Ricardo Anaya cosecha tempestades - Juan Manuel Asai | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 03 de Septiembre, 2017
Ricardo Anaya cosecha tempestades | La Crónica de Hoy

Ricardo Anaya cosecha tempestades

Juan Manuel Asai

El pleito en el PAN deriva de la lucha por la candidatura de ese partido a la Presidencia de la República. Ése es el botín. La rispidez que atestiguamos en las notas periodísticas obedece a que el grupo que encabeza el dirigente nacional, Ricardo Anaya, se agandalla la nominación. Usa y abusa de las herramientas que tiene como dirigente nacional. O sea, presupuesto, nombramientos, prerrogativas, spots. Controla la estructura. Es juez y parte.

En el PAN no hay piso parejo. Ricardo Anaya siembra vientos. Su ofrecimiento de que los aspirantes presidenciales panistas tuvieran una probadita en los spots que él protagoniza fue rudeza innecesaria. No calculó que enfrente tiene a un peleador callejero, Felipe Calderón, que no está dispuesto a dejar ir la nominación para su esposa Margarita Zavala, sobre todo porque Margarita ha encabezado las encuestas entre los aspirantes panistas desde hace meses. Calderón fue presidente de México. Tiene contactos, le deben favores, conoce el sistema. A Felipe le gusta pelear sin guantes, a puño libre. Anaya ya tuvo una probadita con la balconeada de El Universal.

Para redondear el escenario de pelea de callejón, el tercero en discordia, Rafael Moreno Valle, ya le invirtió a este proceso demasiado tiempo, esfuerzo y dinero. Mucho dinero. Hasta un best seller le escribieron. No se quedará cruzado de brazos con el plan de Anaya. Moreno Valle se mueve bien en el sótano del sistema, lanzará golpes fuertes, inesperados, debajo del cinturón. El exgobernador de Puebla no se levantará de la mesa con las manos vacías.

La semana pasada los panistas se dijeron de todo. Rateros, cobardes, traidores fue lo más suave. El exabrupto abrió el telón que dejó al descubierto para el público fracturas en la bancada panista que no se resolverán en lo que queda de la presente legislatura. De hecho, hay riesgos claros de rompimiento, pues si Anaya no depone su actitud abusiva, Zavala y Moreno pueden buscar la Presidencia compitiendo como candidatos independientes. No ganarán pero pulverizan el voto azul.

De modo que el tema del Fiscal General es un pretexto. Lo que ellos quieren es pelearse. Hay al interior de ese partido muchos resentimientos y heridas que cicatrizaron mal y que con cualquier rasguño se abren. El último que quede de pie tendrá la nominación. Claro está que sus rivales, comenzando por el PRI, no ven con malos ojos la división e incluso la alientan, meten cizaña, llevan agua a su molino, es parte de su chamba.

El tema del Fiscal les cayó a los panistas en el momento en que comenzaron a repartirse cachetadas, podría ser una causa justa, de no ser porque el PAN votó a favor de la ley que decía que el Fiscal sería el titular de la PGR a través del método de “pase automático”. Que el tema del Fiscal General sea un pretexto para ajustar cuentas al interior del PAN, no lo hace menos importante. Se trata de una figura clave en la lucha contra la corrupción y la impunidad y para fortalecer el estado de derecho, que es nuestra única verdadera salvación. Para aguantar el temporal, la ley es el mejor paraguas. Si nos salimos de ese paraguas nos llevará el huracán. Por eso importa hacer un deslinde y no contribuir a la confusión. Los panistas están en pleno ajuste de cuentas y se les atravesó el tema del Fiscal, al cual están contaminando con su encono.


jasaicamacho@yahoo.com
@soycamachojuan

 

Imprimir

Comentarios