La gran estafa; quizá gran decepción - Rafael Cardona | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 13 de Septiembre, 2017
La gran estafa; quizá gran decepción | La Crónica de Hoy

La gran estafa; quizá gran decepción

Rafael Cardona

La magna trama de maquinaciones, desviaciones de fondos, triangulaciones y simulación de labores académicas en la cual se mezclaron universidades públicas de distinto prestigio y diversa condición, presentada hace días como uno más de los hallazgos de la prensa, puede comenzar a desvanecerse bajo el manto de la impunidad. 

Un caso: Hugo Manuel del Pozzo Rodríguez y Enrique Fichtl Becerra, cuyos datos ofreceremos después, podrían estar a un paso (si no lo han logrado ya) de la libertad bajo fianza y las normas del “debido proceso” y argucias similares. 

Si tal cosa se lograra, los procesados se quedarían nada más con sendas inhabilitaciones administrativas por dos décadas, lo cual es poco para la magnitud de sus delitos. Si usted no recuerda estos casos, le ofrezco una síntesis elaborada por “digitalmex.com.” 

“Luego de que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) publicó el informe correspondiente al año fiscal 2013 y 2014, la Universidad Autónoma del Estado de México inició una serie de acciones mediante sus órganos internos de control, encaminadas a establecer la participación de quienes habrían incurrido en la probable desviación de recursos con diferentes dependencias federales.

“Estas acciones concluyeron en dos denuncias ante la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en territorio mexiquense y la subsecuente inhabilitación por 20 años de dos ex servidores universitarios: Hugo Manuel del Pozzo Rodríguez y Enrique Fichtl Becerra. 

“Pese a estos hechos, documentados en diferentes medios de circulación nacional, como lo dedicó Reforma en su portada del 17 de agosto de 2015, en días pasados el portal electrónico Animal Político capturó la atención de la opinión pública al dar a conocer mediante la publicación titulada “La Gran Estafa”, un desvío millonario de recursos entre el gobierno federal y empresas fantasma, mediante el uso de ocho universidades públicas, donde una de las más afectadas en términos de imagen fue la UAEMex…

“…La denuncia de hechos interpuesta ante la delegación estatal de la PGR ocurrió en abril de 2015, durante la administración encabezada por Jorge Olvera García, a pocas semanas de que la ASF pidiera aclarar lo ocurrido en la última parte de la gestión del ex rector (2011-2013), Eduardo Gasca Pliego, donde se firmaron convenios con la Secretaría de Desarrollo Social y se comprometieron servicios con la SEP, Conaculta, Sagarpa y otras dependencias federales.

“Producto de dichas indagatorias judiciales, en febrero de 2017 fueron detenidos Enrique Fitchtl Becerra, director de Desarrollo Tecnológico, y el ex director de Recursos Financieros, Hugo Manuel del Pozzo Rodríguez, sin que a lo largo de su investigación, Animal Político revelará los ejercicios de transparencia de esta casa de estudios. La participación de los autores materiales en la probable triangulación de recursos públicos con las dependencias federales antes señaladas, son clave en el tema... 

“…Respecto al convenio celebrado con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), destaca en archivos, en poder de este medio, que fue signado el 15 de febrero de 2013, cuando aún despachaban en la UAEMex, Del Pozzo y Fichtl Becerra, ambos en la administración de Eduardo Gasca Pliego”.

AQUIMICHÚ 

Como la burrita, Aquimichú, para adelante y para atrás, anda, en los pasillos de San Lázaro, la iniciativa del diputado César Camacho cuya expedita formulación, para darles gusto a los panistas y los “300” (la ubicua sociedad civil organizada), quienes ayer llegaron a incorporar sus caprichos en la modificación del artículo 102 de la Constitución para conseguir un #fiscalquenossirva (a ellos, no a la nación) fue remitida a la Comisión de Puntos Constitucionales, no obstante haberse previsto como de urgente y obvia resolución. 

Lo único obvio,  aun cuando no se sabe si es urgente, es el secuestro de la fiscalía. El pretexto del pase automático fue sólo eso. La verdadera intención es hacerse de una herramienta propia al servicio de quienes sostienen económica y políticamente a las organizaciones “ciudadanas”, las cuales juegan sin riesgo y son en su bloque un partido político de altísima capacidad de intervención. 

En pocos días doblaron al Senado, le torcieron los brazos a la Cámara de Diputados y hasta la palabra del Presidente de la República obligaron a empeñar para darles gusto. Anaya simplemente vio la ola y se montó en ella como un genial surfista de Bora-Bora.

Su movimiento se cobijó bajo la fórmula del hash-tag #porunfiscalquesirva, cuando en verdad quieren algo más: #unfiscalquenossirva. Eso es todo y en la columna de ayer lo habíamos anticipado.

rafael.cardona.sandoval@gmail.com

elcristalazouno@hotmail.com

Imprimir

Comentarios