Carta al Dr. Mancera por caso de perros Golden - Marielena Hoyo Bastien | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 06 de Septiembre, 2017
Carta al Dr. Mancera por caso de perros Golden  | La Crónica de Hoy

Carta al Dr. Mancera por caso de perros Golden

Marielena Hoyo Bastien

DR. MIGUEL ÁNGEL MANCERA,

JEFE DE GOBIERNO DE LA CDMX

P R E S E N T E

Hola, Miguel Ángel, te saludo con afecto y también algo mortificada por distraer TU MOMENTO Y PRINCIPAL OBJETIVO, solicitando pongas atención hacia el mediatizado… que no politizado… CASO PERROS GOLDEN DE IZTAPALAPA, que para peor, además de tratarse de un injusto, ilegal y torpe procedimiento, ya contabiliza 3 muertos entre los cachorros (y a lo mejor, para hoy, ya los 5) incluidos en el “aseguramiento” que sumó a otros 33 ejemplares, de inicio estúpidamente trasladados al antirrábico de la zona, instalación que con todo y la “remodelación” que haya recibido, seguramente resguarda contaminación ancestral dado su objeto. De ahí que los pequeños, con apenas 42 días de nacidos —no destetados y resguardados específicamente porque apenas habían recibido su primera vacuna— no resistieran. Lo anterior, sin omitir el estrés que indudablemente les provocó el manoseo al que fueron sometidos y el mismo movimiento y escándalo suscitados y documentados en videos emitidos desde la propia Delegación implicada. Ahora, los perros adultos están reubicados -bajo el resguardo de la patológicamente maligna “denunciante”- en un predio ubicado en el Estado de Morelos, sin entenderse bajo qué autoridad y justificada razón de ese destino. La cosa es que…

Los hechos patentizan desconocimiento técnico sobre el manejo de los animales, y a la par ignorancia de las disposiciones legales para lo correspondiente, simple motivo que obligaría a que cualquier juez no corrupto rechazara la demanda desde el inicio, por errores de hecho y de derecho. Además, no se trata de un establecimiento que explique la intervención del INVEA, y tampoco, te recuerdo, contamos con regulación de uso de suelo para quienes tienen perros y formalmente los reproducen en su casa, que son impresionante mayoría. Asimismo, no hay disposición que determine el número de perros que pueden mantenerse dentro del hogar, y en cambio sí, la acusación por delito de maltrato animal… que no por deficientes instalaciones… obliga su fehaciente acreditación, empezando por el levantamiento, in situ, de un puntual inventario de los ejemplares —que incluya imagen y video individual— bajo la responsabilidad precisa de peritos expertos en la materia, lo que no sucedió y no podrán documentar, ya que el pecado de Javier fue solamente que los animales estuvieran sucios, porque contrario a la vieja escuela, en lugar de optar por mantenerlos enclaustrados para que permanezcan impecables, los deja ser perros y por lo tanto, como dignos Golden, retozar entre el lodazal en que se han convertido los jardines y patios capitalinos tras las tormentas más recientes. Sin embargo, es situación que se remedia con un simple baño y cepillado.

Por ello es que me parece desproporcional irse contra un criador cer-ti-fi-ca-do, con todo el derecho a serlo —nos parezca o no al sector protector— en lugar de buscar estrategias para terminar con los cientos de explotadores reproductivos de traspatio, que mantienen de por vida a las hembritas en atascados y míseros espacios, produciendo bebés cada 6 meses mientras aguantan.

Ahí tienes, incluso, como gobierno, un pendiente sobre EL TEMA en el Mercado Sonora, donde a diario se documentan un promedio de 30 cachorros enfermos, que son tirados por los mercaderes en la zona de basura tras de que no salieron a venta. Una compañera los recoge para que por lo menos no mueran ahogados en esa inmundicia.

Igualmente, fíjate que el procedimiento reclamado incluye tráfico de influencias y usurpación de funciones. La misma Delegada, pudiendo intervenir como autoridad administrativa, respaldada en un ordenamiento que le da la facultad, lo hizo más bien como autoridad judicial, encabezando un muy bien orquestado circo para hacer efectiva una cuestionable orden de cateo al domicilio que resguardaba a los canes, por cierto, propiedad absoluta y comprobable del economista Javier Fernando Gómez Segura, al que además de dejar sin casa debido a que se “preservó”, no le han admitido las constancias correspondientes, ya que al tratarse de perros de tan alta estirpe, cuenta con certificados que documentan su origen y títulos alcanzados, así como el microchip que portan, en este caso, los adultos.

A falta de espacio me despido por hoy, pero te continuaré la carta con otros detallitos de espanto. Ya verás…

A T E N T A M E N T E

Marielena Hoyo Bastien

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

 

Imprimir

Comentarios