¿Qué fue de ti, Frida Sofía? - Juan Manuel Asai | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 25 de Septiembre, 2017
¿Qué fue de ti, Frida Sofía?  | La Crónica de Hoy

¿Qué fue de ti, Frida Sofía?

Juan Manuel Asai

De sus paredes cuelgan mapas detallados de ciudades imaginarias.

Me hice, como millones de televidentes, una imagen clara del rescate de la niña Frida Sofía de los escombros del Colegio Rébsamen de la zona de Villa Coapa. Ahí estaban, en mi imaginación, los rescatistas de la Marina con los brazos en alto, dando saltos de alegría, mientras la niña emergía de las entrañas de la bestia negra hacia la luz. Casi podía escuchar la voz entrecortada de la reportera, que a pesar de su eficaz trabajo profesional, a la hora del rescate era una chica emocionada hasta las lágrimas por la hazaña. Los hombres, que no lloramos ni en defensa propia, no podríamos contener el nudo en la garganta. Me imaginé tarareando el “Cielito Lindo”, ¡canta y no llores!, feliz por una noticia buena, diría espléndida, en el marco de la tragedia colectiva. Pasaron las horas y a pesar de los esfuerzos Frida Sofía se resistió a salir de los escombros. No acudió a la cita. Nos dejó esperando. Nos merecíamos su rescate. ¿Qué fue de ti?

Partidos pobres, dirigentes millonarios. Los sismos trajeron al altiplano un puñado de políticos dispuestos a pasar de la abundancia a la mendicidad. No ellos, claro, los partidos que presiden. Ellos son millonarios y lo seguirán siendo. Uno tiene cientos de taxis, otra posee propiedades en Miami, el otro presume de suegros acaudalados y uno más, que navega con bandera de pobre, posee un rancho con nombre altisonante en Chiapas. Los que tendrán que ir por ahí boteando, limpiando parabrisas o haciendo el número de tragafuegos en los semáforos son sus partidos, porque ellos, los dirigentes, quieren renunciar al 100 por ciento del dinero público de las prerrogativas para, de ahora en adelante, rascarse con sus propias uñas. Donarán el dinero de las prerrogativas a los trabajos de reconstrucción. Una de dos: tienen un corazón de oro que no habían mostrado o son unos oportunistas sin remedio. Como sea, hay que tomarles la palabra antes de que se arrepientan.

A patadas. Al delegado en Xochimilco lo corrieron a patadas de la comunidad de San Gregorio. Los habitantes le pagaron así años de abandono. Los ha dejado a su suerte. El delegado se concentra en la grilla, ya sea con la CNTE o con la banda que impulsa a la Sheinbaum para que sea jefa de Gobierno. Está en todo menos en las necesidades de la gente, le valen. Muchos creen que grilla y servicio público son sinónimos, pero no. Por eso se apersonó en la zona y tuvo que salir corriendo. Los ánimos están muy caldeados. La distancia entre la población y la clase política crece, es cada día más grande. ¿Qué ocurrirá cuando pase el temblor? Muchos saldrán del sismo convertidos en cascajo político.

La alerta sísmica. En la pésima racha del mes de septiembre ha emergido con nitidez que el sistema de alertamiento temprano es la mejor noticia de las últimas décadas en materia de prevención contra sismos. Es, en buena medida, producto del talento de ingenieros e instituciones mexicanas. Está probada. Ha demostrado una y otra vez sus bondades. Lo mejor de todo es que puede mejorarse y extenderse en el corto plazo.

Chimalpopoca. Autoridades capitalinas, del gobierno central y de la delegación, deben una explicación inmediata de lo que estaba ocurriendo en el edificio colapsado. Rescatistas que trabajaron en la zona aseguran que empresarios judíos y taiwaneses tenían ahí un foco de trabajo esclavo. ¿Hicieron en sus empresas el simulacro de las 11:00 horas el 19 de septiembre?

jasaicamacho@yahoo.com

@soycamachojuan

Imprimir

Comentarios