La charrería es oficialmente Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 14 de Septiembre, 2017

La charrería es oficialmente Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Ayer, la UNESCO otorgó el certificado a diversas organizaciones del país. “El charro se sigue considerando un símbolo de lo mexicano”, dice el vicepresidente del conservatorio

La charrería es oficialmente Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad | La Crónica de Hoy

Integrantes de asociaciones de charros de diferentes estados del país recibieron el certificado de la inscripción ante la UNESCO de la charrería, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En diciembre de 2016 el organismo emitió la declaratoria, nueve meses después, mujeres, hombres, niños y niñas, con trajes propios de la charrería, llegaron al Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología para recibir las reproducciones facsimilares del certificado.

Manuel Basurto García, vicepresidente del Conservatorio Nacional de la Charerría, señaló que el proceso para que la tradición ecuestre mexicana fuera incluida en la lista de la UNESCO, comenzó en 2010, cuando se percataron de las transformaciones en la sociedad mexicana:

“El charro se sigue considerando un símbolo de lo mexicano y en anteriores generaciones era reconocido por todos los sectores de la población; las generaciones actuales, ante el embate de nuevas imágenes y figuras, muchas de ellas externas a México, desconocen lo que somos y hacemos, por ello nuestro simbolismo empieza a diluirse”.

Basurto García reconoció que en las últimas tres décadas los cambios han sido más significativos y las tradiciones no quedan exentas de ellos, por lo que era necesario trabajar sobre la importancia de la charrería en México desde diferentes aristas, pero sobre todo para reproducir características regionales.

“La figura del charro también está dejando de ser útil para describir el supuesto sujeto social del país, ésta figura también debe servir para fines de modernización en el sentido de que, al ser parte de la cultura de México, promueva ideales y valores. La declaratoria no es un fin, es un medio, para que los charros y charras del país reflexionemos y dialoguemos, como también lo hagamos con las instituciones académicas, gubernamentales y las de las sociedad civil, y escuchemos de qué manera nos debemos de reconectar con la sociedad mexicana”.

El charro especificó que el diálogo deberá llevarse a cabo sobre la base de los principios de la UNESCO: igualdad, equidad y solidaridad. Además, hizo un llamado a su gremio para sentirse orgulloso de poder representar a México, pues “ahora ser charro es tener un compromiso por mejorar a nuestro país y al mundo”. 

CERTIFICADO. El fallo se dio en diciembre de 2016, en la undécima sesión del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, que se llevó a cabo en Addis Abeba, Etiopía.

Jorge Gutiérrez, subsecretario de Diversidad Cultural y Fomento a la Lectura de la Secretaría de Cultural federal, fue el encargado de entregar los facsimilares a miembros de la Asociación Nacional de Charros, la Federación Mexicana de Charrería, la Asociación de Charros de Morelia, Michoacán; la Asociación Charros Regionales de San Juan del Río, Querétaro, y la Asociación de Charros de Polotitlán, Estado de México, entre otras.

El funcionario indicó que con la declaratoria de La Charrería como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, México se coloca en el segundo lugar con mayor número de distinciones de este tipo, en América Latina y el Caribe, por lo que se trabaja en la Comisión de Patrimonio Cultural Inmaterial

De acuerdo con el funcionario, dicho organismo tendrá la misión de identificar, registrar, reconocer, difundir, valorar y salvaguardar el patrimonio intangible de México, así como la creación de un Conservatorio de la Charrería.

En representación de Nuria Sanz, directora de las oficinas en México de la UNESCO, estuvo Alma Lara, quien dijo que “en la memoria colectiva de la sociedad mexicana” están presentes las figuras de los charros y Adelitas arriba de una caballo, con sombreros, zarape lazo y pistola; sin embargo, no sólo esas características no fueron las únicas que hicieron posible la declaratoria.

“Se encontró que trascendiendo el lugar común, era necesario desentrañar el entramado simbólico de la tradición charra para que se entendiera que detrás del sombrero, el caballo, y la suerte con el lazo, pues hay una larga historia por contar, una narrativa cuyos componentes forman una compleja y excepcional ecuación cultural”, concluyó Alma Lara.

Imprimir