Empecemos el debate sobre el financiamiento público - Rosa Gómez Tovar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 21 de Agosto, 2017
Empecemos el debate sobre el financiamiento público  | La Crónica de Hoy

Empecemos el debate sobre el financiamiento público

Rosa Gómez Tovar

Nuestra Constitución establece que los partidos políticos son entidades de interés público, por ello reciben recursos públicos para realizar sus actividades de promoción de la cultura democrática del país y en años electorales, para la búsqueda del voto. Específicamente, en la base segunda del artículo 41, la Constitución señala cómo se debe calcular el financiamiento anual que les será entregado a los partidos: se multiplica el padrón electoral por el 65 por ciento de la unidad de medida y actualización (UMA). El padrón al 31 de julio de este año fue de 87 millones 557 mil 868 personas, por lo que al multiplicarlo al valor de la UMA señalada nos da 4 mil 296 millones 333 mil 246 pesos. Para elecciones presidenciales, nuestra Carta Magna otorga el 50 por ciento adicional, es decir, 2 mil 148 millones 166 mil 623 pesos.  Por último, se les brinda 3 por ciento adicional en efectivo para realizar tareas de capacitación, investigación y promover el liderazgo político de las mujeres. Esto nos da un total de recursos en efectivo de 6 mil 573 millones de pesos.

A esta cantidad falta adicionar 4 por ciento del financiamiento ordinario para la prerrogativa postal que señala la Ley General de Partidos Políticos, y 2 por ciento para los candidatos independientes.

Si se considera únicamente el financiamiento en efectivo que se le ha otorgado a los partidos políticos en años de elección presidencial, descontando la inflación, la cantidad calculada para 2018 es menor que los procesos de los años 2000 (6 mil 617 millones), 2006 (6 mil 678 millones) e incluso 2003 (8 mil 744 millones), año en el que sólo hubo elecciones intermedias.

En comparación con el año 2012, este monto aumentó 3.2 por ciento en términos reales, sin embargo, el padrón electoral creció 5.5 por ciento entre 2012 y julio de este año, al pasar de 82.9 millones de personas a 87.6 millones.

Entonces, no nos encontramos con la mayor cantidad de recursos que se les haya entregado a los partidos políticos, ni ante una decisión arbitraria de la autoridad; la legislación señala claramente los recursos que deben recibir los partidos y candidatos independientes.

Ahora, los Organismos Públicos locales entregarán a los partidos políticos otros 6 mil millones, que en conjunto suman la cantidad de 12 mil 580 millones de pesos. Este monto, es más que suficiente para que el gasto en las próximas campañas electorales se ciña a la utilización de recursos legales, plenamente identificables y que abonan a la transparencia.

Sin embargo, esto no significa que no se deba discutir sobre la pertinencia de la fórmula que actualmente se aplica o si se deben otorgar recursos a nivel nacional y también en lo local. Como se estableció en la sesión del pasado viernes en el INE, este último puede organizar el debate sobre este asunto, pero la voluntad política para cambiar la Constitución debe provenir del Congreso.

Algo que no se debe olvidar en la discusión son los beneficios del financiamiento público, entre ellos compensar la capacidad de la oposición para recaudar recursos, ya que sin la existencia del subsidio estatal algunos partidos se encontrarían en seria desventaja para competir en las elecciones.

Otro asunto de vital importancia es la transparencia de los recursos, ya que aun con las capacidades técnicas especializadas del INE para fiscalizar recursos, detectar el origen del dinero en efectivo es una tarea complicada que exige más de 40 días (periodo otorgado por la Ley) para analizarse.

De forma que los recursos públicos deben considerarse únicamente como un gasto, si no como una inversión que realiza el Estado para asegurarse que los partidos no tengan que allegarse de recursos ilegales.

rosagomeztovar@outlook.com

 

Imprimir

Comentarios