Disturbios por marcha neonazi en Virginia dejan un muerto | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 12 de Agosto, 2017

Disturbios por marcha neonazi en Virginia dejan un muerto

Un automovilista supremacista blanco embistió a un grupo que se oponía a la manifestación, lesionando de gravedad a 19 personas. El agresor James Alex Fields Jr., de 20 años, fue detenido

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Un saldo de un muerto y 19 heridos dejó ayer la embestida de un auto contra un grupo de personas en Charlottesville, en Virginia, Estados Unidos, donde se registraron enfrentamientos por una marcha de supremacistas blancos, informó el alcalde de la ciudad, Mike Signer.

De acuerdo con medios locales, la polémica marcha supremacista denominada “Unir a la derecha” fue convocada la noche del viernes, en protesta por la retirada de una estatua homenaje al general confederado Robert E. Lee, quien lideró a las fuerzas sureñas durante la Guerra Civil estadunidense.

Grupos de izquierda se concentraron para repudiar la manifestación de ayer, lo que derivó en enfrentamientos con neonazis con piedras y otros proyectiles.

EVIDENCIAS. De acuerdo con la policía local y testigos, un hombre, al parecer supremacista blanco, a bordo de un vehículo gris, de forma deliberada atropelló a un grupo de personas que se manifestaba contra la marcha, lo que dejó como resultado la muerte de una mujer de 32 años y lesiones a otras 19; el agresor fue detenido y llevado a una comisaría donde es interrogado.

Autoridades detuvieron al agresor, de nombre James Alex Fields Jr., de 20 años y natural de Ohio. Grabaciones de testigos mostraron un auto deportivo gris, con matrícula de Ohio, que aceleró hacia la multitud y que luego golpeó la parte trasera de dos vehículos rodeados de gente; después, las imágenes muestran a personal médico ayudando a varias víctimas ensangrentadas.

Fuentes del Centro Médico de la Universidad de Virginia confirmaron un deceso por este ataque.

Asimismo, agregaron que otras 15 personas habrían resultado heridas en los enfrentamientos que se registraron por la mañana.

ILEGAL. El suceso se registró cerca de las 13:00 horas locales, poco después de que el gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, declarara el estado de emergencia en la ciudad por los enfrentamientos entre participantes en la marcha y opositores y tras declarar ilegal la manifestación, por lo que ordenaron a los asistentes que se dispersaran.

La manifestación supremacista es descrita como “el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en EU”, según el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los que fomentan la violencia racial.

JUSTIFICACIÓN. Jason Kessler, organizador del evento y que fue arrestado con otras 22 personas, señaló en un comunicado que se trata de defender la Primera Enmienda de la Constitución que protege la libertad de expresión y respaldar a “los grandes hombres blancos que están siendo difamados, calumniados y derribados en EU”.

Por otra parte, dos personas murieron luego de que un helicóptero de la policía que regresaba de monitorear la zona del conflicto en Charlottesville chocara afuera de la ciudad. La tragedia, según un comunicado de la corporación, se “está tratando como una investigación por homicidio criminal” y hasta ahora no han transcendido las circunstancias en las que se ha producido el accidente.

Redes sociales

“Vamos a cumplir la promesa del presidente”, dijo exlíder del KKK

David Duke, exlíder del Ku Klux Klan (KKK) y quien participó en la convocatoria y la manifestación de supremacistas blancos de ayer en Charlottesville, Virginia, aseguró a través de redes sociales que “estamos aquí porque vamos a cumplir la promesa de Donald Trump. En eso es en lo que creemos. Es por eso que votamos por él, porque él prometió traernos nuestro país de vuelta”.

El dirigente supremacista esperaba una reacción favorable por parte de Trump en sus mensajes de Twitter, pero se quedó pasmado al escuchar llamados a la calma y a la paz.

Trump cuidó en todo momento sus declaraciones y se limitó a decir que estaba siguiendo los hechos de cerca y que agradecía el trabajo que la policía local y la guardia nacional habían hecho para controlar la situación.

Al condenar el odio que provenía de cualquier bando, el presidente se desmarcó de dirigirse directamente a quienes convocaron la marcha, lo que desató críticas de David Duke, quien le recordó que “los blancos te llevamos a la Casa Blanca”.

Imprimir