INE y desorden - Sergio González | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 13 de Septiembre, 2017
INE y desorden | La Crónica de Hoy

INE y desorden

Sergio González

Sí, el viernes pasado ya inició el proceso electoral federal más grande de la historia de México. Sí, el mismo día habrá comicios federales en todo el país y comicios locales en 30 entidades federativas. Sí, será la primera vez que se aplicarán en una elección presidencial las normas constitucionales y legales derivadas de la reforma de 2014. Sí, habrá candidatos independientes y coaliciones nunca vistas.

Este año electoral propongo vigilar otro aspecto de entidad superlativa para la organización y calificación de las elecciones mexicanas que no atendemos suficientemente: la administración de los recursos públicos dedicados a ese fin.

El pasado 5 de septiembre, el Consejo General del INE conoció el informe previo de gestión de la Contraloría General correspondiente al primer semestre de este año. En ejercicio de sus atribuciones y de su misión de “Fiscalizar la gestión administrativa del INE, fortalecer su control interno y ejercer el poder disciplinario para inhibir y combatir la corrupción”, la Contraloría aplicó diversas auditorías a procesos institucionales, cuyos principales resultados resumo a continuación.

Aplicación de recursos fuera de la calendarización, lo que genera altos niveles de disponibilidad presupuestal y por ello, excedentes en cuentas bancarias, que ni se devuelven a los OPLES ni se enteran a la Tesorería de la Federación; muy elevados tamaño y costo de la estructura de personal, por falta de planeación; subutilización perseverante del sistema compraINE y por ello, un pobre control de adquisiciones, con frecuentes incumplimientos de entrega-recepción de bienes en cuanto a fecha, cantidad y calidad o precio sin penalización.

De 2016: el INE sigue sin usar adecuadamente el sistema COMPRAINE y por ello, la Subcontraloría Jurídica cuenta ya con un Informe de Presuntos Hechos Irregulares. Sobre el contrato para arrendar y administrar el parque vehicular, la Contraloría encontró irregularidades diversas y presentó una denuncia de hechos, pues el contrato ha implicado un elevado costo para el INE por precios unitarios altos y por servicios adicionales que no han sido plenamente utilizados.

De 2017: se detectaron 2,014 bienes robados o siniestrados que siguen en el inventario del INE; 2,074 bienes que no han sido asignados a ningún resguardante y 15,594 bienes que se encuentran bajo el resguardo de un solo servidor público, bienes que, además, no se localizaron. También se determinó que el INE ha retenido recursos excedentes en sus cuentas bancarias que debería haber enterado a la Tesorería de la Federación o devuelto a los OPLES y, al mismo tiempo, se detectaron recursos retirados de las cuentas de la institución por juntas locales y distritales, cuyo destino final no se conoce. Finalmente, se informó que hay 197 expedientes abiertos contra funcionarios del INE que omitieron presentar alguna declaración patrimonial.

Estos son asuntos graves que los Consejeros deberían estar revisando por ser los titulares del órgano superior de dirección. Quizá sea tiempo ya de crear una comisión de administración del Consejo General o una Secretaría Administrativa, o ambas cosas, para acortar los tramos de control. Si el INE ofrece elecciones íntegras, debería empezar por garantizar una administración íntegra.

gsergioj@gmail.com

@El_Consultor_

Imprimir

Comentarios