¿Y la corrupción e inseguridad? - René Arce | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 06 de Septiembre, 2017
¿Y la corrupción e inseguridad? | La Crónica de Hoy

¿Y la corrupción e inseguridad?

René Arce

En esta columna hemos dejado constancia del reconocimiento a la capacidad que tuvo el gobierno de Enrique Peña Nieto para dialogar con dos de las principales oposiciones políticas del país (PAN-PRD) al construir el Pacto por México y aprobar, en los primeros días de su mandato, reformas estructurales que el país necesitaba para lograr un crecimiento económico, en un mundo en competencia, donde permanecer en el atraso es condenar a las futuras generaciones.

Indudablemente que, sin esas reformas, la caída severa de los precios del petróleo y la llegada amenazante de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos, hubieran vuelto vulnerable nuestra economía, posiblemente no se hubiera, ni siquiera, logrado ese dos por ciento en promedio de los últimos cinco años.

Por supuesto que el Informe Presidencial debe contener lo positivo que ha realizado el gobierno federal, sobre todo en un Quinto Informe se debe hacer el resumen de lo alcanzado según las metas originales. Qué bueno que creció el turismo internacional y nacional; que el país está dentro de los primeros ocho destinos que compiten por atraer visitantes; también es agradable escuchar que se ha construido más infraestructura en carreteras, hospitales, escuelas, etc.; que avanza la reforma educativa; que es más barata la telefonía y hay más competencia en varios sectores de la economía. Todo lo anterior no hay porqué menospreciarlo, por el contrario, como el mismo Presidente expresó, hay que ir hacia una economía más competitiva, un mercado más abierto y hacia una generación de empleos más cualificados y mejor pagados.

Pero las preguntas que se hacen la mayoría de los mexicanos son: ¿por qué no habló el Presidente de que, en cinco años el continuismo de la política del expresidente Felipe Calderón en materia de seguridad, sólo ha traído más muertos, mayor número de secuestros y pánico en muchas de las poblaciones del país?, ¿por qué continuar con una política de seguridad pública sólo efectista, para agradar a los “halcones” de la DEA, CIA y Departamento de Estado del gobierno norteamericano? Nadie hubiera creído hace cinco años, que el número de víctimas de la “guerra de Calderón” sería superado por otro gobierno, ahora los fríos números nos indican que esto ha sucedido.

No basta con culpar a los gobiernos estatales y municipales o al nuevo tipo de Juicio Penal, hay un problema de fondo, que es la impunidad y la política prohibicionista en materia de drogas y la negativa de hacer una realidad la cultura de la legalidad en todos los órdenes, lo que no será posible mientras el manto de la corrupción cubra todos los niveles de gobierno y de los tres poderes de la República. Ahí radica el otro tema omitido en el Informe. El elefante se paseó por todo el auditorio del Palacio Nacional, pero el Presidente no lo vio, o no quiso, deliberadamente, verlo. El país está agraviado por la “casa blanca”. Higa, OHL, Odebrecht, el socavón, los cientos de empresas fantasmas que cobran del erario sin ejecutar obras o entregar las adquisiciones adecuadamente; la indignación crece ante funcionarios como los Duarte, Borge, Moreira, Granier, Medina, Lozoya, etc.; además, es una provocación o burla pretender imponer como Fiscal General de la República a alguien que a todas luces es parte del grupo cercano a la figura presidencial, lo que aparenta tratar de impedir que en la próxima década se puedan investigar, de manera imparcial, todos los señalamientos de responsabilidades de una gran cantidad de servidores y ex servidores públicos.

Si el Presidente cree, o le hacen creer, que con un Informe que sólo resalte lo positivo, que con cientos de miles de spots va a lograr que la ciudadanía cambie su percepción negativa y su malestar hacia su gobierno, se ha equivocado. El mejor apoyo que la opción “populista autoritaria” tiene en nuestro país, es la omisión que sobre seguridad pública y corrupción quedó de manifiesto en este Quinto Informe.

 El PRI se está “ganando a pulso” el tercer o cuarto lugar en las elecciones del 2018.

Mail: renearcecirigo@gmail.com

Fb: René Arce

Web: renearce.com

Tw: @renearcemx

Imprimir

Comentarios