Irma se ensaña con Cuba y deja estela de destrucción y 10 muertos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Septiembre, 2017

Irma se ensaña con Cuba y deja estela de destrucción y 10 muertos

El huracán golpeó con dureza la mitad del norte de la isla, incluida La Habana. Miles de turistas varados esperan ser repatriados. Raúl Castro prometió que la “Revolución no dejará a nadie desamparado”

Irma se ensaña con Cuba y deja estela de destrucción y 10 muertos | La Crónica de Hoy

El huracán Irma causó 10 muertos a su paso por las costas del norte de Cuba, donde dejó un reguero de destrucción hasta La Habana que supone un duro revés para la ya precaria economía de la isla, aunque el presidente Raúl Castro prometió que “la Revolución no dejará a nadie desamparado”.

Dos días después de que el ciclón se alejara de Cuba, el gobierno comenzó a evaluar los daños, y a pesar de que ya comenzaron las primeras labores de limpieza, aún hay miles de personas desplazadas de sus casas.

Daños sin cuantificar. Los daños materiales son ingentes y todavía no han sido cuantificados, pero el principal golpe para la isla se conoció ayer, cuando las autoridades castristas confirmaron la muerte de diez personas —4 mujeres y 6 hombres—, la mayoría por derrumbes de sus viviendas.

En La Habana fallecieron siete personas por derrumbes y electrocuciones y otras tres personas murieron en las provincias de Matanzas, Ciego de Ávila y Camagüey, también debido al desplome de sus casas, de las que se habían negado a marcharse.

“Han sido días duros para nuestro pueblo, que en solo pocas horas ha visto cómo lo construido con esfuerzo es golpeado por un devastador huracán”, dijo el presidente cubano, Raúl Castro, en un mensaje a la población publicado en toda la portada del diario oficial Gramma, en el que garantizó que ninguna familia cubana quedará “abandonada a su suerte”.

“Las imágenes de las últimas horas son elocuentes, como también lo es el espíritu de resistencia y victoria de nuestro pueblo que renace con cada adversidad”, declaró.

Castro anunció que la tormenta causó “severos daños” en Cuba, como “afectaciones en las viviendas y el sistema electroenergético”, del que dijo que era prioritario restaurar. Los daños que ha sufrido la agricultura también preocupan al gobierno ante un potencial desabastecimiento de los mercados.

Turismo dañado. También golpeó, dijo, a polos turísticos, como Varadero y los cayos de la costa norte, pero el presidente aseguró que esas zonas serán recuperadas “antes del inicio de temporada alta”, que arranca en noviembre.

Además, miles de turistas —al menos tres mil españoles y dos mil 800 británicos— se encuentran varados en La Habana, donde han confluido los visitantes evacuados de los cayos y Varadero, que no podrán comenzar a marcharse de Cuba hasta que el aeropuerto capitalino reanude sus operaciones, previstas para el mediodía de hoy martes.

Los hoteles se encuentran colapsados y se observan largas colas para conseguir alimentos y cambiar dinero, ya que por la falta de fluido eléctrico no funciona casi ningún cajero electrónico.

“El verdadero huracán comienza ahora”

Los habaneros comenzaron ayer a restañar las heridas provocadas por Irma, que provocó penetraciones marinas que devoraron el Malecón y anegaron varios barrios hasta casi 300 metros adentro.

Mientras sacaban de sus casas anegadas los dañados muebles, muchos miraban con temor las fachadas de los edificios, ya que al secarse bajo el intenso sol del Caribe, los más deteriorados pueden cuartearse y desplomarse.

“El verdadero huracán comienza ahora”, comentaban en las calles de La Habana Vieja, ante el temor de muchos de que el gobierno concentre la mayor parte de los recursos en recuperar la industria turística, segunda fuente de ingreso de divisas para el país, en vez de dar prioridad al penoso estado del parqué de viviendas de la capital y de todo el país.

Sólo en la capital fueron desalojadas 10 mil personas por el mal estado de sus casas.

Imprimir