Amargo “Distante instante”: El sismo, en el homenaje a Rockdrigo González | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 23 de Septiembre, 2017

Amargo “Distante instante”: El sismo, en el homenaje a Rockdrigo González

Especial. El cantautor Pedro Sandoval conmemoraba el aniversario luctuoso del cantante tampiqueño, en el Metro Balderas cuando sucedió el sismo

“Si tuviera ilusiones, si existieran razones, locuras, mentiras, pasiones / no habría necesidad de pasarme por horas bebiendo en cantimploras de esta gris soledad, de esta eterna ansiedad”, justo el cantautor Pedro Sandoval interpretaba estos versos del tema “Distante instante”, junto a la escultura de Rockdrigo González, en el metro Balderas, cuando comenzó el sismo de 7.1 grados que azotó a la capital del país y algunos estados al rededor.

Este momento pudo ser grabado en un video que se transmitía en vivo la tarde del pasado martes 19 de septiembre, cuando el músico rendía homenaje a la memoria del cantautor tampiqueño que fue víctima del terremoto de 1985, a la edad de 35 años y que junto a músicos como Jaime López y Rafael Catana, fue el principal promotor del llamado Colectivo Rupestre.

El acto conmemorativo a Rockdrigo, fue organizado por el Colectivo El Cerrojo y consistía en la interpretación de un par de temas junto a su estatua, en Balderas, y posteriormente un concierto de hora y media, en la estación del metro Chabacano donde se encuentra el Mural del rock, en el  que aparece el emblemático músico al que se recordaba.

“En la música estuvimos José Luis Galindo y yo, cantamos una rola cada quien. Hubo palabras y una lectura de poesía. Habíamos terminado la participación y ya era momento de trasladarnos a Chabacano cuando la gente pidió otra canción y yo me quedé a cantar ‘Distante instante’, una de las emblemáticas”, expresó el cantautor Pedro Sandoval, en entrevista telefónica con Crónica, desde su casa en Toluca al recordar el momento.

“En las primeras estrofas, alguien gritó ‘¡está temblando!’, de hecho quien lo hizo parecía emocionado porque ocurría en el momento del homenaje a Rockdrigo que murió en el terremoto del 85”, recordó el músico de 39 años, quien se encontraba junto a la figura de González con su guitarra acústica en la misma posición, con su cabellera larga y con un rostro de desconcierto al escuchar el grito de temblor.

“… Si pudiera borrarme, esos viejos recuerdos, que como viles cuervos arrancan ya mis ojos / dejando mis despojos entre historias hirientes, igual de indiferentes… al amor y a las gentes”, siguió cantando con más velocidad y nerviosismo al mismo tiempo que la intensidad del sismo aumentaba.

En el video que está publicado en su página de Facebook, se puede apreciar como algunos asistentes se tomaron del hombro de la escultura de Rockdrigo para no perder el equilibrio ante el movimiento telúrico, y también se aprecia a Pedro Sandoval tratando de mantenerse en pie al momento que las luces del pasillo se hacen intermitentes y su novia, quien grababa el video en vivo, pierde el equilibrio y hace malabares con el encuadre.

“No sé qué pasó por mi cabeza, en un principio nos pareció un temblor más tranquilo, de esos que no dejan mayores daños. Yo seguí con la canción en el momento y no sabía qué hacer, yo estaba en la negación porque me parecía muy improbable que justo en la misma fecha de hace 32 años se repitiera un temblor. Yo seguí tocando y la gente se distraía, pero al aumentar la intensidad del temblor la gente no supo qué hacer tampoco”, explicó Sandoval a propósito de cómo vivió el momento.

“Todos comenzaron a voltear a todos lados, la cosa iba muy en serio. Mi novia estaba grabando el video y cuando la vi, ella no se podía sostener. Como era una transmisión en vivo se perdió la señal muy pronto. Mi instinto fue que la función debe continuar y yo seguí mientras los policías tocaban el silbato para decirle a la gente que no corriera, porque empezaron a entrar en pánico”, añadió.

“Si te hubieras quedado, si me hubieras pedido que quemara el sonido de ese viejo pasado…”, fue la parte que siguió de la canción y en la que se detuvo la grabación. La parte que seguía también tenía una ironía que bien podría tener una connotación con un sentido más trágico como el que se ha sentido los últimos días la capital del país: “No estuviera aquí metido, ahogando mis entrañas arañando el olvido inconfuso y perdido”, continúa la canción.

Pedro Sandoval explicó lo que pasó después de que se interrumpió el video: “El público que estaba con nosotros esperaba que yo hiciera algo, y como seguí tocando, ellos también decidieron quedarse. Fue un momento alucinante, porque la gente no podía mantenerse de pie, y la estatua de Rockdrigo bailaba con nosotros, de hecho el sismo continuó hasta el final de la canción”, comentó.

“Cuando terminó el tema, las personas se acercaban conmigo con lágrimas en los ojos a gritar sobre lo asombroso que fue. Le dimos palmadas a la estatua de Rockdrigo, como si nos hubiera hecho una travesura manifestándose. Fue emotivo darnos cuenta que al final, los que nos quedamos estábamos a salvo”, dijo.

Este momento ocurrió ante un aproximado de 25 a 30 personas que habían escuchado los dos números programados, el primero en voz del mismo Sandoval que fue una mezcla de “Los intelectuales” y “Hoy yo no sé”, luego su compañero José Luis Galindo cantó “El asalariado”, además hubo unas palabras conmemorativas de Alexander Bernal, en representación del colectivo El cerrojo y el poeta Fernando Romero, recitó algunos versos de su libro Sonetos para levantar el vuelo, dedicado a los músicos del movimiento rupestre y trovadores.

Pese a la intensidad del momento, al terminar el acto en Balderas, continuaron con la logística y se trasladaron al metro Chabacano, “cuando tomamos la vía en que se ve Tlalpan, comenzamos a ver los ríos de gente y algunas fachadas derribadas. Aun así nosotros no dimensionamos en ese momento y nos pareció una reacción normal de evacuación. Vimos algunas cosas en redes sobre lo que pasaba en las escuelas y edificios caídos y con eso también había incredulidad, estábamos en negación”, comentó el músico.

“El concierto se llevó a cabo. En nuestra inconsciencia realizamos el homenaje, sin embargo, pensamos que si hubiéramos sabido lo que pasaba realmente, no hubiéramos tenido ánimo para hacerlo. Hubo muchas participaciones, duró casi hora y media y cerramos todos los músicos con un palomazo juntos”, dijo. A la cita acudieron poco más de 70 personas, aún y cuando la ciudad ya estaba en estado de alerta.

Los músicos participantes además de Pedro Sandoval fueron José Luis Galindo, Valeria Carrillo, Jesús Alvarado, Jonatan Díaz, Miguel Ramírez, Edgar Ruciles, así como el dueto Plan de Acción conformado por Rogelio Martínez y Alexander Bernal; y los poetas Fernando Romero y Janet Bizarro.

El concierto no cerró con “Distante instante”, pero en las últimas palabras de su letra también se puede interpretar un mensaje emotivo para el estado de conmoción de la sociedad capitalina: “Si volviera el amor, si tuviera un hermano, un amigo, un sueño en la mano / moriría ese dolor de buscar el calor en el cruel laberinto de este vaso de alcohol de estas calles sin sol”, dice la canción, mientras cientos de voluntarios unen fuerzas en medio de la devastación.

 

Imprimir