C.C.P. José Antonio González Anaya, director general de Pemex - Arturo Maximiliano García | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 11 de Agosto, 2017
C.C.P. José Antonio González Anaya, director general de Pemex | La Crónica de Hoy

C.C.P. José Antonio González Anaya, director general de Pemex

Arturo Maximiliano García

Seguramente muchos se preguntarán qué tiene que ver usted con la XXII Asamblea General del PRI que concluirá este 12 de agosto en la Ciudad de México. Si bien no será  Usted uno de los beneficiados directos de la eliminación de candados para las candidaturas, esto pudiera tener una repercusión en su carrera como funcionario, su salida de Pemex.

Mucho hablaron los dirigentes priistas de que la Asamblea, que llega a su fin este día, no era sólo para eliminar candados. Reiteradamente varios liderazgos como Claudia Ruiz Massieu y César Camacho Quiroz, negaron que ése sería el tema principal del conclave, pero al final será lo que trascenderá.

Habría sólo otro punto de alto impacto político electoral, y es que los candados que quitaron de un lado los pusieron en otro. Me refiero a la prohibición de que quien sea legislador plurinominal lo pueda volver a ser para un periodo inmediato posterior por esta misma vía. Bajo esta disposición, cuadros como Emilio Gamboa o Jorge Carlos Marín, operadores fundamentales en la Cámara alta y la Cámara baja respectivamente, no podrían entrar en la siguiente lista de plurinominales, brincando de una cámara a otra, salvo que las letras chiquitas dijeran que tal regla aplicará a partir de 2021. Por otro lado los lideres sindicales a quienes habitualmente se les ofreció una posición plurinominal, como pudiera ser entre otros Carlos Romero Deschamps, no podrían ir por ese camino, y sólo accederían al fuero siendo electos de manera directa en algún distrito o estado. ¿Qué les podrá ofrecer el PRI diferente al fuero, tomando en cuenta las bajas expectativas de retener la Presidencia, a líderes que comúnmente “jalan” con ellos para que les refrenden su apoyo? Una movida arriesgada pero quizá vendible hacia el electorado.

Los candados que sí quitaron parecieran abrirle la puerta en particular al secretario de Hacienda, José Antonio Meade, que podría, ya sin obstáculos, ser entonces el candidato presidencial por el PRI. Meade pudiera no ser apoyado por un sector, que preferiría un candidato de casa, aunque el PRI es famoso por su disciplina partidaria, a la que deberán apelar para evitar fracturas. Por otro lado el perfil de Meade puede ser muy atractivo para la clase media y media alta, mercado que se disputa con la derecha, además de que en ciertos escenarios, como el de que el PAN no postule a Margarita Zavala, esto pudiera generarle apoyos de un grupo de panistas cercanos a él, quien ya fue secretario en un gabinete emanado de Acción Nacional.

Sea que Meade fuera el candidato a la Presidencia de la República por el PRI o si su destino acabara siendo el Banco de México, es casi un hecho que no llegará a diciembre como titular de Hacienda. Ni el país ni el gobierno están para soportar incertidumbre ni mandar mensajes de inestabilidad, por lo que sería lógico y atinado que quien se quedara como Secretario de Hacienda por lo que resta de la administración, incluso con posibilidad de permanecer en ella en el próximo gobierno, sea precisamente usted, uno de los perfiles más destacados en el sector económico gubernamental. Los candados no se quitaron para usted, pero podrían marcar su salida de Pemex, para hacerse ahora cargo de las finanzas de todo el país.

maximilianogarciap@gmail.com

@maximilianogp

Imprimir

Comentarios