Apelamos a la solidaridad mexicana - Ma. del Rocío Pineda Gochi | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 20 de Septiembre, 2017
Apelamos a la solidaridad mexicana | La Crónica de Hoy

Apelamos a la solidaridad mexicana

Ma. del Rocío Pineda Gochi

Como un mal presagio, 32 años después, un sismo de 7.1 grados vuelve a lastimar a la sociedad mexicana, con lamentables pérdidas humanas. Aún no logramos terminar la estrategia para reconstruir los daños y las casas de miles de familias oaxaqueña y chiapanecas, tras el pasado sismo de mayor magnitud,  y hoy se suman al luto nacional la Ciudad de México, Morelos, Puebla y el Estado de México con más de cien personas muertas —según cifras preliminares— e incontables daños materiales.

Ante esta gran catástrofe, los mexicanos debemos tocarnos el corazón y solidarizarnos con nuestras hermanas y hermanos mexicanos que necesitan nuestra ayuda y de nuestras manos. Si algo nos caracteriza es el sentido de unidad nacional ante cualquier embate de la naturaleza o cualquier ataque a nuestra patria. La adversidad, nos ha dejado buenas lecciones y enseñanzas, y sobre todo, ha movido nuestras fibras sensibles para ayudarnos entre sí y salir avante.

Este momento nos conmina a unirnos en un solo México. El gobierno y la sociedad estamos llamados a apoyar incondicionalmente a los afectados, para minimizar los daños, pero sobre todo, evitar más muertes humanas.

Amamos a nuestro país y a su gente, confiamos en la solidaridad y la hermandad que nos une y nos mueve. Hoy nos toca a todos ayudar, y cualquier acción o iniciativa suma, porque juntos somos imparables.

Hagamos brigadas, coordinemos el tránsito ágil, demos aportaciones económicas y en especie, donemos víveres, cobijas, abrazos y consuelo. Dejemos el encono, el enojo y la crítica oportunista, no es momento de hablar o tener algún mérito, sólo es momento de acciones objetivas y de ayudar.

Después habrá tiempo para reconstruir, reflexionar y planificar sobre cómo afrontar de mejor manera estas situaciones. El megasimulacro nos preparó de alguna manera, y seguramente salvó muchas vidas.

Por ello la importancia de la cultura de la prevención. Tendremos que discutir sobre la eficiencia  de los mecanismos para la atención de este tipo de crisis, y la vigencia de la propia Ley de Protección Civil.

 La coordinación institucional entre los tres niveles de gobierno, los fondos para la atención de desastres, pero sobre todo, los presupuestos para la cultura de la prevención. Vivimos en una zona altamente sísmica y debemos estar preparados para ello.

No hay excusa para actualizar los atlas de riesgo, las normas de construcción, los protocolos y medidas de Protección Civil. Si bien estamos limitados ante el poder de la naturaleza, no debemos subestimar la eficacia de tener políticas contingentes y normas precisas en la materia. La experiencia internacional demuestra que se pueden salvar miles de vidas y minimizar los daños.

Pero todo ello puede esperar un tiempo. Lo que no puede esperar son las personas heridas, aquellas que no tienen techo y comida. Las que perdieron todo su patrimonio, las que necesitan consuelo por alguna pérdida humana. Las que aún no encuentran a sus familiares, las que requieren de un medicamento.

Ningún gobierno puede solo, necesita de su gente. Como en el sismo del 85, como en los huracanes e inundaciones, como pasó hace unos días en Chiapas y Oaxaca. Como en nuestra independencia, en la revolución y en la expropiación petrolera, saquemos la casta y el orgullo nacional, y demostremos de qué estamos hechos. El mayor orgullo de nuestra patria es ser solidarios, y hoy es tiempo de serlo con nuestras hermanas y hermanos mexicanos. ¡Apelamos a la solidaridad, a la unidad nacional y al amor por México!

Senadora de la República

Michoacán de Ocampo

@RocioPinedaG

Imprimir

Comentarios