Fugas retrasan entrega de Deprimido Mixcoac | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 12 de Agosto, 2017

Fugas retrasan entrega de Deprimido Mixcoac

Autoridades aseguran que estará listo en 15 días; en este tiempo trabajarán en la reparación de filtraciones, que no se pueden evitar y no representan riesgo ◗ El agua proviene de tuberías y coladeras cercanas a la obra

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

El Deprimido Mixcoac tardará 15 días más en ser entregado. Este tiempo servirá para atender las filtraciones que se han presentado en el túnel. El agua proviene de tuberías rotas y coladeras que están cerca de la obra, a sólo 200 metros, por lo que ingenieros encargados de la obra afirman que no se pueden evitar dichas filtraciones.

Estas fugas se presentaban en la zona antes de que se iniciaran los trabajos y han representado un obstáculo para la apertura de la vialidad.

Pese a ello, autoridades aseguran que no existe riesgo y confirmaron que en dos semanas será entregado el desnivel.

Ricardo Olvera, subdirector de construcción de la Dirección General de Proyectos Especiales de la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México (Sobse), aseguró durante un recorrido con Crónica, que las filtraciones que aparecieron en el Deprimido Mixcoac no representan un daño a la obra.

De acuerdo con el ingeniero y encargado del Doble Túnel, las filtraciones presentadas a lo largo de éste no causan un problema grave a la estructura del desnivel, pues las fugas se encuentran, en algunos casos, a dos cuadras de distancia.

Como parte del trabajo que se hace para controlar las fugas preexistentes —es decir, que estaban incluso antes de iniciar la construcción— el ingeniero a cargo de la obra explicó que se aplica un sellado de concreto con el fin de evitar que el agua se extienda a lo largo del terreno.

“No es algo que genere un problema para la infraestructura del desnivel, que dañe o vea lesionada la cimentación del túnel; son fugas que siempre han estado pero nadie las veía”, detalló Olvera Hernández.

Negó que en un futuro se llegue a presentar la ruptura de asfalto o la aparición de algún socavón, porque la cimentación cuenta con diversos refuerzos tanto de varilla como de cemento, que hacen imposible que se forme un hoyo.

Aceptó que podría haber preocupación por la parte superior del túnel, pues es ahí por donde cruzan los diversos colectores de agua que evitarán las inundaciones.

“El problema en dado caso vendría desde arriba y afuera, pues con las bocas de tormenta en la entrada de cada túnel y las coladeras ya en el túnel se evita el remojo del asfalto como para ocasionar un rompimiento”, explicó.

Por otra parte, detalló que a lo largo de la obra se repararon alrededor de 20 fugas con apoyo del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), mismas que no tenían que ver con el proyecto que se llevaba a cabo.

“Ahorita estamos haciendo una tarjea (un canal por el que pasa el agua) en la calle Ceres a media cuadra del desnivel localizamos una fuga que nos ocasionaba intervenciones, porque el agua sigue viajando y las demás problemáticas que se localicen serán intervenidas”, explicó Olvera.

De acuerdo con el representante de la obra, las filtraciones “se ven más graves de lo que son”, en virtud de que el agua fluye entre las columnas; de cualquier forma, aseveró, se trabaja con tecnología especializada para detectarlas antes de que ocasionen alguna complicación irreversible.

“Ahorita el trabajo que estamos haciendo básicamente es detectarlas, canalizarlas y determinar lo que esté pasando, porque no es una filtración de terreno”, especificó Ricardo.

REPARACIÓN DE TUBERÍAS. Las autoridades capitalinas trabajan en la reparación de al menos tres fugas severas que se han detectado, por lo que el proceso es rápido y fácil.

Se colocan mangas internas que crean un tubo nuevo dentro del ya existente.

El material fabricado con polímero, al momento de estar dentro, se infla y con agua caliente y se adhiere para sellar completamente el tubo y evitar que se rompa o desgaste el metal que transporta el agua.  

“Con ese proceso se asegura que los conductores transporten el agua de manera segura y confiable para que no exista algún desgaje o la propia ruptura de los tubos, dándole además varios años de vida sin la necesidad de que sean rehabilitados”, explicó.

Finalmente, Ricardo Olvera aseguró que el túnel se encuentra completamente listo para ser inaugurado pues lo único que está en acabados finales son las dos fuentes que rodean la glorieta de Mixcoac con Insurgentes, la Plaza Plateros y el Parque Lineal.

“Lo demás se encuentra ya terminado, los túneles solo se someten a revisiones y en dos semanas aproximadamente ya se encontrará en funcionamiento”, finalizó. 

Seguridad en el túnel

Fotomultas

El Desnivel Mixcoac podría contar en un futuro con el sistema de fotomultas, con el fin de evitar que capitalinos excedan la velocidad en esta vialidad.

De acuerdo con la Secretaría de Obras (Sobse) y la Secretaría de Movilidad (Semovi), la velocidad permitida para circular por el Doble Túnel Mixcoac debe ser de hasta 40 kilómetros por hora en tramos lineales, mientras que los automovilistas deberán bajar la velocidad hasta 30 kilómetros para tomar las salidas a Eje 8 y Barranca del Muerto.

El Gobierno capitalino y la Secretaría de Seguridad Pública analizan si el Desnivel, que próximamente será inaugurado, contará con diversas cámaras de fotomultas para obligar a los capitalinos a respetar las señalizaciones.

El Deprimido contará también con un sistema de monitoreo conectado al C5 del Gobierno de la Ciudad de México, con el fin de vigilar la zona y garantizar la seguridad en el paso. Habrá iluminación de última tecnología.  

Imprimir