Presentan nueva etapa para la Casa Refugio Citlaltépetl | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 16 de Agosto, 2017

Presentan nueva etapa para la Casa Refugio Citlaltépetl

Cambio. Hace 19 años inició funciones para proteger a escritores perseguidos en sus países y ahora deja de ser fundación para sumarse a los recintos administrados por la Secretaría de Cultura de la CDMX. “La Casa debe defender la libertad de expresión y a informadores no sólo en el extranjero, sino en México”, dijo el Premio Crónica, Juan Villoro

Presentan nueva etapa para la Casa Refugio Citlaltépetl | La Crónica de Hoy
En conferencia de prensa, el Consejo de la Casa Refugio anunció los cambios en la administración de ésta.

La Casa Refugio Citlaltépetl, desde hoy, deja de ser una fundación y se suma a la lista de recintos administrados por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México. Este espacio que desde hace 19 años recibe a escritores perseguidos en sus países de origen ahora será dirigido por Daniela Flores Serrano (Ciudad de México, 1986), después de que por 15 años estuviera bajo la dirección del poeta y miembro del comité editorial de La Tempestad, Philippe Ollé-Laprune (Francia, 1962).

Esta nueva tutela de la casa ubicada la colonia Hipódromo Condesa fue una decisión tomada por un consejo ciudadano formado de escritores y artistas como Juan Villoro, Vicente Rojo y Carmen Boullosa. Además, las actividades de este espacio ya no se enfocarán únicamente a continuar el trabajo literario de sus residentes, se abrirá al alojamiento de periodistas y artistas en situación de amenaza.

Al respecto, Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura de la Ciudad de México, precisó que el inmueble ubicado en el número 25 de la calle Citlaltépetl de la delegación Cuauhtémoc siempre ha pertenecido al gobierno local bajo el permiso administrativo temporal revocable de espacios, por lo que ahora que será administrada por las autoridades capitalinas, nada cambiará y seguirá siendo un recinto abierto a patrocinios nacionales e internacionales.

“Estamos asumiendo la parte operativa manteniendo un consejo ciudadano y la casa sigue abierta a diferentes patrocinios nacionales e internacionales. El apoyo de la Secretaría de Cultura federal (que hacía cada año aportando medio millón de pesos) a través del Fonca para el escritor perseguido, habrá que rehacerlo con la próxima camada de escritores o periodistas que vengan, específicamente en el proyecto puntual de publicaciones”, comentó.

Esta casa inició hace 19 años con la idea de apoyar la escritora de aquellos autores que enfrentaban censura por motivos políticos en sus países de origen, entonces los escritores Álvaro Mutis, Carlos Monsiváis, Augusto Monterroso, José Emilio Pacheco y Carmen Boullosa decidieron unirse para dar sostén al proyecto que en marzo de 1998 se unió a la Red Internacional de Ciudades Refugio (ICORN, por sus siglas en inglés).

Algunos de los escritores que han vivido en la Casa de Refugio Citlaltépetl son: el poeta serbio,Vladimir Arsenijevic; el poeta de Kosovo, Xhevdet Bajraj; escritor argelino Yasmina Khadra; el caricaturista de Birmania, Min Kyaw Khaing; el escritor senegalés Boubacar Boris Diop; el poeta iraquí Hatem Abdulwahid Saleh; la poeta rusa Shakriza Bogatyreva y el dramaturgo de Zimbabue, Christopher Mlalazi.

“La casa surgió en un momento en que México podía sentir que la inteligencia y las palabras estaban amenazadas en otras latitudes, hoy no necesitamos viajar para conocer la guerra. Las circunstancias cambiaron.  La Casa Refugio debe defender la libertad de expresión y a los informadores no sólo en el extranjero, sino en México”, dijo Juan Villoro.

El escritor mexicano y Premio Crónica añadió que el país también enfrenta la política agobiante de Donald Trump, “que ha hecho que muchos mexicanos tengan que regresar de manera forzada y nosotros tenemos que analizar el tema de migración, frontera e identidad y ver la manera en que podemos darle acogida a estos mexicanos que han regresado. La casa tiene un desafío mayor: atender los problemas cercanos a nosotros”.

Villoro comentó que es difícil que un exiliado sienta que sus raíces están con él, “posiblemente esas raíces ya no están en el suelo, quizá están en las paredes, en donde están sus libros e imágenes, entonces esas paredes son la construcción imaginaria de una patria que fortalecerá la Casa Refugio”.

PROYECTO. A sus 30 años de edad, la egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, Daniela Flores Serrano, fue elegida para dirigir la Casa Refugio Citlaltépetl, por lo menos durante 2017 y 2018. Su plan de trabajo para lo que resta de este año se basa en tres ejes: derechos humanos, migraciones y libertad de expresión, temas que difundirá con música, conversatorios y comida.

Las primeras actividades que impulsará la nueva directora serán proyectos que incluyen a las organizaciones Artículo 19 y Periodistas a Pie, un conversatorio en el Centro Cultural Universitario de Tlatelolco para acompañar la exposición de realidad virtual de Alejandro González Iñarritú y la organización de comilongas.

“Haremos unas comilongas, es decir, a partir de la comida y el encuentro, empezar a hablar de aquello que nos está doliendo en el tiempo presente. Vamos a tener una comilonga de Andalucía y lo que intenta es hablar de todo ese proceso del exilio español, pero hablarlo desde las problemáticas que está teniendo España en el tiempo”, comentó Flores Serrano.

Al respecto, Juan Villoro señaló que a partir del programa de trabajo que presentó Daniela, fue elegida entre otros cinco candidatos. “El consejo decide cuánto tiempo estará Daniela, esto que ahora pertenece a la Secretaría de Cultura está marcado por los plazos del Gobierno de la Ciudad de México, entonces en principio nosotros buscaremos un horizonte de trabajo hasta que termine la actual administración”.

 

Imprimir