La ultraderecha se cuela en la fiesta de Merkel | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 24 de Septiembre, 2017

La ultraderecha se cuela en la fiesta de Merkel

La canciller germana logra cuarto mandato para continuar ejerciendo como líder de facto de Europa y contrapeso de Trump. Ultras de Alternativa para Alemania son tercera fuerza

La ultraderecha se cuela en la fiesta de Merkel | La Crónica de Hoy
Angela Merkel, ayer en la sede de la CDU en Berlín tras su triunfo electoral.

La canciller alemana y líder cristianodemócrata, Angela Merkel, ganó ayer sus cuartas elecciones generales en una jornada marcada por el hundimiento socialdemócrata y la irrupción como tercera fuerza del Bundestag (Parlamento) de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

Según las proyecciones de las cadenas públicas de televisión a las 12 de la noche, hora local, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera lograron el 32.9 por ciento de los votos, una pérdida de ocho puntos respecto a hace cuatro años, pero aún así, doce más de los que obtiene el Partido Socialdemócrata (SPD).

Bajo el liderazgo del expresidente del Parlamento Europeo Martin Schulz, los socialdemócratas encajaron su peor resultado en unas generales desde la Segunda Guerra Mundial, con apenas el 20.5 por ciento de los votos.

Mientras, el discurso radical ultraderechista de AfD recibió el apoyo del 12.9 por ciento de los electores, según esas proyecciones, evidenciando el rechazo de parte importante de la población a la acogida en Alemania de más de 1.3 millones de refugiados, sobre todo sirios, desde 2015.

Es la primera vez que una formación de ese espectro entra en el Bundestag desde los años 50 y, aunque ya tenía escaños en 13 de las 16 cámaras regionales del país, la presencia a escala federal multiplicará su resonancia y su financiación pública.

A pesar del júbilo de sus simpatizantes reunidos en la sede de la CDU en Berlín, Merkel admitió que hubiera deseado “un resultado mejor” y se comprometió a “reconquistar” de los votantes de AfD.

EL SPD SE DESCARTA. Por lo que respecta a la formación de gobierno, Schulz, en un día que calificó de “difícil y amargo”, consideró que el mandato que le habían dado los votantes era situarse al frente de la oposición, tras cuatro años gobernando junto a Merkel en gran coalición. Aún así, el exlíder europeo descartó dimitir como jefe del SPD.

Los socialdemócratas volvieron a ser víctimas de la gran coalición, fórmula que ya habían ensayado con Merkel en su primera legislatura, entre 2005 y 2009, y que les había llevado a su peor resultado electoral hasta entonces, el 23 por ciento.

OPCIONES LIMITADAS. De este modo, Merkel se ve obligada a buscar un inédito tripartito a nivel federal con los liberales del FDP y Los Verdes, dos formaciones con programas en muchos puntos antagónicos y que lograron el 10.7 por ciento y el 8.9 por ciento de los votos respectivamente.

El líder de los liberales, Chrstian Lindner, rechazó dar por hecha la alianza, pues el FDP recuerda que tras gobernar junto a Merkel en su segunda legislatura quedaron fuera del Bundestag en los siguientes comicios.

Se da por descartado que la alianza CDU/CSU intente alcanzar un acuerdo que incluya a Die Linke (La Izquierda), que cosecharon otro escaso 9.2 por ciento de sufragios.

Imprimir