, Sánchez Barrios, con un discurso al estilo 15 de septiembre, comentó a sus aliados que lucharía por sus derechos humanos, por su trabajo y esfuerzo durante tantos años realizados en las calles, “¡Vivan los comerciantes!”.

Indicó que entre las exigencias de los comerciantes informales, están la realización de diversas mesas de trabajo y foros para hacer un frente ante el abuso que supuestamente el Gobierno de la Ciudad de México ha cometido en su contra.

“Haremos foros internacionales en donde invitaremos a líderes de otros países para que comenten en qué otros lugares han solucionado el comercio por un bien social”, explicó la mujer.

Al prometerles un futuro satisfactorio para continuar con las labores en las calles, Diana Barrios aseguró que la lucha seguiría hasta que les sean regresados los espacios, estructuras y mercancía perdida durante los operativos realizados.

“Ellos necesitan un sustento, continuar con su trabajo y tener la certeza de que tendrán comida todos los días, por eso ya estamos trabajando para crear foros que estén a favor de este sector”, explicó.

Imprimir