Semana de Clásicos - Carlos Horta Martínez | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 19 de Septiembre, 2017
Semana de Clásicos | La Crónica de Hoy

Semana de Clásicos

Carlos Horta Martínez

Tratándose de Clásicos, no importan las estadísticas, y menos cuando se trata de calentar un Clásico Nacional de Liga, cuando hay dos Clásicos de Copa como estimulante.

Antes del América-Chivas del próximo sábado en el Azteca, capitalinos y tapatíos enfrentarán a Cruz Azul y Atlas, respectivamente, en una semana de duelos entre acérrimos.

Pero este Clásico de Clásicos tiene un plus, con los técnicos de ambas escuadras, que acumulan éxitos en este tipo de juegos. Entre ambos suman 16 victorias, 4 empates y 3 derrotas, cuando se trata de los partidos que el Piojo ha dirigido con América frente a Chivas, Pumas y Cruz Azul, que son 9 triunfos, 3 igualadas y 4 derrumbes, mientras que el resto del conteo incluye los del Pelado al frente del Rebaño ante las Águilas y el Atlas.

Las únicas derrotas de ambos técnicos en Clásicos de Liga se dieron en duelos entre Chivas y América, la del Piojo en el Apertura 2012 por 3-1 y la de Almeyda en el Clausura 2016 por 2-1.

Llega el América-Chivas en medio de ausencias que inhabilitan a Edson Álvarez para este juego por lesión y una tarjeta roja margina a Miguel Samudio, mientras que con el actual campeón de la Liga MX, los números no son su mejor aliado. A ocho puntos y diez escalones, Guadalajara ve en América el fin o el principio de su ansiedad de Liguilla. Necesita 16 unidades de las 24 en disputa.

Una derrota en el Azteca sería la abdicación del campeón vigente, digan lo que digan las matemáticas, pero si el resultado esta de lado del Rebaño, en un escenario que le sienta bien en los tiempos de crisis, no sólo la aritmética será generosa con ellos, sino que los impulsará y los llenará de fuerza para el resto del torneo.

Pero antes, tendrán que afrontar la supervivencia en la Copa MX. Al América puede no importarle, al ser una competencia que ofrece mucho menos que la Liga, pero Chivas, campeón defensor, no puede arriesgar el pellejo.

 

CANELO PROTAGONIZÓ “LA GRAN ESTAFA”. Que abucheen a una estrella mexicana en Las Vegas les dice lo que sucedió en la T-Mobile Arena el 16 de septiembre.

Canelo, sobrado al final del combate, al decir que ganó entre 7 y 8 asaltos, es de lo normal, dado que peca de soberbia. Pero que la jueza Adalaide Byrd haya visto un 118-110 no tiene otro nombre que robo.

Con lo sucedido en el ring era casi imposible el robo, y concedieron el empate. Ganan todos con el negocio. Y la revancha está cantada. Más millones y más gente estará a la expectativa de la Canelo-GGG II, aunque no les guste el boxeo.

Lo único positivo que puedo decir del Canelo, es que ha crecido su defensa, su movimiento de cintura sorprendió.

La decisión dañó a GGG, pero más dañó al boxeo y al propio Canelo. Si le siguen regalando, siempre será cuestionado.

Golovkin ganó por dos o tres puntos. El jab hizo la diferencia. Canelo no pudo evitarlo. Probó la pegada del kazajo y casi siempre estuvo a la defensiva.

Una máxima del boxeo es que el retador debe ganar claro para destronar al campeón, y eso no fue lo que sucedió.

La parte positiva para el kazajo es que conservó su invicto, sus cinturones y la posibilidad de otro grandísimo cheque, esto último algo que con ningún otro peleador podrá alcanzar.

 Mail: carloshorta2345@gmail.com

Twitter: @Hortattack

Imprimir

Comentarios