Monreal: mártir de la democracia - David Gutiérrez Fuentes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 31 de Agosto, 2017
Monreal: mártir de la democracia | La Crónica de Hoy

Monreal: mártir de la democracia

David Gutiérrez Fuentes

Cuando Monreal aceptó participar en el singular proceso interno de Morena para la elección de la precandidatura al gobierno de la Ciudad de México, desde luego que sabía a lo que le entraba. No sólo eso, estoy casi seguro que más allá de sus pre- encuestas, sabía que la candidata más competitiva y mejor preparada para contender con las otras fuerzas políticas en la Ciudad de México sería Claudia Sheinbaum y no él que ni siquiera conoce la geografía de la Ciudad de México.

Sus numeritos de acarreo en el Monumento a la Revolución y sus detestables excesos verborréicos fueron prefigurando un escenario de chantaje que se confirmó el día de ayer nada menos que frente al PRI, quizá una de las cinco fuerzas políticas que según él se le acercaron para que participara en la lucha por la ciudad.

Después de ofrecer un escenario en cifras del crecimiento de Morena en el país y contar la anécdota cursi de una niñita que se volvió morenista cuando lo vio caminar por la Colonia San Rafael; después de declararse súper demócrata y de elogiar desde luego a AMLO porque imbécil no es, dijo que no abandonaría la lucha por la candidatura de la Ciudad de México y propuso reponer el proceso de selección interna mediante otra encuesta o una consulta abierta.

En otras palabras: le pasó la pelota a AMLO y en el colmo de la megalomanía se declaró “rebelde con causa”. En su mensaje de ayer se despidió con zarandajas como estas: ¡No nos van a rendir! ¡Siempre lucharemos por la dignidad y la democracia! ¡Ánimo porque la pelea apenas comienza! Entre tanto los acarreados y algunos inconformes de dicho partido gritaban consignas monolíticas entre la que destacaba ¡Monreal es Morena! ¡Monreal es Morena!

El camino de la ruptura lo trazó Monreal. Mientras más tarden en reaccionar en Morena, tradúzcase, mientras más tarde en reaccionar AMLO, el daño será mayor para ese partido. La disyuntiva de los partidos en México es volverse monolíticos (Morena, PRI, MC) o balcanizarse (PRD, PAN). Les guste o no a muchos Morena es un partido monolítico y su líder nacional tendrá que ser consecuente y expulsar de sus filas a Monreal para que ahora sí represente dignamente su papel de víctima de la democracia a ver quién demonios le compra su demagogia en las urnas.

Tanto los partidos monolíticos como los balcanizados presumen de una democracia que no practican y tarde o temprano esos vicios pasan la factura. Más allá de sus votantes fieles y de los que sin duda se van sumando por hartazgo de las otras fuerzas políticas, Morena está dejando escapar un nicho potencial de electores que es el de los indecisos a quienes no convence el discurso de AMLO por mucho que tampoco estén convencidos de los otros discursos. Ser la primera fuerza política en términos de encuestas el día de hoy implica aceptar que los golpes vendrán de muchos frentes y para resistirlos se necesita un equipo sólido e inteligente.

Si Monreal realmente quisiera ayudar a su todavía partido a alcanzar el poder, no tendría por qué haber hecho tanta alharaca y mucho menos haber bosquejado un falso escenario: AMLO es bueno, pero hay una nomenklatura perversa. Por favor, AMLO es el cimiento de la nomenklatura y es un hecho que el zacatecano rompió con él.

Las lecciones deben ser para Morena, ese tránsfuga ya anda en otra onda. Y bueno, así es la política.

dgfuentes@gmail.com

 

Imprimir

Comentarios