El sismo del jueves ‘empató’ al mayor de la historia en los registros del SSN | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 08 de Septiembre, 2017

El sismo del jueves ‘empató’ al mayor de la historia en los registros del SSN

Los movimientos telúricos no son predecibles, por lo que no hay que hacer caso a los mensajes alarmistas, dice Xyoli Pérez ◗ Piden expertos a la sociedad estar alerta ante posibles réplicas

El sismo del jueves ‘empató’ al mayor de la historia en los registros del SSN | La Crónica de Hoy

Oficialmente, el sismo registrado el jueves por la noche, con epicentro cercano a Pijijiapan, Chiapas, tuvo una intensidad de 8.2 grados, con lo que empató al mayor registrado en toda la historia del Servicio Sismológico Nacional, el cual fue medido en 1931, en Oaxaca. A pesar de esta gran magnitud o energía liberada, este temblor fue mucho menos mortífero porque el epicentro se localizó frente a las cosas de Chiapas,  en una zona con menor densidad de población explicó Xyoli Pérez Campos, directora del Servicio Sismológico Nacional (SSN).

En conferencia de prensa, la científica mexicana dijo que, al llegar a la Ciudad de México, la energía del sismo ya sólo tenía una quinta parte de la fuerza de desplazamiento que tuvo aquel sismo que se registró en 1985 y que dañó severamente esta entidad.

A pregunta expresa de Crónica, explicó que la onda sísmica tardó 135 segundos en viajar desde el epicentro —frente a las costas de Chiapas— hasta la Zona Metropolitana de la Ciudad de México. Gracias a esto, la alerta sísmica se activó con suficiente tiempo. Posteriormente,  también recordó que en caso de presentarse un sismo de esta magnitud frente a las costas de Guerrero sólo tardaría 80 segundos en llegar a la capital de la República. 

En la misma conferencia, Jorge Zavaleta Hidalgo, del Servicio Oceanográfico Nacional, confirmó que tras el sismo sí se registró un tsunami en las costas de Oaxaca, pero aclaró que las olas sólo alcanzaron una altura máxima de tres metros en estaciones de observación como en Huatulco y Salina Cruz.

Los expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que se reunieron con la prensa en el Instituto de Geofísica de esta institución llamaron a la población a estar alerta ante posibles réplicas del sismo del jueves por la noche pues, subrayaron,  todos debemos estar conscientes de que habitamos en una zona altamente sísmica.

Xyoli Pérez Campos puso especial atención en aclarar que los sismos no son predecibles, por lo que pidió no hacer caso a los mensajes alarmistas y apócrifos que circulan en las redes sociales y que advierten de un gran movimiento telúrico.

EPICENTRO MARINO. Los especialistas del Instituto de Ingeniería; del Servicio Sismológico Nacional y del Servicio Mareográfico Nacional, ambos a cargo del Instituto de Geofísica (IGf), informaron que el epicentro del temblor del jueves a las 23:49 horas se registró cerca de Pijijiapan, Chiapas, con una  intensidad de 8.2 grados en la escala de Richter.

En conferencia de prensa, Xyoli Pérez Campos explicó que hasta las 10:15 del viernes se habían registrado 266 réplicas; la más intensa ocurrió a las 00:17 horas, de 6.1 grados Richter, y 13 más, mayores a 5 grados.

“El sismo ocurrió en la zona del Istmo de Tehuantepec, y es posible que haya más réplicas que pueden alcanzar magnitudes de hasta 7 grados. La recomendación a la población es estar atentos”, dijo la especialista.

Pérez Campos expuso que México está en una región sísmica, en donde convergen las placas de Cocos y Norteamericana, lo que provoca constantemente estos fenómenos, la gran mayoría de ellos sin consecuencias.

Durante 2016, detalló, se registraron 15 mil 400 temblores, lo que habla de la sismicidad en el país.

Históricamente, añadió, se cuenta con un registro sísmico en el país desde 1910, año de la fundación del SSN, y desde entonces a la fecha éste es el segundo más intenso, junto con el registrado en 1932 en las costas de Jalisco-Colima, de 8.2 grados en la escala Richter.

Leonardo Ramírez Guzmán, de la Unidad Sismológica del Instituto de Ingeniería, detalló que pese a que se trata de uno de los movimientos telúricos más intensos, la percepción de su intensidad fue una quinta parte del ocurrido en 1985.

“Nuestras estimaciones indican que 50 millones de personas estuvieron expuestas al sismo o lo sintieron; de ellas, 38 millones lo percibieron de manera moderada”, subrayó.

Imprimir