El Gran Canal se satura; Neza y Ecatepec en riesgo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

El Gran Canal se satura; Neza y Ecatepec en riesgo

Apoyan a vecinos de mil viviendas inundadas. Se agilizan labores para desalojar el agua. Desplegan 100 elementos del grupo Tláloc con 10 equipos de succión tipo vactor

La gran precipitación pluvial que nuevamente cayó en el Valle de México, la noche del pasado miércoles, saturó el Gran Canal, afluente que descarga las lluvias pluviales del oriente del Estado de México y ante la emergencia, se puso en marcha un operativo para apoyar a vecinos de unas mil viviendas inundadas, de al menos 13 colonias de Ecatepec; mientras que en Cuautitlán Izcalli sigue latente el riesgo en la presa El Ángulo, por la lluvia que no deja de caer. 

Las labores para desalojar el agua se agilizaron, por lo que el gobierno estatal desplegó 100 elementos del grupo Tláloc con 10 equipos de presión succión tipo vactor, más tres camiones especializados en desalojo de agua y junto con Protección Civil, la Comisión de Agua del Estado de México (CAEM)  y la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana, brindan apoyo a los damnificados, en Ecatepec.

José Manuel Camacho Salmón, vocal ejecutivo de la CAEM, explicó que “se procedió con la activación del Protocolo de Operación Conjunta para la Atención de Fenómenos Hidrometeorológicos en la Zona Metropolitana, porque se saturó el drenaje de la Ciudad de México e impidió que los drenajes de la zona de Ecatepec y Nezahualcóyotl, que van hacia el Río de los Remedios y el Gran Canal, pudieran desfogar el agua”, precisó.

Este día, dijo, las lluvias torrenciales que se presentaron en la zona de Ecatepec alcanzaron una intensidad registrada de 55 milímetros, es decir, 55 litros por cada metro cuadrado.

Indalecio Ríos Velázquez, alcalde de Ecatepec, por su parte dijo entender “la preocupación de la Ciudad de México por proteger a sus ciudadanos y evitar mayores inundaciones a las que registraron y que eso los orilló a no abrir las compuertas de desalojo que provocaron que nosotros nos inundáramos, pero nosotros tenemos la misma obligación con nuestra gente de Ecatepec”, afirmó. 

Para controlar la filtración del Gran Canal, que derivó en inundación de varias comunidades, durante la madrugada personal de Infraestructura colocó un muro de contención de 80 centímetros de alto, con costales de arena, que impidió el paso de las aguas negras y con ello se evitaron mayores incidentes.

En entrevista, Ríos Velázquez informó que 120 médicos y enfermeras de la Jurisdicción Sanitaria del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) en Ecatepec, colocaron 17 puestos sanitarios, para prevenir alguna anomalía derivada del contacto con el agua.

Autoridades estatales y municipales trabajan en el censo de viviendas afectadas, y se tienen habilitados albergues donde las personas pueden recibir alimentos, cobijas y servicios médicos.

En Cuautitlán Izcalli, durante una reunión, en la que  estuvo presente el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente Espinosa, se determinó que la zona afectada donde se desbordo la presa El Ángulo, se dividiera en 14 cuadrantes, para poder distribuir 2 mil cajas chicas con despensa, 2 mil cobertores, 200 colchonetas, 500 láminas, más de mil cubrebocas, así como cloro y jabón.

La Secretaría del Medio Ambiente rescató a 16 animales de entre las aguas residuales y se les atendió principalmente de conjuntivitis.

De la misma manera, decenas de autos fueron afectados por las intensas lluvias que se registraron, principalmente en el cruce de Río de los Remedios  y avenida Gran Canal, en Ecatepec, Estado de México. 

En tanto, Atizapán de Zaragoza puso en alerta máxima sus medidas de seguridad para enfrentar y dar pronta respuesta  a  las emergencias que se suscitaron en diferentes colonias, toda vez que la zona donde se ubica la presa El Ángulo colinda con las colonias San José del Jaral, Lomas de San Miguel, Calacoaya y El Potrero de ete municipio, donde 21 casas se inundaron.

Protección Civil municipal confirmó que varias casas ubicadas en la zona limítrofe de Atizapán con Tlalnepantla en el fraccionamiento Las Arboledas, se vieron afectadas debido al desbordamiento del río San Javier ocasionado que el Emisor Poniente sobrepasará su capacidad derramando agua por sus “chimeneas”.

Imprimir