El universo artístico de Yves Klein llega al MUAC | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 24 de Agosto, 2017

El universo artístico de Yves Klein llega al MUAC

Por primera vez se exhibirán obras del artista francés mediante retrospectiva conformada por 75 piezas ◗ Es mirar cómo el arte es capaz de construir un campo de sensibilidad intangible, dice Amanda de la Garza

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

El artista francés Yves Klein (1928, Niza - 1962, París) llega por primera vez a México a través de una retrospectiva conformada por más de 75 piezas, entre cartas, fotografías, películas, dibujos y obras que el artista realizó a lo largo de su trayectoria.

El trabajo curatorial de la muestra que estará en las Salas 1, 2, y 3 del Museo de Arte Contemporáneo (MUAC), estuvo a cargo de Daniel Moquay, quien explica que la idea nació después del paso de Anish Kapoor por el recinto de la UNAM:

“Anish Kapoor fue bastante cercano a Yves, porque hacía también cosas con el pigmento rojo, amarillo y ha tenido varias cuestiones sobre el azul. El azul de Klein es un asunto de lo que muchos han hablado, pero es algo más que las Antropometrías y de todo lo que está en la exposición. Yves era un personaje que escribió cerca de mil páginas en seis años”.

La exposición comienza con una fotografía en la que se aprecia el momento en que Yves da un brinco, pues “era un deportista que podía hacer muchas cosas. Saltó 13 veces hasta conseguir la foto tomada en frente del dojo de judo, disciplina que practicó durante dos años. El símbolo que representó, fue el ascenso, no la caída”.

Después de la fotografía, se encuentran piezas como Expression de l’univers de la couleur mine orange, primer monocromo que Yves realizó en 1955; además de obras que pertenecen a las series Antropometrías, Cosmogonías, Relieves planetarios y Pinturas de fuego.

El curador comenta que el artista tuvo experiencias en diferentes países, siendo Alemania el más relevante porque “la única exposición que hizo Yves, fue en Alemania, después se fue a exponer en Nueva York y Los Ángeles”.

En la cuestión de los videos, se encuentra La revolución azul (The Blue Revolution), de François Lévy-Kuentz, video de 20 minutos en los que Yves Klein comparte su percepción sobre el teatro, así como el uso de la Sinfonía monótona (Symphonie Monoton), única composición que creó Klein. Mientras que en el segundo, Diálogo conmigo mismo (Dialogue with myself), una grabación que hizo el artista en su departamento.

“No fue fácil hacer la muestra. Hablar de lo inmaterial no es fácil, hay una sala dedicada a la vida y creación de Yves, quien plasmó sus ideas en un diario. No estamos hablando de obras de paredes, sino de un libro que en 1954 se convirtió en uno de los primeros libros de autor”.

Además de Daniel Moquay, Amanda de la Garza trabajó en el proceso curatorial, por lo que explica, se trata de una visión panorámica para los archivos franceses Yves Klein y con la Fundación Proa en Argentina:

“Es una retrospectiva que abarca su producción que abarca a lo largo de 8 años de trabajo. La exposición sigue una secuencia cronológica que permitirá entender los diferentes matices y planteamientos de Yves, sobre todo desde el ámbito de la producción inmaterial del arte, es decir de cómo el arte es capaz de construir un campo de sensibilidad inmaterial”.

EL ECO. Yves Klein no sólo estará en el Museo de Arte Contemporáneo, pues de diciembre a febrero, estará en el Museo Experimental El Eco a través del proyecto International Klein Blue (IKB), según detalla Paola Santoscoy, directora del recinto.

“Se trata de una intervención al edificio de Mathias Goeritz, quien tuvo contacto con Yves. Se escribieron unas cartas en 1960, a partir de esta conversación surgió la idea de hacer este gesto curatorial que consiste en pintar parte del edificio con azul Klein, mucho de la idea este azul como territorio de acción y explorar los proyectos artísticos, éticos de los dos artistas en conjunto”.

La funcionaria señala que el proyecto también contempla la participación de otros artistas contemporáneos, así como la proyección de películas, que complementarán el proceso de intervención artística.

Paola Santoscoy añade que en las cartas se “ve que se conocieron en Europa. Goeritz era editor de la revista Arquitectura, y le escribió una carta a Yves para hacer una colaboración, en la carta le comenta cuántas páginas tendría la revista, cómo son las columnas y que si quería hacer una especie de ‘vacío’, que fuera corta, porque hay pocas páginas”.

De acuerdo con la historia, Yves Klein tardó más de seis meses en responder, se disculpó; Goeritz le dijo que no había problema, sin embargo la colaboración no se da por el deceso de de Yves Klein:

“La primera idea surgió por la relación epistolar, pero al investigar, lo que parece más interesante es partir de las ideas Klein alrededor del monocromo azul, desde que los muestra la primera vez, están separados del muro. Los monocromos como zonas de sensibilidad pura que de alguna manera los convierte en elementos más escultóricos que pictóricos”.

 

 

➣ La exposición Yves Klein estará del 26 de agosto hasta el 14 de enero en las Salas 1, 2 y 3, del Museo de Arte Contemporáneo.

 

Imprimir