Gestación subrogada: ¿regular o prohibir? - Wendy Garrido Granada | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 05 de Septiembre, 2017
Gestación subrogada: ¿regular o prohibir? | La Crónica de Hoy

Gestación subrogada: ¿regular o prohibir?

Wendy Garrido Granada

Lisa es una mujer de Tabasco que gestó para Eduardo y David, una pareja de San Diego, California. Por diversas irregularidades por parte de la agencia decidieron continuar sin este intermediario, pero nunca firmaron un contrato. El bebé nació prematuro y con complicaciones de salud que requirieron costosos cuidados especiales. La pareja se negó a tomar cualquier responsabilidad al respecto. Para que el niño pudiera acceder a su seguro, Lisa y su esposo lo registraron como hijo suyo. Unas semanas más tarde, la pareja estadunidense se fue. Casi dos años después volvió, y con engaños y amenazas, obligó a Lisa a entregarle al niño. El menor recibió toda la atención médica gracias a Lisa y su familia. Ahora se desconoce su paradero y si está bien atendido.

Ésta es una de las historias que documentó el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) en su informe La gestación subrogada en México: resultados de una mala regulación, en el cual define la gestación subrogada como un contrato a través del cual una mujer acepta gestar para una persona o pareja que tiene la intención de fungir como padre(s) o madre(s) de la niña o niño nacidos de dicho embarazo. 

También expone los debates en torno a la gestación subrogada: si debe ser regulada o prohibida; la remuneración económica para la mujer gestante y la definición de quién o quiénes deben tener derecho a estos contratos.

La gestación subrogada es un tema complejo. Ha generado diversas discusiones en las que se plantean si gestar un hijo para otros es una nueva forma de explotación de la mujer, si las mujeres pueden decidir libremente gestar para otro. ¿Qué mujeres y en qué condiciones en específico aceptarían gestar hijos que no fueran suyos? ¿La gestación subrogada nuevamente reduce a las mujeres a vientres? ¿Promover la gestación subrogada podría generar mafias y trata de mujeres? Esta última pregunta es la que en lo personal más me preocupa.

Luego están las cuestiones acerca de que si una mujer debe recibir un pago o no, o si sólo las parejas heterosexuales pueden acceder a estos contratos. El periódico El País hizo un mapa interactivo de la gestación subrogada en el mundo, donde muestra la situación de algunos de los países que han legislado en favor o en contra de la práctica. Por ejemplo, en Rusia, las mujeres gestantes sí reciben pago, sólo las familias o parejas heterosexuales pueden acceder a la gestación subrogada y sus leyes sí contemplan que los extranjeros puedan realizar un contrato.

En México, la gestación subrogada ha sido regulada únicamente en dos estados: Tabasco y Sinaloa. Mientras que en Coahuila y Querétaro han incluido artículos contra la gestación subrogada. En los otros estados no existe ningún tipo de regulación. Sin embargo, el GIRE ha documentado que no han regulado correctamente y han generado casos como el de Lisa y muchos otros más. Al no establecer estatutos claros que permitan proteger tanto a los niños, como a las mujeres gestantes y los padres o madres.

Es fundamental que Sinaloa y Tabasco, los dos estados que ya abrieron sus códigos civiles, atiendan las recomendaciones realizadas por el GIRE y que los estados comiencen una discusión sobre la gestación subrogada. Que no existan normatividades en los estados no significa que en la práctica este fenómeno no suceda. No se puede negar o sólo prohibir algo que sucede. Más bien se tiene que atender y crear las condiciones para que ocurra siempre y cuando se defiendan los derechos humanos y eso sólo se logra con reglas claras.

Las otras cuestiones serán discutidas de forma más amplia en una próxima columna.

@wendygarridog

wengarrido@gmail.com

Imprimir

Comentarios