Será una renegociación simbólica y mediática: Jaime Zabludovsky | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Será una renegociación simbólica y mediática: Jaime Zabludovsky

En el caso de controversias EU va a poner corchete a todo punto donde Canadá y México no están de acuerdo. En seis o cinco meses podría concluirse

Para la negociación de un tratado como el TLCAN hay una metodología bastante clara para los que participan, pero bastante oscura para quienes están afuera, donde primero se organiza en temas, se pone lo más importante y urgente al principio, a fin de diseñar  y acordar el índice, explicó Jaime Zabludovsky, experto en comercio exterior.

Una vez que se acuerda este mapa de ruta, el siguiente paso es nombrar a los integrantes del equipo que estará encargado de la negociación de cada uno de los temas acordados; mientras que el tercer punto es un calendario de negociación.

“Luego se centra en la sustancia de la negociación, donde generalmente se establecen algunos principios, hace 22 años era la liberalización del comercio, donde todo estaba en la mesa y no iba a haber excepciones”, señaló el economista. Indicó que  cada uno de los capítulos tiene que ser traducido a un texto, “realmente la negociación entra en la parte más sabrosa cuando hay textos de negociación y en los textos se empiezan a ver las diferencias”.

Dijo que la negociación empieza cuando se tratan de quitar los corchetes para llegar a un texto único, cuya rispidez depende de la dificultad del tema y de lo sensible que sea para los países, en el caso del Capítulo 19, Estados Unidos va a poner corchete a todo, punto donde Canadá y México no están de acuerdo.

Zabludovsky, quien participó en la primera negociación del TLCAN, consideró que esta primera sesión que se llevará  a cabo a partir de mañana, tiene por lo menos dos componentes: el simbólico y mediático; además de uno político muy importante, sobre el inicio de la negociación por parte de los tres responsables; aunado a la necesidad de acordar los tiempos, la gente, los lugares y las formas de la negociación.

Respecto a los tiempos que llevará la renegociación del TLCAN, opinó que si bien están dictados por la sustancia,  también es cierto que dependen de la voluntad política de las partes para querer o no concluir el proceso. “Lo que yo leo hoy, es que las tres partes están comprometidas en tratar de hacer el mejor esfuerzo de concluir rápido”, afirmó.

“Se ha oído que van a hacer calendarios de negociación con rondas cada tres semanas y si eso es lo que determina en el proceso, yo creo que no es imposible concluir una negociación hacia finales de año, “en seis o cinco meses, el TLC nos tomó 14 meses”, anotó.

Imprimir