La crisis nuclear coreana, en manos de dos “locos” | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 22 de Septiembre, 2017

La crisis nuclear coreana, en manos de dos “locos”

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

La crisis norcoreana derivó en la última semana en ataques e insultos personales entre sus dos protagonistas, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, que agrava aún más la crisis nuclear que inquieta al resto del mundo.

Trump, que durante su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU amenazó con la “destrucción total” de Corea del Norte si mantenía su desafío nuclear, arremetió ayer directamente contra el líder norcoreano, Kim Jong-un, a quien calificó de “loco” y de quien dijo “no le importa matar a su pueblo de hambre”.

Bomba de Hidrógeno. La respuesta del líder absoluto del régimen comunista no se hizo esperar y aseguró que él personalmente “domará con fuego al desequilibrado y viejo chocho americano”.

“Ahora que Trump me insultó a mí y a mi país ante los ojos del mundo, barajamos una repuesta al más alto nivel”, que estará “más allá de sus expectativas”, advirtió ayer Kim, sin especificar cuál sería su respuesta.

Poco después, el ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong-ho, aclaró sobre esa “respuesta al más alto nivel” que “podría tratarse de la más poderosa de las detonaciones de una bomba H en el Pacífico”, un paso mucho más grave que la detonación de la bomba de hidrógeno que hizo bajo tierra hace un mes.

En cualquier caso, explicó el jefe de la diplomacia norcoreana la represalia final que se tome “será la ordenada por el líder Kim Jong-un”.

“Pelea de guardería”. Ante el peligroso espectáculo montado por Kim y Trump, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, dijo que ambos líderes actúan como una “pelea de guardería entre niños”.

Por su parte, el vocero de Vladímir Putin, Dmitri Peskov, reiteró que la única salida posible es la diplomática.

“Estamos convencidos de que no hay otra alternativa a la solución político-diplomática del problema norcoreano. Cualquier otra decisión no es posible, podría provocar consecuencias indeseables o incluso catastróficas”, aseguró.

Según Peskov, “en Moscú estamos muy preocupados por la escalada de tensión en la península coreana, en relación con el intercambio de declaraciones bastante fuertes y amenazantes”.

Imprimir