PAN-PRD, obuses contra el frente - René Arce | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 30 de Agosto, 2017
PAN-PRD, obuses contra el frente | La Crónica de Hoy

PAN-PRD, obuses contra el frente

René Arce

Primero fue Alejandra Barrales. A la lideresa del PRD y posible candidata a gobernadora de la CDMX le hicieron públicos sus bienes inmuebles, entre ellos un departamento en una zona exclusiva del estado norteamericano de Florida.

Después, a Ricardo Anaya, líder del PAN, lo vinculan a las propiedades que su familia tiene en el ramo hotelero e inmobiliario que, según la reseña periodística, ha crecido notablemente, a la par de la carrera política del presidente del PAN, quien también puede ser candidato a Presidente de la República en el 2018.

A Graco Ramírez, gobernador de Morelos, el secretario de Comunicaciones lo involucró como uno de los responsables del socavón que cobró la vida a dos personas en la Autopista del Sol México-Acapulco; también recientemente a su esposa se le publicitó la compra de una casa cuyo valor asciende a varios millones de pesos.

Ninguna de estas notas ha tenido consecuencias jurídicas, pero han aparecido en el intervalo de tiempo en que el escándalo del socavón y de Odebrecht involucran a personajes muy cercanos al presidente Peña Nieto (Emilio Lozoya y Gerardo Ruiz Esparza), ello ha golpeado severamente al presidente, al gobierno federal y al PRI que festejaba su Asamblea Nacional con bombo y platillo.

¿Qué hay de común entre Alejandra, Ricardo y Graco? Que los tres han impulsado de una manera determinante la formación de un Frente Amplio electoral, para que en el 2018 el PAN, el PRD y organismos de la sociedad puedan construir un proyecto de gobierno común y un método para elegir a quien pueda ser el candidato o candidata a la  Presidencia de la República. De lograrse este objetivo, los electores tendrían tres opciones para otorgar su voto.

En primer lugar, estaría el populismo autoritario que representa Morena y su líder López Obrador, esta es la opción conservadora que pretende regresar a un nacionalismo estatista y a una democracia a la medida del “caudillo Presidente”, tal y como la conciben aquellos que admiran a regímenes como el cubano o el venezolano.

La segunda opción sería la de un priismo que, a pesar de ya haber perdido la Presidencia en el 2000, ha regresado con ambiciones desmedidas de recuperar el tiempo (también el dinero) perdido, que únicamente el primer año del sexenio buscó consensos para aprobar las reformas estructurales, que la ineficacia de los gobiernos de Fox y Calderón no pudieron concretar. A partir de ahí, la cleptocracia ha hecho de las suyas, desde los gobernadores como los Duarte, Moreira, Borge, Medina, etcétera, así como empresas constructoras tipo OHL y Odebrecht y personajes cercanos al círculo presidencial, como los ya mencionados Gerardo Ruiz Esparza y Emilio Lozoya.

Actualmente el PRI-gobierno coquetea incluso con la posibilidad de tener como candidato presidencial a un “no militante”, como José Antonio Meade, para intentar lavarse la cara, pensando que los ciudadanos olvidarán todos los escándalos de corrupción; o al menos igualar su desprecio hacia toda la clase política y ganar la Presidencia de la República con un tercio mayoritario de votos.

La tercera opción sería el Frente Amplio, que primero debe llegar al acuerdo de un programa de gobierno común, a la integración del gobierno de coalición y un método para elegir al candidato o candidata a la Presidencia. La mejor experiencia de un Frente de este tipo fue la Concertación Democrática Chilena para acabar con la dictadura pinochetista, donde la izquierda socialista y la democracia cristiana pactaron y posibilitaron la gobernabilidad y estabilidad para una verdadera transición democrática.

El gobierno federal y el PRI intentarán dinamitar este proyecto, repitiendo la historia de las últimas elecciones en el Estado de México, donde con escándalos públicos minaron a opositores, con dineros y prebendas compraron a líderes de partidos para evitar la unidad opositora, e impulsaron candidaturas que dividieran el voto y así obtener la mayoría relativa de los electores.

Los obuses contra este frente apenas comienzan, los opositores deberán estar convencidos de lo que pretenden y no dejarse intimidar de lo que viene.

Mail: renearcecirigo@gmail.com

Fb: René Arce

Web: renearce.com

Tw: @renearcemx

Imprimir

Comentarios