Ignacio López Tarso aviva su pasión por el teatro en El Padre | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 09 de Agosto, 2017

Ignacio López Tarso aviva su pasión por el teatro en El Padre

El primer actor dará vida a un hombre de edad avanzada que padece Alzheimer, a partir del 18 de agosto en el Teatro San Jerónimo Independencia

Ignacio López Tarso aviva su pasión por el teatro en El Padre | La Crónica de Hoy

El primer actor Ignacio López Tarso mantiene viva su pasión por el teatro. Tiene 92 años y se ha aprendido 80 páginas de un texto en el que interpreta a un hombre que pierde la memoria. Se trata de la puesta en escena El Padre, que dirige Salvador Garcini, con la cual no solo pretende alimentar su pasión por las tablas sino hacer que el espectador reflexione con una historia conmovedora.

“Sé muy bien dónde está un personaje y dónde está el otro; cuando voy a entrar a escena siempre rectifico mis textos y siempre rectifico muy bien de qué personaje se trata, hay veces en que el abanico es muy interesante y eso es muy divertido, hacer cuatro o cinco personajes al mismo tiempo te llena la imaginación de imágenes siempre, es muy bueno”, dijo el actor a los medios de comunicación, al referirse a esta puesta en escena que es muy cercana a otras como Un Picasso y Aeroplanos de las que ha formado recientemente.

“Es una fortuna y un gozo increíble. Estar en un escenario llena totalmente mi vida. Con un buen personaje y bien acompañado no hay nada mejor que eso para disfrutar lo que me quede de vida (…) Porque todos nos vamos a morir, no sabemos cuándo, dónde, ni a qué hora, ni cómo ni por qué, pero te tienes que morir. Sin embargo, mientras tenga vida, salud y pueda hacerlo, estaré aquí”, enfatizó López Tarso.

Además del primer actor, también participan otros como Sergio Basáñez, Erika Buenfil y Lisardo, quienes dan vida a los personajes de El Padre (texto de Florian Zeller), con la versión para México de Fernando Masllorens y Federico González del Pino. De acuerdo con el director se trata de un gran reto narrativo.

El Padre cuenta la historia de un hombre de edad avanzada que padece Alzheimer, sin embargo, no se da cuenta que padece esa enfermedad y cree que todos los que lo rodean son los que están mal y olvidan las cosas, por lo que la paciencia juega un papel importante y el cómo, es que las personas con este padecimiento, pueden llegar a ver las cosas.

Se trata de una obra que invita a los asistentes a la reflexión de esta enfermedad, a la que todos estamos expuestos y que aún no hay cura. Un tema que profundiza en el Alzheimer y que pocas veces es visto desde un punto de vista diferente, en esta ocasión desde la parte actoral.

No se necesita de mucha escenografía, ya que todo se lleva a cabo en el interior de una habitación, que crea una atmósfera de un ambiente difícil que se vive en familia a diario y que busca mostrar el punto de vista de cada miembro sobre cómo es lidiar con una persona que padece esta enfermedad.

“Es todo un reto para mí, casi pasaron nueve años desde que tuve un proyecto de esta talla, siempre me han gustado los retos y sabes que hay un buen texto, una historia por contar, con un mensaje muy claro y benéfico para la sociedad, me hizo decir sí, un proyecto en el que mi personaje me permitirá descubrir cosas nuevas y ver la otra cara del Alzheimer”, dijo Sergio Basáñez.

Por su parte, López Tarso añadió que para él no hay impedimentos a la hora de estar arriba de un escenario, “muchos creen que por la edad ya no puedo, pero soy tan entregado a lo que hago que no importa todas las líneas que tenga que memorizar, para eso trabajamos los actores, nos entregamos al mil, todos vamos a morir algún día, por eso debemos esforzarnos por hacer lo que nos gusta en cada instante”, dijo.

El Padre viene a romper muchos estereotipos para los actores, ya que no es una obra tan comercial, siendo ese el factor que los motivó a subirse al barco y descubrir los nuevos horizontes que existen en la escena teatral. Es una obra divertida, pero que no rebasa la línea de caer en una comedia, ya que lo primordial es ver que El Padre es un ser humano enfermo y que busca de manera irreverente el entendimiento de los seres que lo rodean.

“La trama es una continua sorpresa, a veces agradable y en otras alucinante, dolorosa o increíble. Es un mundo fantástico de emociones y creemos que es muy apta para la necesidad emocional que tiene el público mexicano”, dijo el director Salvador Garcini.

“Es una tragedia muy chistosa, pues empieza cuando acaba la obra. El 90 por ciento de los 15 cuadros que presentamos (una hora 45 minutos sin intermedio) se componen de cosas muy divertidas e ingeniosas, mientras que el resto es tragedia”, comentó López Tarso.

La obra se presentará al público a partir del 18 de agosto en el Teatro San Jerónimo Independencia, con funciones de viernes a domingo, cada una de ellas con duración de una hora y media sin intermedio, con lo que pretenden que no se pierda el hilo de la historia y que los actores aseguraron, “no querrás pararte de tu asiento de principio a fin”.

Imprimir