Y todavía les quedamos a deber - Marielena Hoyo Bastien | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 27 de Septiembre, 2017
Y todavía les quedamos a deber | La Crónica de Hoy

Y todavía les quedamos a deber

Marielena Hoyo Bastien

Realmente no se puede calificar sino como una auténtica

 desmesura, majadería, abuso y hasta desatino, dadas las

condiciones actuales del país, el trámite de Dictamen que

ayer promovieron, al estilo aquelarre, las Comisiones

Unidas de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de

Estudios Legislativos del Senado de la República, para dar

paso libre rumbo al Pleno, al cuestionadísimo proyecto de

Ley General de Biodiversidad impulsado ¿por Ninfa

Salinas?

El amplio rechazo a esa iniciativa simple y

 sencillamente les valió.

Por eso… por su petulancia, soberbia y sordera es que

ya no los aguantamos, y no entienden.

En cambio, bien y de una vez por todas se comprendió la enorme valía, entrega y necesidad de primer orden que son y significan para nuestro bienestar y sobrevivencia los animales de compañía, y muy particularmente los perros de asistencia, entre los que por supuesto se ubican FRIDA y congéneres rescatistas, animales todos a los que por cierto Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la CDMX, y Manuel Granados, Consejero Jurídico, les deben un reconocimiento extra, mismo que les pueden otorgar publicando a la brevedad posible la reforma a la Ley de Protección a los Animales que los incluye de manera especial, recordándole al primero su promesa de impulsar el proyecto hasta verlo impreso en la Gaceta Oficial, al tratarse, además, de un trabajo elaborado mancomunadamente entre el Ejecutivo y la sociedad civil, sin omitir señalar asimismo para el segundo, que como mandamás que fue en la Asamblea Legislativa, conoce el peso de un ordenamiento votado unánimemente, debido a su nobleza. Solo que… de ello ya pasaron más de dos años, por increíble que parezca, así como también…

¡Jijos!... ya transcurrieron cinco meses desde aquel 9 de abril en el que conocí a la destacadísima miembro de nuestra Armada, la hoy famosísima FRIDA. Ello, durante un evento organizado por José Ramón Amieva, titular de la Secretaría de Desarrollo Social, precisamente para dar a conocer la admirable y muchas veces imprescindible labor de estos caninos en sus diferentes facetas. Al ser FRIDA presentada por su manejador, de inmediato di cuenta de que cautivó a propios y extraños tras verla tan seria y formal portando su uniforme de LA MARINA, y su ya característico equipo. Supe desde entonces que esta perrita rompería esquemas y corazones, mayormente ahora, al haber quedado a la vista general su labor como rescatista, dejando ver que estos animales van más allá de lo posible; a lo mejor hasta tienen plena consciencia de que la concentración en su marcaje puede hacer LA DIFERENCIA entre salvar una vida o señalar un cadáver, que aun así, permitirá a sus deudos realizar el consabido duelo. Dios bendiga a estos canes, que para mayor gloria desarrollan su trabajo con plena alegría. Y para quien lo dude, quedaron documentados los rabos de los perros españoles, que adiestrados bajo método específico van tras lo que van, sin dejar incertidumbre sobre su actuación. Y así como estas criaturas están también los perros-escucha, los guías para personas invidentes, los perros enfermeros o detectores y aquellos de apoyo emocional tan necesarios especialmente para personas solas o adultos mayores. Pero…

Más allá de la admiración que causaron los ejemplares buscadores, está la emoción de ver que al igual y con el mismo cuidado, sin importarles el riesgo, rescatistas locales y foráneos atendieron a los animales atrapados, para los cuales también hubo cortesías especiales una vez a salvo, ya que valiéndole las críticas sanitarias, nuestro Jefe de Gobierno abrió toooodos los albergues para que las personas afectadas y con necesidad de tenerlos a su lado, los pudieran conservar. Fue así que se pudo palpar la importancia que estas criaturas tienen para la tranquilidad de quienes lo perdieron todo y que hoy su motivo de vida es reencontrarse con su gato, perico, tortuga, gallo o perro. Tal fue el caso de un adulto mayor residente del edificio colapsado en la calle de Escocia, cuya gatita CAMILA quedó encerrada en su departamento. Gracias a su tenacidad, maravillosamente acompasada por la de la protectora Claudia Díaz y compañeros, la minina ya está de nuevo con su querido amigo. Historias sobran. Espacio no. Las iré abordando…

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios