“¿Saben de mi hijo?, ¡Karina, estoy buscando a Karina, trabajaba en el segundo piso!” | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 20 de Septiembre, 2017

“¿Saben de mi hijo?, ¡Karina, estoy buscando a Karina, trabajaba en el segundo piso!”

Decenas de personas quedaron atrapadas al colapsar el edificio número 286 de Álvaro Obregón en la colonia Roma. Elementos de Protección Civil y militares acordonaron la zona

“¿Saben de mi hijo?, ¡Karina, estoy buscando a Karina, trabajaba en el segundo piso!” | La Crónica de Hoy
Aspectos del edificio colapsado en las calles de Laredo y Ámsterdam en la colonia Condesa debido al terremoto de 7.1 grados Richter.

El sismo de ayer hizo colapsar el edificio del número 286 de Álvaro Obregón, en colonia La Roma. Se desplomó completamente. Los seis pisos del inmueble dejaron decenas de personas atrapadas.

Elementos de Protección Civil, y elementos militares del plan DN III E acordonaron las inmediaciones del edificio, para encargarse del rescate de los civiles de entre los escombros.

Gritos, pánico y llanto eran constantes. “¿Saben de mi hijo?, ¡Karina, estoy buscando a Karina! Trabajaba en el segundo piso”, decían los amigos  de la chica desaparecía, mientras trataban de contactarla en su celular. No lo lograron.

Como ellos, decenas de familiares rondaban el lugar desesperados ante la caída de las líneas telefónicas y la ausencia de información sobre lesionados.

Dos extranjeras ofrecieron su celular para realizar llamadas o lanzar mensajes de texto.

Una fuga de gas era evidente, lo que hacía más difícil la labor de rescate a cargo de los militares con brazaletes del DNIII.

Paramédicos improvisaron camillas. Empezaron a aparecer algunos rescatados. Una mujer de unos 30 años iba en la camilla, mojada en su propia sangre. Una ambulancia estacionó y la llevó hacia algún hospital.

Alguien improvisó un listado con el nombre de lesionados que fueron llevados a hospitales y otros colgaron carteles en los que había un solo nombre con la leyenda “Rescatado”. Era la primera información que los familiares y amigos tuvieron.

Vecinos de la Roma mostraron su solidaridad, llegaron al lugar con material de curación, gasas, vendas, alcohol, lámparas, agua, papel y comida. También llevaron palas, picos, gatos hidráulicos y mesas para apoyar a los elementos del ejército.

Una fuente que se encontraba enfrente del edificio fue convertida en hielera para mantener frescos los alimentos y el agua portados por los vecinos. Ese fue el punto donde surgió el primer centro de acopio para los víveres. 

En una reunión de los coordinadores de Protección Civil se habló de decenas de muertos en sólo ese lugar y seis atrapados. El ir y venir de ambulancias continuó durante la tarde. Habrá que esperar la  cifra oficial de muertos por el derrumbe.

Mientras tanto, los rescatistas trataban de allegarse lámparas. La noche será larga para ellos.

Imprimir